Conecta con nosotros

Opinión

Estrictamente personal

El pantano de López Obrador

Periodico Correo

Publicado

En

El pantano de López Obrador

Culiacán, desabasto de medicinas y feminicidios, es la trilogía de fenómenos que ha sacudido al presidente Andrés Manuel López Obrador y de la cual no se puede salir. Al contrario. Como en un pantano, entre más rápido nada, más se hunde. Su último discurso, machacando que detrás de la convocatoria para el paro nacional de mujeres hay “mano negra” y está organizado por “conservadores”, es patético, reflejo solo de la incomprensión de asuntos públicos que no procesa salvo en el marco de su racional reduccionista y maniquea. La realidad lo está arrollando porque no sabe afrontarla, mientras su administración se llena de contradicciones.

La más visible fue la de su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, que primero apoyó a la convocatoria de las mujeres y después se cambió de bando, en respaldo a una convocatoria antídoto de la primera. El presidente justificó que ella tenía su propio criterio, lastimándola más: ¿qué buen criterio cambia 180 grados en cuestión de horas? No era un asunto de criterio, como mal explicó el presidente, sino de realineamiento político. Pero tampoco eso saben hacer. El mejor ejemplo, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, al ridículo auto denigrante para apoyarlo: si hay paro, habrá tentaciones entre las mujeres de lavar platos. Su capacidad intelectual ha quedado en entredicho.

Parecería como si el gobierno se empezara a caer en cachitos. El muro es grande y fuerte, pero ya se le ven los hoyos por todos lados. En la semana que terminó, tan peor como las anteriores, el jefe de Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, lo tuvo que descalificar públicamente ante inversionistas para apelar a que inviertan. “Dejen la ideología en su casa”, les dijo inútilmente. ¿Alguien lo escucha? La ideología es lo que impregna el discurso de López Obrador, e impacta la gestión eficiente en su administración.

Paseo de la Reforma fue bloqueadoen la semana por padres de víctimas del VIH, porque no hay medicamentos, y los padres de los niños con cáncer se levantaron indignados de una mesa de negociación en la Secretaría de Gobernación porque les mintieron que sí había. López Obrador acusa a las distribuidoras de medicinas del desabasto, que en efecto no distribuyen, pero no por sabotaje, sino porque no hay medicinas qué distribuir. El gobierno canceló compras, por órdenes de López Obrador desde el año pasado, y personas de varias edades con cáncer y sida están en riesgo de morir por una política de austeridad que, como admitió Romo, es “calcutiana”.

Todos los temas le están brincando al presidente y generando crisis. Junto con la convocatoria se dio la cancelación de un acuerdo para apoyar a pacientes con cáncer de mama, que lo metió en otro problema aún sin resolver plenamente, y el cese del director del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, una eminencia mundial a quien López Obrador señaló como eminencia sólo en corrupción, en un ataque infundado –hasta que prueben lo contrario-, ruin, y cuyo único antecedente público es la queja de que no tenían medicamentos, como decía el gobierno que había. La represión y purga contra quien protesta, la marca de la casa.

Es un gran estudio de caso el de López Obrador y sus decisiones: un país lleno de desigualdad, corrupción en las más altas esferas y crecimiento mediocre, empeoró en un año. ¿Cómo lo hizo? No ha resuelto lo primero, y ha añadido agravantes en su gestión por causas aún sin explicación clara. La empatía con criminales y desdén con las víctimas, es un patrón de comportamiento. A los presuntos feminicidas de Fátima los mantuvieron casi 48 horas en prisión sin que hubiera orden de aprehensión, pero a Ovidio Guzmán López, el hijo de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, lo dejaron libre el 17 de octubre en Culiacán, porque no tenían orden de aprehensión. No extraña que el embajador de Estados Unidos, Christopher Landau, regañara hace unos días al secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, porque las muchas reuniones que han sostenido no llevaron a resultados. “Es francamente deprimente”, le dijo. “Esto no puede seguir así”.

El presidente ha pasado de estar muy enojado, a también estar preocupado, de acuerdo con personas que han platicado con él recientemente. Tiene razón en estarlo, pero debería de ocuparse también. López Obrador cree que gobernar es pararse hora y media en la mañana en una comparecencia pública y dar un reporte de gasolineras, de medicamentos, de llevar a miembros del gabinete a que muestren algunas de las cosas que están haciendo. Pero también se sube a la montaña rusa a responder preguntas relevantes e intrascendentes, críticas y zalameras, a denostar y difamar, a pelearse y a retar, como si fuera una pelea en el lodo donde él es igual a todos.

No lo es. López Obrador es el jefe del Ejecutivo mexicano, con la responsabilidad de gobernar un país y para todos los mexicanos. Su misión no es pelearse diariamente con quien sea –hasta con su propio equipo a veces-, ni pensar que si todos van en sentido contrario a él, quien tiene el problema son los demás, no él. López Obrador es presidente de la República, no un pandillero. Debe actuar en consecuencia y gobernar, que es el mandato que tiene.

Los muros de su gobierno se van a colapsar de seguir la dinámica de ausencia de autocrítica, sin filtros y confrontación. Si revisara objetivamente lo sucedido en las últimas semanas, dentro y fuera de Palacio Nacional, vería la urgencia de actuar diferente a como lo ha venido haciendo. No se le pide que regrese a las formas del pasado, sino que haga un gobierno eficiente, incluyente y competente. Un presidente profesional, con un gobierno profesional. Es lo que se necesita.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Opinión

En sentido contrario

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

En sentido contrario

Andrés Manuel López Obrador siempre ha hecho, salvo excepciones, lo que dice. Por lo tanto hay que creerle que el próximo domingo, cuando anuncie qué tipo de política va a llevar a cabo para apoyar la recuperación económica, excluya estímulos fiscales para el sector privado, refuerce la recaudación, obligue a las empresas a no reducir su plantilla ni a rebajar salarios –aunque él si lo vaya a hacer en el gobierno-, y se enfoque en la salud, el bienestar y el empleo. “Van a ver cuántos empleos vamos a crear”, enfatizó el jueves en su comparecencia pública matutina, en la parte más enigmática del compromiso, y pidió que no se compare a México con otros países –porque su “transformación” es única-, por lo que no recurrirá a recetas del pasado. Las cosas están claras. Será a su modo.

En materia de salud, está preparando el camino para anunciar la fase tres de la pandemia del coronavirus, aunque ya está previsto, por decreto, que el gobierno pueda tomar posesión de todos los hospitales y clínicas privadas que necesite para afrontarla, a costa, como ha dejado ver, de los propietarios, que probablemente tendrían que subsidiar los costos de operación. En materia de bienestar, lo ha señalado varias veces en días pasados, se mantendrán los programas sociales y la entrega directa de recursos, mediante el financiamiento de los contribuyentes. La creación de empleos probablemente la focalice en el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas. De ahí su afirmación que esta crisis de salud llegó en el mejor momento para fortalecer su “Cuarta Transformación”.

La apuesta de López Obrador por la recuperación desafía todo, a la economía y a las políticas de estímulos en el mundo. Es el único país que no prevé estímulos para el sector privado, aunque les aprieta fuertemente el pescuezo. Piensa que la única forma que puede subsidiar los programas sociales es obligando al sector privado a financiarlos, y como va a tener que seguir pagando impuestos y hay una amenaza política en caso de que quieran ajustar sus nóminas, es probable que muchas empresas cierren. Si esto sucede, dejará la recaudación y se secará la máquina clientelar en la Secretaría del Bienestar. Podría recurrir al déficit fiscal, pero no lo hará; en lo profundo de su corazón hay un neoliberal indómito.

En su cabeza debe tener la solución, y mucho beneficiaría a los mexicanos que estuviera en lo correcto. Los expertos, sin embargo, tienen otros datos. Una gráfica elaborada por Bloomberg con datos del Banco Mundial, la consultora Eurasia, el Consejo Mundial de Turismo, el Laboratorio sobre el Crecimiento de la Universidad de Harvard y ‘Lancet’, la revista especializada en ciencia, analizó las vulnerabilidades económicas, la capacidad política y la preparación del sistema de salud en 38 países.

México se encuentra en el sótano dentro, sólo menos peor que Irán. Si bien en la parte de los sistemas de salud todos los países latinoamericanos, salvo Perú, se encuentran mal preparados para enfrentar el Covid-19, Bloomberg coloca a México en una de las situaciones más desventajosas de ese grupo de naciones, sólo por encima de Argentina, que se encuentra en el fondo, junto a Irán. Italia y España, las naciones europeas más afectadas hoy en día por el coronavirus, superan ampliamente a México en su capacidad sanitaria. Francia, que está mejor que ellas dos, rebasó ayer las cinco mil 300 muertes por el coronavirus.

López Obrador es visto con una capacidad política limitada. Si alguien lo observa en México de manera cosmética, esta consideración parece fuera de lugar. Pero si se analiza su papel este año, donde fue rebasado por la protesta del desabasto de medicinas, por el movimiento feminista y por su manejo en la crisis del coronavirus, la consideración ya no luce disparatada. Mientras López

Obrador ha caído en las últimas encuestas publicadas alrededor de 10%, los gobernadores del norte del país, que reaccionaron primero para frenar el contagio del coronavirus, aumentaron su nivel de aprobación.

Los gobernadores le han quitado liderazgo, no se sabe si efímero o duradero, pero por el momento lo han rebasado. Varios líderes en el mundo que estaban mal en las encuestas, como el presidente Donald Trump, o el presidente francés, Emmanuel Macron, han repuntado sus niveles de aprobación como resultado del manejo de la crisis del Covid-19. La respuesta negativa que va teniendo López Obrador en forma creciente por parte de la población, muestra que sus márgenes políticos se han venido reduciendo ante lo que ven un mal manejo de la crisis de salud.

En materia económica, México está en mejores condiciones que Argentina, pero detrás de Brasil, Chile, Colombia y Perú, dentro del grupo de los países latinoamericanos. Está menos preparado para enfrentar la crisis que los países africanos que muestra la gráfica –Egipto, Nigeria y Sudáfrica-, y sin acercarse siquiera al potencial que le ven a las naciones europeas más afectadas por el coronavirus hoy en día. Ni siquiera la sociedad comercial con Estados Unidos y Canadá, que están en el bloque de 14 naciones mejor equipadas para salir bien de la crisis, impacta positivamente sobre las posibilidades mexicanas.

La gráfica muestra las consecuencias de lo que ha hecho López Obrador en sus primeros 16 meses de gobierno en materia económica –el decrecimiento-, en el tema de salud, donde sobresale su proclividad a destruir un sistema de salud sin sustituirlo por algo real, y su ineficacia en resolver el tema de la seguridad. El ve una realidad distinta, pero los datos no mienten. Ya veremos el domingo si hay una rectificación, aunque el escepticismo es enorme. Pensar en México como lo hizo este jueves, no convence mas que a su clientela política, insuficiente para darle la vuelta al rumbo que lleva el país.

Continuar Leyendo

Invitado

Nerviosos por Herrera

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Nerviosos por Herrera

Para explicar el nuevo marco macroeconómico contenido en los Pre-Criterios Generales de Política Económica 2021, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ofrece hoy una conferencia telefónica a analistas nacionales y extranjeros. La conversación estará a cargo del subsecretario Gabriel Yorio, a quien lo acompañará el economista en jefe, Alejandro Gaytán, y el titular de la Unidad de Crédito Público, José de Luna. Nos cuentan que algunos analistas están nerviosos porque en los últimos días no se ha sabido nada del titular Arturo Herrera, pero les han pedido serenidad, pues ya lo podrán ver este domingo cuando se presente el programa contracíclico, al que le ha dedicado todo su tiempo.

SCT: cartita a gobernadores

Ante la emergencia sanitaria, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de Javier Jiménez Espriú, junto con la de Gobernación, envió un oficio pidiendo a los gobernadores que si por favorcito permiten que las empresas de telecomunicaciones tengan acceso para instalar, operar y dar mantenimiento a infraestructura de telecomunicaciones y radiodifusión. Las firmas que ofrecen telefonía e internet han pedido desde hace años que no les impongan impuestos ni cobros inusuales para instalar redes de telecomunicaciones en los municipios. Sin embargo, ahora es apremiante que les den oportunidad de hacer instalaciones para que la gente no se quede sin comunicaciones frente al Covid-19.

Trump se cuelga la medalla

El precio del barril de petróleo mexicano repuntó ayer 51.27%, su mayor alza porcentual para un solo día cuando menos desde 1996, para venderse en 16.05 dólares. El repunte se dio ante la posibilidad de que Rusia y Arabia Saudita lleguen a un acuerdo para recortar la producción de crudo. Los precios se desbocaron luego de las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien presumió que logró el acercamiento entre Arabia Saudita y Rusia para recortar equilibrar los mercados. En su cuenta de Twitter, el mandatario afirmó que habló con Mohamed bin Salmán, príncipe heredero saudí, quien a su vez llamó al presidente ruso Vladimir Putin, y señaló que era factible esperar un recorte de 10 a 15 millones de barriles diarios en la producción.

Continuar Leyendo

Héctor Andrade Chacón

Como anillo al dedo

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Como anillo al dedo

Por: Héctor Andrade Chacón 

Sólo una delirante cabeza podría pensar que el sufrimiento de más de un millón de personas en el mundo y más de 50 mil muertos, que incluyen a los más de mil 400 contagiados y 37 fallecidos mexicanos, por la pandemia de COVID-19, junto a sus enormes, negativas e históricas consecuencias económicas, pueden caer como “anillo al dedo” para apuntalar su proyecto (4T) que la realidad y los errores desmoronan a pedazos.

Comentario hecho al momento de desacreditar que el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, haya dejado en claro que, en el mejor de los escenarios, el pronóstico sobre el Producto Interno Bruto será de una contracción de un rango entre -3.9 y 0.1%. Vaya, el hombre trata de ser optimista ante lo que ve, pero con una dosis de realidad para mandar un mensaje de seriedad a la población y sobre todo a quienes mueven la economía.

En su refutación, el prohombre sentado en la silla del águila argumenta, como si el Secretario de Hacienda y sus especialistas fueran unos aprendices, que ese cálculo fue hecho en un momento donde “no hay normalidad económica”.

Resultó muy perspicaz el presidente de la República, porque de esas variables parece que no tenían ni idea los hombres y mujeres de la SHCP y sus asesores de múltiples agencias. Pero él sí, el hombre totalmente Palacio Nacional, logra ver el bosque más allá del árbol.

En 2019 apostó, literalmente, por un crecimiento del PIB del 4 por ciento, luego del 2 por ciento, finalmente por el crecimiento y en todas falló. Perdió la apuesta. Navegó a contracorriente de todos los cálculos de los especialistas (él no es especialista) diciendo que siempre tenía otros datos. ¿Cuáles? Nadie sabe de ellos. Aunque podría sospecharse que se refiere a lo que le dicen las personas felices, felices, felices que, asegura, es la verdad nacional.

Además, no está dispuesto a ceder un centavo al sector privado para estimularlo ante la inmovilidad económica a la que obliga el combate a la epidemia del COVID-19.

Si no le gustó el pronóstico de Hacienda, menos le habrá agradado saber que el banco británico Barclays prevé una contracción de la economía mexicana de un 5 por ciento durante 2020. O peor aún, la advertencia de que la economía mexicana sufrirá una caída de 8 por ciento en 2020, impactada por la contracción histórica de su principal socio comercial, Estados Unidos, quien a su vez registrará un desplome de 6 por ciento, según proyectó Bank of América Securities.

Pero vamos, seamos optimistas, el mascupano tiene mejores elementos de análisis para darnos confianza de que todos estos cálculos son erróneos y que México será como su abrumado Tabasco, un edén.

El embate contra las empresas 

Para Andrés Manuel López Obrador, sector privado equivale a empresarios ricos y poderosos, muchas veces delincuentes de cuello blanco a los que saluda al igual que lo hace con familiares del narco.

Craso error. Concedemos que las grandes empresas que han obtenido grandes utilidades por años bien podrían hacer un esfuerzo a favor de la nación, pero la inmensa mayoría de las empresas son medianas, pequeñas y micro y sobre todo están en estas dos últimas clasificaciones. Son la clase media y son los que generan la mayor cantidad de empleos en el país, 20 millones de trabajadores dependen de esas empresas, de acuerdo con INEGI. Empresarios con y sin conciencia social, pero que tienen en sus manos empleos y producción.

Hoy han hecho un último esfuerzo el sector empresarial organizado y los asesores económicos de López Obrador para convencerlo de que necesita dar un vuelco a sus ideas y actuar para apoyar a empresas y trabajadores, con incentivos de todo tipo, como ha hecho el resto del mundo. El domingo sabremos si algo cambió, cuando se anuncien los nuevos estímulos económicos, pero podemos prever que el ligero aumento a los precios del petróleo le harán creer que vamos de gane.

Del secretario de Hacienda, no es la primera vez que el presidente refuta sus análisis, ni la segunda, ni la tercera. Pero esta es de las más graves. Y otra vez parte de la sinrazón, del cálculo del ojo de buen cubero que desprecia la técnica que no entiende. Cada vez son más fuertes los rumores de que es pronta la salida de Arturo Herrera; apenas en julio pasado salía Carlos Urzúa de la SHCP por razones similares, porque no entiende que no entiende. ¿Dos secretarios de Hacienda en año y medio?

Por cierto, entre esos abominados empresarios, en León ya se prepara la reconversión de algunas de ellas para fabricar 15 mil respiradores que ayuden a sobrevivir a los pacientes más afectados por el coronavirus. Canacintra trabaja en ese proyecto nacional de un crispado sector privado.

Guanajuato libra su propia batalla económica

La semana cierra con aspectos interesantes de la economía para los guanajuatenses. El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo parece articular más esfuerzos para respaldar al sector productivo y para ello se ha hecho de aliado al exgobernador y exsecretario de Desarrollo Económico, Héctor López Santillana, hoy alcalde de la ciudad más poderosa económicamente de la entidad, León.

En la Perla del Bajío se ha dispuesto un paquete de apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa donde de proporcionará financiamiento por mil 300 pesos por cada trabajador que sea sostenido en su empleo tras la emergencia nacional. Además, las empresas deberán comprobar que no despidieron, antes de esta medida, a la mitad de su plantilla.

Las medidas del Gobierno del Estado siguen siendo insuficientes para el tamaño de la planta productiva local, frente a lo hecho en otros estados, sobre todo. Pero se sabe que ya se analizan más estímulos, porque lo que se viene será durísimo.

Hondo caló entre quienes tienen esta responsabilidad, saber que, por ejemplo, ya hay datos duros sobre la caída de ventas de automóviles en Estados Unidos y México, lo que afectará profundamente la cadena productiva del clúster automotriz guanajuatense. Los próximos meses serán complicados.

La tarea fundamental que debe soportar los esfuerzos gubernamentales en materia sanitaria, económica, social y política, es evitar hasta donde sea posible, ante esta gran crisis, la ruptura social. Hay que ver lo sucedido en otros países, empiezan a hacer agua en este apartado: sus sociedades se fracturan.

En la mira de quienes dirigen el estado, debe estar la atención emergente y sensible a la población y con altura, ver la reconstrucción necesaria.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario