AP

Washington, EE. UU.- El doctor Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de EE. UU., dijo que Estados Unidos prácticamente ha registrado un “aumento vertical” de casos nuevos de Covid-19, que ahora promedian 400 mil casos al día, y que las hospitalizaciones han aumentado también.

“Definitivamente estamos en medio de una oleada y un repunte muy grave en los casos”, dijo. “La aceleración de los casos que hemos visto no tiene precedentes, ha ido mucho más allá de cualquier otra cosa que hayamos visto antes”.

Fauci dijo estar preocupado de que la variante ómicron abrume al sistema de atención médica de Estados Unidos y cause una “gran alteración” en otros servicios esenciales.

Lee también: Detectan en Israel el primer caso de “Flurona” combinación entre gripe y Covid

“Cuando digo una gran alteración, sin duda se verán tensiones en el sistema y con el sistema me refiero a las personas con cualquier tipo de trabajo… sobre todo en trabajos críticos para que la sociedad siga funcionando normalmente”, advirtió Fauci y agregó: “ya sabemos que hay reportes de departamentos de bomberos, departamentos de policías en diferentes ciudades de que 10, 20, 25 y a veces el 30% de las personas están enfermas”. 

A medida que la variante ómicron del Covid-19 se extiende por todo Estados Unidos, los principales funcionarios federales de salud contemplan añadir una prueba negativa a con sus restricciones de aislamiento de cinco días para los estadounidenses asintomáticos que contraigan el coronavirus, declaró el domingo el principal asesor médico de la Casa Blanca.

El doctor Anthony Fauci dijo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) analizan ahora incluir la prueba negativa de coronavirus como parte de sus pautas después de haber recibido un considerable “rechazo” a sus recomendaciones actualizadas de la semana pasada.

Trabarán con el 25% en Reino Unido

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha pedido a los responsables de organismos del sector público que hagan “planes de contingencia” ante la posible ausencia de hasta un 25 % de la plantilla por contagio de covid, informó este domingo la Oficina del gabinete del Gobierno.

Los directivos deben hacer “preparativos sólidos” ante el “peor escenario” y anticipar tener que cubrir bajas de un 10, 20 o hasta un 25%, sobre todo en sectores donde no se puede trabajar desde casa, como la Sanidad o la Educación.

El Ejecutivo teme el efecto en la fuerza laboral de la variante ómicron del coronavirus, que es más transmisible —aunque se cree que sus síntomas son más leves— y por tanto aumenta el número de personas en confinamiento.

Más información: Argentina comienza a aplicar el polémico ‘pasaporte covid’

El Reino Unido ha registrado en los últimos días récords de contagios, hasta casi 190 mil diarios en Nochevieja —las cifras no se actualizan con la frecuencia habitual por los festivos—, aunque algunos expertos indican que pronto podría alcanzarse el pico.

Como parte de las medidas para contener la propagación de la ómicron, el ministro de Educación, Nadhim Zahawi, ha pedido hoy que los estudiantes de secundaria lleven mascarillas en las clases a su regreso del receso navideño en Inglaterra, donde hasta ahora solo era obligatorio en las zonas comunes (las otras regiones del Reino Unido aplican sus propias medidas).

También ha prometido suministrar 7 mil purificadores de aire para instalar en zonas con mala ventilación, pero los sindicatos educativos consideran que es insuficiente pues hay al menos 300 mil aulas en la región inglesa.

Estas medidas estarán vigentes hasta el 26 de enero, aunque se espera una revisión en torno al día 4.

Pero en Holanda protestan

Miles de personas en Holanda desafiaron una prohibición de reunirse y protestaron en una marcha por Ámsterdam contra las medidas de confinamiento del gobierno holandés para tratar de frenar los contagios de Covid-19.

Un pequeño grupo de manifestantes se enfrentó brevemente con la policía antidisturbios mientras los agentes trabajaban para despejar a la multitud de la Plaza de los Museos según una orden del alcalde de Ámsterdam, Femke Halsema. Los reporteros en el lugar vieron al menos una persona siendo detenida.

El gobierno local había prohibido la protesta, alegando que la policía tenía indicios de que algunos manifestantes planeaban participar “preparados para la violencia”. El municipio emitió después una orden de emergencia para que las personas desalojaran la Plaza de los Museos y la policía antimotines marchó por el césped para despejar la zona, enviando a los manifestantes a calles aledañas.

Te puede interesar: Europa, Estados Unidos y Latinoamérica tiemblan ante ómicron

Antes de que la policía interviniera, algunos participantes desplegaron un letrero que decía “Menos represión, más atención” cerca del Museo Van Gogh. Un grupo de personas con overoles blancos y mascarillas sostenían letreros, incluido uno que leía: “No es por el virus, es por el control en un lado y “Libertad” en el otro. Una persona caminó entre la multitud portando una bandera de “Trump 2024″.

Las tasas de infección por coronavirus han disminuido de forma gradual desde hace semanas en Holanda, que volvió a implementar medidas de confinamiento en noviembre y las reforzó durante las fiestas de fin de año.

ac