Conecta con nosotros

Opinión

Estrictamente personal

Quemando las instituciones

Periodico Correo

Publicado

En

Quemando las instituciones

El presidente Andrés Manuel López Obrador requiere que urgentemente alguien en su equipo de arme de valor, se empape de ética institucional y a riesgo de que sea enviado a la congeladora, por contrariarlo, tiene que ayudarlo, ayudar a su gobierno, y ayudar al país. Tiene que pedirle que deje de hablar ya de lo bueno que hizo en Culiacán y alejarse por completo del tema de seguridad, dejando a sus colaboradores el manejo de la crisis en la que se encuentra, y desaparecer de las conferencias de prensa a los secretarios de la Defensa y la Marina, general Luis Cresencio Sandoval, y almirante Rafael Ojeda. En el primer caso, si no se sale de la crisis, la crisis lo devorará; en el segundo, va a seguir maltratando su imagen y con ella, la de la institución.

Las Fuerzas Armadas son lo mejor que tenemos. Gracias al trabajo social desarrollado por décadas, el Ejército se mantiene en lo alto de la buena percepción ciudadana, mientras que la Marina, por el éxito de sus operaciones especiales, es altamente reconocida. Durante varios años, personas con renombre dentro de Morena, algunos muy cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador, se dedicaron a destrozar la institución a partir de los abusos, excesos o corrupciones cometidos por militares de diferentes rangos, sin distinguir entre las personas y la institución. Los intentos de demolición han sido derrotados hasta ahora, cuando por la puerta de atrás, el presidente está reavivando el debate.

Que los dos jefes militares aparezcan regularmente en los mensajes de la derrota, aunque la retórica pretenda ser de victoria, con discursos que son defensivos y con declaraciones vitriólicas contra gobiernos anteriores, sin asomo de autocrítica real sobre lo que hicieron y dejaron de hacer en este gobierno, automáticamente está asociando al Ejército y la Marina con los yerros cometidos por los civiles, cuando, en el caso de los soldados, obedecieron las órdenes del único que puede dárselas, el comandante supremo de las Fuerzas Armadas, que es el presidente de la República.

El general Sandoval ha dicho desde el primer momento que la estrategia seguida en Culiacán el jueves pasado, no tuvo el consenso del gabinete de seguridad. Se puede argumentar que quienes estuvieron en contra de la estrategia fueron los militares, pero obedecieron lo que mandó el presidente. Este quiebre dentro del gabinete de seguridad, nunca expuesto por uno de los afectados, tuvo como secuela la difusión de dos videos de la Secretaría de la Defensa, en donde dejan claro que los militares cumplieron su misión. Por tanto, quienes no la completaron –entregar al capturado, Ovidio Guzmán López a la DEA-, fueron los civiles.

La ruptura interna debe preocupar al presidente, quien el lunes reconoció al Ejército, pero se le olvidó hacer lo mismo con la Guardia Nacional, que se supone no es militar sino civil, que oficialmente fue la responsable de la operación de captura de Guzmán López, y tuvo bajas. El general Sandoval debe estar enfrentando las presiones que tuvieron algunos de sus antecesores, que recibían las quejas intramuros de sus generales porque consideraban que el poder civil estaba desacreditando al Ejército. Al obligarlo a participar en las conferencias de prensa, el descrédito y desgaste lo asume directamente él, como sucede con el almirante Ojeda, que aunque pertenece al gabinete de seguridad, no tuvo un papel en la operación de Culiacán. En su caso, recibe toda la metralla de la opinión pública pese a que tampoco estuvo de acuerdo con lo que hicieron los civiles,  lastimando por tanto a la institución.

Si el presidente quiere blindar a las Fuerzas Armadas, debe dejar de utilizar a sus jefes como voceros que están jugando el inadmisible papel de fusibles. Confunde López Obrador la transparencia de la información, con la persona que debe asumir la tarea de informar. Es un error básico lo que está haciendo. Para problematizar sus consecuencias al extremo, tendría que cesar a los dos militares por la operación fallida en Culiacán, porque no hacerlo, como sucede con el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, le crecerá como una infección que pudra la pierna. El presidente ha permitido que el fracaso de la operación, por cuanto a los resultados, recaiga directamente en él, y en segundo lugar en ellos.

Su incontinencia verbal, que tiene salida en las ‘mañaneras’, también debe parar. La seguridad es el tema en donde ningún líder debe intervenir porque es una bomba con la mecha prendida. Cualquier avance importante que se haga, el asesinato de un transeúnte que quiso evitar que lo robaran, por ejemplo, oculta lo relevante. El presidente debe estar por encima de todo porque públicamente nunca se equivoca. Para eso están sus subalternos, y los subalternos de estos, que son los fusibles que se queman primero.

Pero si el presidente asume la vocería y la rendición de cuentas de lo malo, él mismo anula los amortiguadores y se entrampa. Abusa de su popularidad y de su empatía con la gente, pero tiene límites. La seguridad es el primer punto de inflexión y López Obrador no puede seguir extendiendo la magia cristiana de su palabra. La realidad lo embistió en Culiacán, y no puede seguir negándola y buscando que cambie la realidad porque él no piensa hacerlo.

La necedad no ha sido buena consejera a lo largo de su carrera política, pese a que en 2018 se alineó la realidad del país con la realidad que pregonaba desde hacía 18 años. Él no cambiará de manera natural, por lo que necesita quien, dentro de su entorno, tome la iniciativa y lo rescate a él, a su gobierno y al país mismo de este choque de trenes entre sus creencias y la realidad.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Alberto Aguilar

Agonizan 4,000 empresas del vestido y se pederán al menos 20,000 empleos

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Agonizan 4,000 empresas del vestido y se pederán al menos 20,000 empleos

En la profunda grieta de la economía mexicana ya hay pronósticos que sitúan la caída del PIB en este 2020 hasta en 12% y lo peor es que pronto también comenzarán los ajustes para 2021.

No es difícil encontrar las causas del derrumbe. En primera instancia está la desconfianza por políticas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Cada semana hay sorpresas en detrimento de la inversión que en marzo acumulará 14 meses a la baja.

La crisis sanitaria con el freno a oferta y demanda ya se ha reflejado en algunos indicadores de abril, pero la película será más cruda en mayo, máxime la ausencia de un plan anticíclico por la SHCP de Arturo Herrera.

La industria, una de las víctimas, cayó 2.9% en el primer trimestre, pero el golpe será mucho mayor en el siguiente.

Una rama seriamente afectada es la de textil-vestido. Su producción descreció 14% en enero- marzo. Desde 2019 las empresas de ese ámbito denunciaron a Economía de Graciela Márquez su problemática.

En particular la Cámara del Vestido (Canaive) que preside Víctor Rayek Mizrahi alertó del cierre de muchos talleres, no sólo por la baja del consumo, sino también por el avance del contrabando y la informalidad. La devaluación del peso tampoco ha ayudado para exportar.

Ahora la situación es más compleja, máxime que fracasaron los esfuerzos del CCE de Carlos Salazar y Concamín de Francisco Cervantes para lograr algún apoyo gubernamental.

Las ventas han caído entre 75% y 100%. La reconversión de algunas empresas para hacer cubre bocas y ropa sanitaria ha ayudado poco. Las exportaciones se paralizaron y no aporta la descoordinación entre los estados para las medidas sanitarias.

Más allá de la caída del mercado, el pago de impuestos y otras contribuciones se ha mantenido e incluso la nómina al 100% por la presión de STPS de Luisa María Alcalde.

En ese sentido se da por un hecho la inminente pérdida gradual de muchos empleos del vestido. Se habla de al menos 20,000 por el cierre de unas 4,000 empresas incapaces de enfrentar el entorno.

El impacto del Covid-19 llega en el peor momento para el rubro de vestido que en los últimos años ha tenido que batallar para reconvertirse. Con el T-MEC hay buenas oportunidades, dada problemática de China con el gobierno de Donald Trump, sin embargo su circunstancia no es la mejor.

Así que otro negocio en aprietos.

Logra IP en Senado Foro abierto para normas

Tras la reunión con la IP este viernes, la comisión de Hacienda del Senado a cargo de Alejandro Armenta se comprometió a realizar un Foro Abierto para discutir algunos riesgos de la nueva Ley de Infraestructura de la Calidad. Debe participar también Economía de Graciela Márquez artífice de la iniciativa que relevará la Ley de Metrología. La discusión inclusive se trasmitirá en el canal del Congreso. La queja hasta ahora de Concamín, Concanaco, CNA y EMA que preside Jesús Cabrera es la falta de interlocución. Hay presión para que se legisle al vapor. Se esgrimen compromisos pactados en el T-MEC, que serían cuestionables y se pretende que muchas actividades ligadas al cuidado de normas las asuma Economía, cuando ni siquiera hay presupuesto. Imagine el riego en temas agropecuarios en donde hoy Senasica lleva la voz cantante. Habrá que ver.

Ajuste a 3 bandas en futbol en Liga MX

Tras cancelarse la Liga MX por la FMF de Javier Bonilla habrá cambios en los contratos que los clubes tienen con las televisoras. Quienes recibieron adelantos tendrán mayores dificultades. En otra banda también se redefinirá con patrocinadores. Interjet de Miguel Alemán difícilmente lo veremos otra vez con Pumas, dados sus aprietos. Otros afectados serán los jugadores. Apretón a sus salarios y en muchos casos contratos en pesos y ya no en dólares, sobre todo con las estrellas.

Continuar Leyendo

Opinión

Hacia una humanidad mejor organizada

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Hacia una humanidad mejor organizada

La presencia de la pandemia provocada por el coronavirus, debe hacer reflexionar a la humanidad, sobre lo cerca que se encuentra del peligro, sin que parezca percatarse de él, hasta encontrarse con el sufrimiento que le hace angustiarse como especie, lo que nunca se imaginó.

La ignorancia sobre lo fundamental, o la actitud irresponsable frente a la realidad, en la que se vive y en virtud de la cual se vive, deriva de una deficiente organización de la humanidad, que no se ocupa racionalmente de lo primordial y deja al azar el advenimiento del futuro.

Las sociedades que viven en los países del mundo, tienen leyes a través de las cuales se organizan, pero las mayorías se conforman con poco y dejan en la decisión de las minorías su destino.

Las minorías, deben advertir a quienes gobiernan el peligro de abandonar las responsabilidades cardinales, por comodidad o mezquino interés, pues el poder no ejercido, se concentra en unos cuantos, que ante esa realidad sufren enajenaciones peligrosas para sí mismos y para el conglomerado humano que conducen.

Atribuimos a las minorías la responsabilidad de concientizar a las mayorías, porque son ellas las que tienen la llave para propiciar la vida consciente o la existencia dependiente.

Lograr que las mayorías se interesen por hacer de la democracia una forma de vida, que pretenda crear condiciones para que todos los individuos actualicen sus potencialidades racionales, debe ser responsabilidad ineludible de quienes estén al frente de los sistemas educativos. Lograr ese objetivo requiere de una toma de conciencia a la que puede llegarse en estos momentos de aislamiento, en donde se dan condiciones para reflexionar sobre lo fácil que es perder el potencial de libertad, que debemos defender como parte de nuestra dignidad.

Los atentados contra la dignidad y los derechos fundamentales, son facilitados por una representación social, ajena a los derechos esenciales, de aquellos quienes les entregan parte fundamental de su destino. Por tanto, crear condiciones para tener una representación consciente de la naturaleza humana y, servir con lealtad a la defensa de la dignidad, deben ser condiciones para que la humanidad se organice, para evitar llegar a la postración que actualmente sufre.

Culpar al vecino, a inocentes animales o a una cultura culinaria de nuestra desgracia, que puede implicar la súbita pérdida de la vida, en medio de una confusión dolorosa y desesperante, nos obliga a demandar la organización eficiente de la sociedad humana, para evitar que la vida de todos, se convierta en un sobresalto sin fin.

Continuar Leyendo

Opinión

El futuro del entretenimiento

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

El futuro del entretenimiento

La industria del entretenimiento ya está midiendo el agua a los camotes, pues es muy probable que en los próximos meses la gente tenga miedo aún para asistir a conciertos, festivales y obras de teatro por el riesgo de contagiarse de Covid-19. Nos cuentan que Ocesa, que forma parte de Grupo Cie, de Alejandro Soberón, está haciendo una encuesta para preguntar cuánto tiempo se dejará pasar antes de volver a asistir a evento una vez que termine el confinamiento, y una de las opciones es: hasta que haya vacuna. También están preguntando si han visto algún concierto u obra de teatro en streaming durante la cuarentena y si estarían dispuestos a pagar por un espectáculo por esa vía, o a usar cubrebocas y gel antibacterial para ir a un evento masivo. 

FMI alista nuevos pronósticos

Una fecha para marcar en el calendario para muchos será el 24 de junio. Nos dicen que ese día la economista en jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, dará a conocer la actualización de las perspectivas económicas mundiales. Nos cuentan que además de manera inusual al día siguiente, el 25 de junio, el consejero financiero del organismo también actualizará el Reporte de Estabilidad Financiera Mundial. Nos dicen que el FMI creó una página nueva en su portal con toda la información sobre las acciones y apoyos que da en respuesta a la crisis económica por la emergencia sanitaria por Covid-19. Nos cuentan que hasta ahora van 27 países a los que el fondo les ha dado asistencia en diferentes frentes para enfrentar la pandemia. 

Van por comisionado del IFT

A principios de este año se realizó el proceso para elegir una comisionada que ocupara el cargo que dejaba vacante Gabriel Contreras en el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Sin embargo, ninguna de las aspirantes aprobó el examen de conocimientos y el Comité de Evaluación resolvió reanudar el proceso, pero en el camino se atravesó el coronavirus, lo que llevó a que se modificaran las fechas del proceso de selección y la prueba para aspirar a la silla en el pleno del regulador. Aunque sigue la emergencia sanitaria, el Comité informó que 68 aspirantes, ahora incluyendo hombres en el proceso, podrán realizar el examen de conocimientos, aunque la fecha de este queda pendiente. Por lo pronto, Adolfo Cuevas sigue como presidente interino. 

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario