Conecta con nosotros

Opinión

Estrictamente personal

Dura respuesta de Gertz

Periodico Correo

Publicado

En

Dura respuesta de Gertz

Mal la ha pasado el fiscal general Alejandro Gertz Manero en las últimas semanas. Su vieja idea de un ministerio público todo poderoso, por encima de jueces y magistrados, con facultades extraordinarias incluso para obligar a defensores a delatar a sus clientes se quedó a las puertas del Senado el 15 de enero. Llegó con el paquete de ocho iniciativas para reformas de fondo acompañado del consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer. El otro convocado, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, se quedó en la calle, sin entrar al Senado, en señal de protesta por haber sido excluido de la nueva arquitectura jurídica del gobierno. El sabotaje de Durazo provocó una crisis y las iniciativas no se presentaron. El 5 de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador las sepultó. No se presentaría nada hasta después de las elecciones del próximo año, y para salvar cara, mandaría al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, a presentar una reforma al Poder Judicial.

Desde entonces, de acuerdo con colaboradores y personas que han hablado con él, Gertz Manero está muy enojado. Son conocidos los humores del fiscal y su espíritu vengativo nato. Su respuesta, sin comprometerlo directamente, se dio a través del periódico ‘The Wall Street Journal’, que reportó que una alta fuente de la Fiscalía General reveló que, dentro de la investigación contra el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, se analizan las vinculaciones con el expresidente Enrique Peña Nieto y presuntos actos de corrupción. El mensaje de la Fiscalía al presidente fue contundente, al citar a un miembro de esa oficina en relación con Peña Nieto: “La oficina del fiscal tiene evidencia que la corrupción de Lozoya en Agronitrogenados y Odebrecht alcanza el más alto nivel. La extradición y (posible) confesión de Lozoya son elementos que, junto con la investigación en curso, decidirá si el expresidente es acusado en el futuro”.

López Obrador ha dicho que no quiere gobernar con el retrovisor, si de Peña Nieto se trata, y ha ido pateando el tema de investigarlo para evitar comprometerse. Ha hablado reiteradamente de una encuesta para transferir la decisión de enjuiciarlo a la gente, pero no la ha programado. Mientras tanto, al no existir una articulación política interna, las acciones de sus colaboradores le están achicando el margen de maniobra para mantener el blindaje.

La clave de la investigación contra Peña Nieto, si se quiere iniciar un proceso en su contra, no se encuentra en el caso Odebrecht. Los 10 millones y medio de dólares que dijeron los ejecutivos de la empresa brasileña entregaron a Lozoya para la campaña presidencial de 2012, ya prescribieron, por lo que aún si se probara que el exdirector de Pemex recibió ese dinero y lo inyectó a la campaña de Peña Nieto, es jurídicamente irrelevante.

El caso de Agronitrogenados, por el cual vincularon a Lozoya con Alonso Ancira, jefe máximo de Altos Hornos de México, detenido en España, tampoco lleva a Peña Nieto, al haber sido una inversión aprobada por el Consejo de Administración de Pemex, no en Los Pinos. Paradójicamente, quien mostró la escalera por donde la investigación sobre Lozoya puede conducir a Peña Nieto, fue la persona con la que Gertz tiene el mayor antagonismo dentro del gobierno, Santiago Nieto, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

El miércoles al salir de Palacio Nacional, Nieto reiteró lo que adelantó días atrás, la apertura de una nueva línea de investigación relacionada con la adquisición del astillero español ‘Hijos de J. Barrales’, adquirido por Pemex cuando estaba prácticamente en quiebra, y donde se fabricaban los barco hoteles para las tripulaciones de las plataformas marítimas. De acuerdo con la investigación, esa compra provocó un dañó a Pemex de alrededor de 50 millones de euros. Esa operación involucra a Peña Nieto, pero también al expresidente Felipe Calderón. El primero por haber autorizado a Lozoya la adquisición del astillero, como el refrendo del compromiso con el entonces presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, que originalmente había sido suscrito por Calderón.

Si Odebrecht es un tema que no tiene alas para volar, el caso de Agronitrogenados tampoco parece tener el sustento de soborno por el cual el gobierno actuó contra Ancira y tiene acusado a Lozoya. El presunto soborno se dio dos años antes de la operación de compra por parte de Pemex –que no fue sólo una planta chatarra, sino todo un complejo industrial que incluye un puerto que funciona-, y prácticamente un año antes de iniciar la campaña presidencial. Es probable que ese dinero que le depositó Ancira a Lozoya no haya sido por un soborno, sino como pago por un proyecto para licitar, ganar y construir segundos pisos en México.

Esta información la dio Lozoya al consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, durante una de las tres reuniones que tuvo con él para revisar su caso. La misma información le fue proporcionada a Gertz Manero, quien, sin embargo, de acuerdo con colaboradores suyos, tiene evidencia que, como le declaró un funcionario de la Fiscalía al ‘Journal’ de Nueva York, el exdirector de Pemex incurrió en actos de corrupción. Haberlo hecho público, introduce presión a la Fiscalía, que tiene que probar sus imputaciones, pero sobre todo a López Obrador, que cada vez parece más acorralado por sus colaboradores para perseguir judicialmente a Peña Nieto.

Procesar a un presidente en México es prácticamente imposible, aunque exista la voluntad política de hacerlo. Gertz Manero está metiendo presión al presidente, que no quiere actuar contra su antecesor. Hablar sobre sus intenciones contra Peña Nieto compromete a Gertz Manero; cumplirlas, provocará el fin del pacto de impunidad que tenía con López Obrador. Hay un juego de fuerzas, sin resultado previsible.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Don Giovanni

1. La consigna: romper las cadenas de contagio
2. Inseguridad; diversos matices
3. Agua o crisis humanitaria
De la Valija. Frijol, maíz y huevos
Contra retrato. Adriana Sánchez Lira Flores

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

1. La consigna: romper las cadenas de contagio

Diego Sinhue Rodríguez

El gobernador del estado, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, aprovechó el fin de semana para lanzar el mensaje urgente a los guanajuatenses a fin de mantenerse lejos del contagio del coronavirus empleando una frase imperativa: “Quédate en Casa”.

Acompañado de su esposa Adriana Ramírez, presidenta del DIF estatal, Diego Sinhue pidió a los gobernados ayuda para controlar y superar la contingencia, tarea que puso en manos de todos, incluidos ellos. Ella por su lado, hizo patente que en este momento los adultos mayores son la población más vulnerable, por lo que pidió su mayor cuidado.

Se esperó una respuesta del gobernador, por la intensidad adquirida en la expansión de la enfermedad en el estado. Mayor apoyo a trabajadores informales e independientes, a los adultos mayores sin ingresos y enfermos, pues de acuerdo con varios sectores los 800 millones de pesos no son suficientes y, sobre todo, porque fueron calculados para dos meses. Los especialistas consideran que tardará más en resolverse la crisis.

Por su lado, la autoridad sanitaria federal llamó la atención aduciendo que esta semana es la última oportunidad para frenar el contagio. Mientras las autoridades invierten en el problema a favor de la vida, los jóvenes de Silao recrean la solidaridad a favor de los adultos mayores llevándoles comida hasta sus casas con una campaña en redes #PorUnAdultoMayorChallenge.

Además, el restaurante Bossanova en la capital del estado, está obsequiando alimento para quienes no lo tienen por causa del COVID-19. En el extremo, la presidenta municipal de Xichú, María Guadalupe Ramírez Esquivel, sin medir las consecuencias, ordenó la instalación de filtros sanitarios y seguridad en los accesos a la cabecera.

2. Inseguridad; diversos matices

Christopher Landau

No cabe duda, la autoridad hace honor al adagio “la oportunidad la pintan calva”. Si los albiazules se molestaron porque el gobierno federal aprovechó la contingencia sanitaria para presentar su verdad respecto del “avionazo” en Puebla, en el mismo marco, la justicia guanajuatense decidió no “ejercer la acción penal” contra los policías estatales que asesinaron al joven Leonardo Reyes Cayente, calificando la actuación de los agentes como “legítima defensa”.

Los abogados de la familia de la víctima citaron que buscarán la protección de la justicia federal, por medio de un juicio de amparo. Por su lado la Fiscalía General del Estado se conformó con la decisión de la jueza Ramona Álvarez Pérez y archivará la carpeta, sin presentar apelación. De esa manera, un “asesinato” suscitado hace más de un año no ha encontrado ni justicia, ni acción pronta y expedita.

El caso Leo Reyes, tomará matiz internacional por la manera en que se procura y administra la justicia en Guanajuato. El director de Política Pública Binacional de la Cooperativa Campesina de California, Omar Silva Aguilar solicitará al embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, atención al caso y que por ello se emita una alerta de riesgo a estadounidenses y mexicanos residentes que viajen a Guanajuato. Quieren justicia y luchar en el campo diplomático.

La impunidad es un rostro y factor de la inseguridad. Por lo que respecta a la violencia, sobresaliendo con los homicidios dolosos, la manera en que se viene dando es similar a las semanas previas a la crisis por el COVID-19. De Celaya, el viernes, los ataques de la delincuencia pasaron a las tierras del Rincón, Dolores Hidalgo, Apaseo el Grande, Pénjamo, Salamanca, entre otros.

3. Agua o crisis humanitaria

Angélica Casillas Martínez

Las condiciones de marginalidad en que vive alrededor del 35 por ciento de la población en el estado de Guanajuato definen su actuación social y ante los problemas; la carencia de servicios básicos se hace más evidentes cuando se le exige cumplir ciertas obligaciones. La falta de agua durante la contingencia que fundamentalmente requiere de higiene resulta un alto riesgo.

En una población de casi 6 millones de habitantes, 240 mil no cuentan con acceso al vital líquido y para ellos, no representan un apoyo las medidas anunciadas por los organismos operadores del agua, porque no están conectados a los sistemas. Las autoridades todavía no revelan qué van a hacer con esta población, que, por lo general, vive en zonas urbanas marginadas o en comunidades rurales.

Angélica Casillas Martínez, directora de la Comisión Estatal del Agua, tiene que resolver un gran problema: satisfacer la necesidad mínima de agua y que esta sea suficiente para la higiene que impone la contingencia sanitaria. Tiene ante sí una posible crisis humanitaria que deberá de atender con urgencia.

De la Valija. Frijol, maíz y huevos

La triste realidad en un escenario complejo por la emergencia recreada por el coronavirus COVID-19 es que existan especuladores que están aprovechando para obtener pingües ganancias. En estos días, los productos de la canasta básica como frijol, maíz y huevo, entre otros, se fueron a las nubes. Se sintió en la economía familiar guanajuatense y tuvo eco en Palacio Nacional donde se denunció esta práctica de parte de empresas clave en la cadena de producción y distribución: Bachoco, Maseca, Productos Avícolas El Calvario, Avícola y Porcícola de los Altos entre otras.

Ricardo Sheffield Padilla, procurador del Consumidor, este lunes, con base en apercibimientos y requerimientos de información, determinará quiénes serán sancionados con inmovilización de producto y multas superiores a 3 millones de pesos. De paso, el leonés invitó a todos los mexicanos a denunciar a “especuladores y hambreadores”.

Adriana Sánchez Lira Flores

Desde hace tiempo los trabajadores del sistema educativo vienen exigiendo a sus representantes legales de la SNTE que velen por los intereses del gremio, pues a cada oportunidad que tienen, tratan de resolverle los problemas a la patronal. Al momento, los profesores del sistema federal en Guanajuato están esperando a que su sindicato actúe para evitar que sus afiliados resulten contagiados de COVID-19.

Adriana Sánchez Lira Flores, secretaria general de la sección 13 del SNTE, salió a pedirle a los 36 mil docentes que representa que también acaten el aislamiento preventivo a partir de esta semana. Un asunto que debió de haber analizado antes del receso autorizado por el Gobierno del Estado, que inició el 17 de marzo, quiere hacerlo cuando pasaron los días claves para proyectar la defensa del magisterio.

A pesar de la exigencia de reclusión de maestros, trabajadores y alumnos en sus casas, todavía ha habido reuniones entre autoridad y mentores para planear actividades no presenciales. Con base al retorno para el 20 de abril. Lo cierto es que el SNTE debiera revisar esto último porque la autoridad sanitaria prevé que después de esa fecha seguirá la contingencia.

Continuar Leyendo

Eliazar Velázquez

El año de la gripa (Recuerdos)

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

El año de la gripa (Recuerdos)

Muchos hombres y mujeres de la Sierra Gorda nacidos a principios del siglo pasado, hasta el final de su vida rememoraban ‘el año de la gripa’, refiriéndose a lo que aconteció en 1918.

La pandemia de ‘influenza española’ que hace 102 años azoló al mundo, también en México dejó miles de muertos. Impacto tanto, que el conteo de 1910 registró 15 millones 160 mil habitantes en todo el país, pero una década después, por la revolución y la enfermedad, la población disminuyó cuando menos un millón, según el Censo General realizado en 1921 por el Departamento de la Estadística Nacional.

Terminando el siglo todavía era posible encontrar en la serranía ancianos y ancianas que vivieron aquel momento trágico. Estas son algunas voces de esa generación casi extinta:

Los presagios de doña Rosa

Doña Rosa Olvera

“ Oyímos las pláticas de la aurora boreal, que viene otra vez y que ya viene. Hasta la cuidamos en los días que iba a llegar pero a mí ya no me tocó ver, no supe si vino, si llegó o no llegó.

Lo que sí vi fueron tres cometas a este lado del poniente. Nos íbamos a mirarlos, salían tres: blanco, rojo y negro. Entonces, en la admiración de esos cometas, don Cruz, un hombre de la edad de mi papá, una tarde saliendo del rezo se sentó en nuestra ventana. Uno de muchacho es muy juzgón, yo quería saber qué platicaban, por ahí me puse detrás de la puerta, oí que dijo:

-Don Ángel, ¿que quedrán decir unos astros que salen a este lado de acá? ¿no los ha llegado usted a ver?

 -No me ha tocado, y si he sabido porque don Matías también ya me platicó, pero no he tenido cuidado de verlos.

 -Pues aquí salen por este lado. Mire, a las ocho de la noche el primero que empieza a salir es un rojo, luego un negro, luego un blanco. ¿Qué serán?

-Pues así como dice de sus colores, a la lectura está que el rojo quiere decir guerra, el negro quiere decir peste y el blanco quiere decir hambre. Y sí, todo hubo esos años.

(Y que llega la gripa…)

Remedios Granados

“ Como a un paso estaban los cerros donde se refugiaban los bandidos, apenas eran la siete de la noche y ya estaban pitando el cuerno, esa era la señal para bajarse al pueblo a robar todo lo que había: tortillas, frijol maíz, ahorcar la gente, llevarse las mujeres.

Estaban todas las personas muy asustadas, muchos mejor se habían ido. Nada le podía dar fin a esa revolución. Llegaba el gobierno y a hacer tropelías, llegaban los bandidos y lo mismo, se barrían a todos.

Hasta que se oyó decir que venía la gripa. Había un boticario en San José Iturbide que era con quien íbamos a traer la pomadita y todo lo que se necesitaba. Se supo que le dijeron:

-Señor Frías, aprevenga mucha medicina porque dicen que viene una peste muy grande.

-¡Uuuh!, ¡a mí la gripa me viene guanga…!

Resulta que fue el primero que se murió. Era un 2 de noviembre, y en el rancho La Escondida. Ese día mi cuñada también estaba tendida, ella no había dicho nada, pero también le tocó…”. (Doña Rosa Olvera †)

Ya no había quién sepultara

Familia serrana

“ Hubo una mortandad muy grande. Fue una fiebre muy fea. En un mismo rancho se morían hasta de a dos en un día. Como entonces los cuerpos se llevaban a enterrar hasta el pueblo de Atarjea, a muchas horas de camino, de tantos difuntos ya no había quien los cargara, la gente estaba cansada, otros enfermos. Y como a veces el cadáver se reventaba no se aguantaba la peste. Hubo casos de difuntas que las echaban en un macho, atravesadas una por cada lado, con la cabeza colgando. Como todo era por veredas angostas iban rozando el monte, llegaban con el cabello lleno de cardones y barañas. En una misma sepultura echaban dos o tres”. (Don Plácido Velázquez †)

¡Hay va el tierra…!

“ Me decía mi mamá Ángela que a algunos enfermos los enterraban todavía vivos. Nomás les decían: ¡Cierra el chojo, que hay va el tierra..! No estaban muertos, pero así los echaban para que la enfermedad no se regara más”. (Doña Esperanza Benavídez)

Un castigo divino…

Familia serranas

“ La revolución se calmó por la gripa del 1918. Los cuarteles se quedaban llenos de armamento porque los soldados todos se entiesaban. Iban carros llenos de muertos, como si llevaran montones de quihote a la sepultura.

Otros, iban a dar agua a sus caballos y quedaban en el aguaje. Mientras estaba bebiendo el animal, donde se sentaban ya no se paraban, el caballo se iba solo. Ahí quedaban aquellos pobres con sus rifles terciados. De la parroquia llena de tropa, sacaban una pilota de soldados y les metían lumbre.

Hasta pienso que algún presidente envenenó el viento porque vino todo a la vez. Ya luego se acabó la gripa y se acabó la guerra.

En esos años, hubo rasgos de calamidad sobre todas las cosas”. (Don Remedios Granados †) Algunos de estos testimonios, son parte de mi libro: Cerros Abuelos. Ediciones La Rana 2018.

Continuar Leyendo

Héctor Andrade Chacón

Emergencia Nacional para salvar nuestra salud y la economía

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Emergencia Nacional para salvar nuestra salud y la economía

Por: Héctor Andrade Chacón

Los próximos días serán cruciales para nuestra salud, para nuestra economía y para nuestro comportamiento social y político de los próximos años. Estamos entrando a lo que será la peor depresión económica en toda la época posrevolucionaria. Ya no hablamos de recesión, todos los cálculos nos llevan a un escenario tan complicado como el vivido en la depresión de 1929 a 1932, cuando cayó el Producto Interno Bruto (PIB) del país en -17.6 por ciento. No hay que olvidar que en 2019 no creció el PIB.

La situación es tan crítica que ya prevén en los mercados que antes de que concluya esta semana, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decretará el “Estado de Emergencia Nacional”, al menos por 15 días, con absoluta restricción a la movilidad de las personas, salvo a actividades esenciales. El #QuédateEnCasa es el primer ajuste. Este domingo por la noche, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, adelantó que extiende al 30 de abril el aislamiento social ante el coronavirus, de ese tamaño las cosas.

Todo cambió en menos de una semana. El gobierno mexicano ha comenzado a girar la nave hasta la comprensión de que ahora ya está dentro de una inmensa tormenta sanitaria y con ello los efectos económicos más grandes en la historia moderna de México, a la altura de lo que está pasando en el mundo. Sin embargo, el miedo sigue siendo el factor que ancla al presidente Andrés Manuel López Obrador a aceptar que ha tomado las decisiones equivocadas y que ahora debe tener fuerza de resolución para actuar de la manera más rápida y contundente para salvar lo que se pueda.

Un menos de una semana el mandatario macuspano pasó de su irresponsable recomendación en Oaxaca de que la gente estuviera en las calles, en sitios de reunión pública, a pesar de la advertencia de la necesidad de mantener ya un aislamiento necesario para frenar la cadena de contagio del Covid-19, a la petición de quedarse en casa, haciendo segunda al llamado desesperado de Hugo López-Gatell, el responsable público de la lucha contra el coronavirus, para advertirnos que si no logramos el aislamiento, el sistema quedará rebasado y los problemas estallarán. Un aviso enfático, pero sin la fuerza del Estado.

Siguen apelando a la buena voluntad de la gente, la misma que este fin de semana, al menos en varios puntos del estado de Guanajuato y otras entidades, hacían vida social en tianguis, plazas y otros puntos de reunión, porque no creen en la emergencia, no les importa. Mientras grandes empresarios siguen tratando de empujar a que no haya aislamiento total. Este fin de semana un dato dimensiona el desastre que vive nuestro mayor socio comercial, mismo que nos impactará como una locomotora si sigue insistiendo el presidente mexicano en que darle píldoras de supervivencia a la economía popular es la solución a un problema macroeconómico: las solicitudes de seguro de desempleo en la Unión Americana son de 3.2 millones de persona.

El subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, nos pone en aviso que este fenómeno no hay antecedente histórico a esa cantidad. El máximo se había dado en 1982 cuando se atendió a 695 mil solicitantes. En la crisis de 2007-2009 llegaron a 665 mil pesos, pero se habían perdido 8.2 millones de pesos. Así que habrá que dimensionar el impacto cuando son 3.2 millones los que piden apoyo de sobrevivencia (¿de cuántos desempleados?), con dolor, ante lo que hoy sucede.

Para Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) de las Naciones Unidas, ella indica que los efectos internacionales harán que el PIB de la región decrezca, el desempleo aumente y millones de personas se sumen a los índices de pobreza. Una crisis tan profunda que obligará a repensar la globalización y el sistema económico. Y señala con angustia: lo que viene tendrá similitud a una economía de guerra.

En México la Concamín ya hizo sus cálculos, si el PIB llega a contraerse 5.5 por ciento, la pérdida de empleos formales será de un millón al menos. No contabilizan el impacto en la economía informal. Lo malo es que cada semana los escenarios que se pintan son más difíciles, el pronóstico de JP Morgan de una caída en la economía mexicana de -7 por ciento, que tendrá su mayor énfasis en este segundo trimestre del año con una contracción de -35.5 por ciento del Producto Interno Bruto, nos indica que el desempleo puede entonces ser mayor.

Sin duda muchas familias caerán en la pobreza. Y lo peor de todo, las remesas, de donde han vivido muchas familias por años, ante la parálisis productiva y desempleo en los Estados Unidos, se reducirán significativamente.

El gobierno federal tiene que decirnos, ya, cómo enfrentará esto, fiscalmente, financieramente y socialmente. La Emergencia Nacional deberá mostrar vías, no sólo sanitarias, sino también económicas para paliar lo que viene y reconstruirnos. Mientras el gobierno se decide, la gente, como en 1985 y en otros momentos, se organiza para levantar a esta gran nación.

Guanajuato insuficiente el apoyo y urgen decisiones

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo también debe poner a remojar sus barbas ante lo que sucede en el mundo. La compra de vehículos en los Estados Unidos se ha detenido y las armadoras calculan los ajustes para el futuro próximo. Los efectos se sentirán sin duda en nuestra tierra, en el sector automotriz y en muchos otros rubros.

Lo inmediato es el apoyo para la economía de sobrevivencia para las familias ante ese encierro y medidas que vienen. Además de enfrentar la crisis médica, claro. Luego, el apoyo a una planta productiva que necesita sostenerse para comenzar a articular su despliegue en un momento de reconstrucción internacional y nacional.

El paquete de 800 millones de pesos anunciados es poco para una economía como la guanajuatense, ubicada entre las cinco más poderosas de México. Yucatán, por ejemplo, nos dio una muestra con los 3 mil 228 millones de pesos para estímulos fiscales y apoyos sociales, que el gobernador Mauricio Vila Dosal ha pedido a su Congreso local le apruebe, mientras en Chihuahua, su mandatario Javier Corral, anunció la entrada en vigor de medidas de austeridad en su gobierno, con reducción de sueldos a él y su gabinete al 50 por ciento, entre otras medidas. Ambos, gobernadores panistas, por cierto.

Dentro de los organismos empresariales les ha parecido que la respuesta del gobierno del estado no ha sido la correspondiente a la Grandeza de México, aunque oficialmente han tenido que respaldar al mandatario estatal, porque no es bueno mostrar rupturas. Aunque esperan más, ante lo que ya está llegando.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario