Internacional

Estudios de ADN confirman que un hombre violó y embarazó 4 veces a su hija

Redacción

Argentina.- La justicia de Argentina reveló este martes que estudios de ADN confirmaron que Hugo Víctor Aguirre, de 57 años, violó y embarazó cuatro veces a su propia hija, de 32 años, víctima desde los 9 años.

Las pruebas fueron mandadas hacer por el fiscal Juan Pablo Bañosa, encargado del caso de Natalí. Luego de once meses el Instituto Médico Legal de Rosario confirmó “en un 99,9 por ciento”  los cuatro hijos son de Aguirre.

Fuentes del Ministerio Público a Infobae, esperan otro estudio genético: un hisopado que se le practicó a la víctima que podrá comprobar la última violación supuestamente cometida por su padre.

23 años de abuso sexual

Natalí declaró en enero de 2020 que la primera vez que su padre abusó de ella fue cuando apenas tenías 9 años de edad, ya había tocado sus partes íntimas, y no dijo nada porque la amenazó con hacerle daño.

El primer ataque relató que se subió al asiento del ciclomotor de su padre y fue con él hasta un pajonal, que quedaba cerca de su vivienda, donde la arrojó al suelo y la violó. El hombre la amenazó de muerte y le dio dinero.

El primer embarazo

A los 13 años Natalí despertó una mañana con mareos y vómitos,  su madre preocupada la llevó a un centro médico, donde tras practicarle algunos exámenes descubrieron que estaba embarazada.

La madre no lo podía creer porque sabía que su hija no salía, no tenía un noviecito, nada. El hombre la obligó a mentir. Nació una niña, quien actualmente tiene 19 años.

Dos años después nació un niño, y el hombre volvió a obligar a su hija a mentir. Los otros dos nacieron en menos de diez años.

El acusado tiene otras hijas, quienes lo apoyaron en su audiencia y trataron a su hermana de mentirosa.

Estudio confirma que hombre argentino embarazó 4 veces a su hija. / Fotografía: Medios locales.

Aguirre, en prisión preventiva, es acusado de los delitos de “abuso con acceso carnal agravado por ascendencia”, “promoción de la corrupción de menores, amenazas” y “tenencia ilegal de arma de uso civil”, con los que, según la justicia de Argentina, podría enfrentar una pena de 35 años de prisión.

*Con información de Debate

AC

Otras noticias