Redacción

Bolivia.- El pasado martes en la Universidad Pública de El Alto ocurrió una tragedia: varios alumnos cayeron de un cuarto piso, de los cuales, siete fallecieron.

La muerte de Raúl Quellana, Genio Esteban, Raúl Yerko, Daniel Rodríguez, Anahí Chipana, Eloida Soza y Etania Roque se le atribuye a la negligencia de la escuela.

Unos días antes se les convocó a una asamblea en las instalaciones, a pesar de que en el país aún hay restricciones de reuniones masivas por la pandemia.

De acuerdo a declaraciones hechas por propios estudiantes a medios de comunicación en Bolivia que recibieron la solicitud en la que se les citaba a una reunión el 2 de marzo a las 8 de la mañana en donde se les tomaría asistencia y les darían a conocer la situación de la institución.

El gancho para obligarlos a asistir fueron las becas, pues de no atender la convocatoria, se les retiraría el apoyo.

Nos chantajean con las becas, con eso de que nos van a ayudar“, dijo una alumna.

Los estudiantes eran de diversas áreas fueron llamados al patio de la Universidada.

Los de Educación estábamos obligados a ir a esa asamblea, no era de ésta área, pero igual a mi amigo lo han obligado a ir, lo llamaban a cada rato para decir que tiene que estar, que tiene que estar y ahora mi amigo está muerto“, contó.

Lee más: Mueren cinco estudiantes al caer de un cuarto piso de la Facultad de Economía

Los alumnos y amigos de las víctimas mortales exigen a las autoridades de la universidad dar la cara por lo ocurrido.

Por su parte, el área legal de la escuela dio a conocer que colaborarán en las investigaciones, pues tras los hechos se abrió una carpeta.

Además anunciaron que se harían cargo de los gastos funerarios de los fallecidos y de pagar la hospitalización de los heridos.

@katherineandreaco6

minutos antes de que suceda el accidente #upea

♬ sonido original – Katherine Andrea Con

dm