Conecta con nosotros

Opinión

Estrictamente personal

La venganza de Lozoya (y III)

Periodico Correo

Publicado

En

La venganza de Lozoya (y III)

¿Qué hará Emilio Lozoya como parte del acuerdo con la Fiscalía General para aportar información sobre Odebrecht y la compra de Nitrogenados que realizó como parte del equipo de transición del presidente electo Enrique Peña Nieto y director de Pemex? Primero reconocer que fue corrupto, para entonces tratar de limpiar su imagen, alegando que los beneficios no fueron para él, y quedar en libertad. En el proceso, disparar con escopeta para dañar la reputación de cuatro ex secretarios de Hacienda, dos ex senadores cercanos al ex presidente Felipe Calderón, un gobernador de Morena y, para ayudar al fiscal general Alejandro Gertz Manero, sentar las bases para involucrar al jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera. ¿Qué tanto de ello podrá judicializarse? Difícil saberlo ahora, pero detonará un escándalo que empalmará con el proceso electoral de 2021.

La llegada de Lozoya a México ha levantado muchas expectativas, por creerse que es la piedra angular que descubra la estructura de corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto, a quien junto con el ex secretario de Hacienda y Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, ha definido como las cabezas de la inmoralidad en el sexenio pasado. Lozoya presentó declaraciones escritas al fiscal general, Alejandro Gertz Manero, para negociar su libertad y la de su familia a cambio de información.

Sus declaraciones ministeriales salpicarán al PRI, PAN y Morena en diferente grado. En el caso de los partidos de oposición, la estrategia que empleará, según personas que conocen la negociación con la Fiscalía General, involucrará a Peña Nieto, a Videgaray, y hablará especulativamente sobre el posible conocimiento de lo que hizo el ex director de Pemex de otros dos secretarios de Hacienda en la administración peñista, José Antonio Meade y José Antonio González Anaya. La Fiscalía General no tiene nada contra ellos, salvo lo que serán los dichos de Lozoya, pero políticamente ayuda a los objetivos del gobierno. Meade tiene potencial para ser candidato a la Presidencia en 2024, y González Anaya captura el imaginario al ser cuñado del ex presidente Carlos Salinas.

Otro ex secretario de Hacienda está en el contexto político del proceso contra Lozoya, Ernesto Cordero. El ex secretario, expulsado del PAN, no está involucrado en las investigaciones -como tampoco Meade o González Anaya-, pero su nombre sirve con fines políticos, con el propósito de armar un caso con supuestos dichos de Luis Alberto de Meneses Weyll, quien era el director de Obedrecht en México, sobre dinero del conglomerado brasileño en elecciones. De Meneses Weyll identificó a Lozoya desde 2016, de haberle dado más de 10 millones de dólares para que le ayudara con contratos gubernamentales, pero a ningún otro alto funcionario.

El nombre de Cordero, de acuerdo con la estrategia política negociada con Lozoya, brincaría en la investigación que se quiere hacer contra los ex senadores panistas Jorge Luis Lavalle y Salvador Vega Casillas, por presuntamente haber recibido dinero en pago por su apoyo para que se aprobara la Reforma Energética. Los tres fueron expulsados del PAN y son cercanos al ex presidente Felipe Calderón, el enemigo más odiado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. La paradoja es que a Ricardo Anaya, que como líder del PAN empujó la expulsión, también quiere vinculársele en los pagos a panistas durante la negociación y aprobación de la Reforma Energética.

Los nombres de otros senadores brincarán en esta variante política del proceso judicial contra Lozoya. Uno es el del priista David Penchyna, quien hizo gran parte del trabajo de negociación con la oposición para lograr su apoyo en esa reforma, y el otro es Miguel Barbosa, quien en ese momento estaba en el PRD. A Barbosa, de acuerdo con el plan, lo involucrarán para luego purificarlo. La estrategia establece que Lozoya hablará de su conversación con el actual gobernador de Puebla en Londres, durante una visita de Estado en junio de 2015, donde le dice que su hermano fue adscrito a un área central de Pemex, como había solicitado, y le menciona que ya le envió dinero. Lo que se pretende es que Barbosa agradezca el trato a su hermano, pero niegue lo segundo, con lo que quedaría libre de sospecha de corrupción—no de influyentismo.

Las declaraciones de Lozoya le permitirían vengarse de Videgaray, ayudar a dañar la imagen del equipo hacendario en el sexenio de Peña Nieto, golpear a Calderón de cara a las elecciones federales del próximo año y, como ingrediente adicional, ayudar a Gertz Manero a cobrarle facturas a Santiago Nieto, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda. La relación entre los dos es mala desde que inició el gobierno, y ha empeorado.

Nieto presionó recientemente a Gertz señalando que Lozoya estaba involucrado en el robo de combustible, y el fiscal respondió que el jefe de la UIF, entrega casos judicialmente muy débiles. Política y mediáticamente, el ex director de Pemex contribuirá en la embestida. La intención es que Lozoya abra las imputaciones a los asesores de los líderes de los partidos del PAN y el PRD, en donde involucraría a Nieto, quien inició una investigación en su contra por corrupción como fiscal Especializado en Delitos Electorales, de donde fue cesado en medio de polémica y respaldado fuertemente por el PAN y el PRD.

El plan trazado por la Fiscalía para darle impunidad a Lozoya a cambio de que le ayude a construir un caso de corrupción contra panistas y priistas durante la administración de Peña Nieto se sostiene, hasta este momento, en los dichos y las promesas de Lozoya. Falta que sus dichos se judicialicen y resistan la respuesta de los imputados. Sólo entonces se verá la solidez de las acusaciones de Lozoya y probar que no sólo se trató de una venganza únicamente con fines político y electorales.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Don Giovanni

1.- Defensores de causas perdidas
2.-La semana por lo inesperado
3.-Naranja, movilidad social y COVID-19
De la Valija.- Elecciones a la carta
Enrique Díaz Díaz

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

1.- Defensores de causas perdidas

Emmanuel Reyes Carmona

Dicen los que la conocen, que Arisbeth García Monjarás, la subdelegada de la Secretaría del Bienestar metida hasta las manitas en hechos constitutivos de investigación sobre presunta corrupción en el programa “La Escuela es Nuestra”, presume de ser parte de esos funcionarios “intocables” en la 4T, por bendición presidencial, gracias a que su familia ha sido aliada de Andrés López Obrador desde sus tiempos de campaña, a quien han tenido hasta de huésped de honor.

En el escándalo de prácticas abusivas de “servidores de la nación” contra padres de familia a quienes les esquilmaron dinero del programa, la subdelegada y los funcionarios aludidos no han dicho esta boca es mía, a pesar de que han tenido la oportunidad de hacerlo. Pero, ya salieron dos defensores de oficio, un mes después de las acusaciones, los diputados federales neomorenistas, el expriista Miguel Ángel Chico y el experredista Emmanuel Reyes Carmona, quienes en lugar de asumirse representantes populares, optan por descalificar las acusaciones de los padres en varios municipios, para imaginar un complot preelectoral del PAN. Seguramente no están enterados de las denuncias penales y hasta las ofertas de reposición del dinero por parte de contratistas.

El más enfático en las descalificaciones fue Emmanuel Reyes, discípulo del finado Hugo Estefanía, que ya antes ha puesto las manos al fuego por la persona equivocada. Fiel de La Luz del Mundo, apoyó el uso del Palacio de Bellas Artes para un homenaje a Naasón Joaquín García, su líder espiritual, juzgado por pedofilia y abuso sexual en los Estados Unidos. Ya detenido Naasón Joaquín, Reyes Carmona salió en su defensa, al igual que con Arisbeth y compañía, para decir que el llamado apóstol llevaba una vida “transparente y apegada a las leyes nacionales e internacionales”. De Chico Herrera se espera su explicación sobre los moches por las reformas peñanietistas.

2.-La semana por lo inesperado

Alejandro Gertz Manero

Librado el primer escollo porque el juez de control calificó como “legal” la aprehensión de José Antonio “N” (a) “El Marro”, la Fiscalía General del Estado, debe acreditar el delito de secuestro agravado en perjuicio de una mujer y por homicidio en grado de tentativa, que le imputa junto con otras cinco personas.

De acuerdo con lo ordenado por el juzgador, “El Marro” estará más de una semana en Guanajuato, porque durante su detención, apareció una mujer privada de su libertad en el rancho donde le detuvieron en Juventino Rosas. Se esperaba que sus captores de inmediato lo trasladaran al Cefereso del Altiplano a fin de presentarlo ante el juez que obsequió la orden de aprehensión por “delincuencia organizada”; pero el posible secuestro cambió el sentido.

La esgrima entre las partes, fiscalía y defensoría, servirá para que se valoren las pruebas y, el próximo domingo 9 de agosto, se decida la vinculación de “El Marro”, o no, a proceso, junto a los posibles cómplices en la aventura. Luego, podría tener boleto al Cefereso del Altiplano, donde lo espera Alejandro Gertz Manero, fiscal general de la República.

El detalle, la fiscalía a cargo de Carlos Zamarripa, deberá de acreditar el secuestro revelando el monto del rescate, porque de no hacerlo, podrían reclasificar el delito por privación ilegal de la libertad.

3.-Naranja, movilidad social y COVID-19

Daniel Díaz Martínez

De acuerdo a las diversas expresiones de los sectores de la población, el cambio de “color rojo a naranja” en el semáforo epidemiológico para el estado, requiere de la actuación responsable de los guanajuatenses a fin de no convertir el retorno a la nueva normalidad en una odisea de alto riesgo, porque la permuta se está realizando cuando existen datos suficientes que demuestran que Guanajuato está en la relación de las entidades de “fase ascendente” por los casos de COVID-19 en el país.

A sólo días de que nueve gobernadores de oposición a Morena en poder de la República, donde está anotado Diego Sinhue Rodríguez, exigieron la renuncia del subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, encargado  del plan nacional para encarar la enfermedad e imponer el semáforo, Guanajuato aceptó la propuesta federal y realizó la maniobra semanal. Con esa acción se advirtió que el secretario de Salud del estado, Daniel Díaz Martínez, seguirá la política nacional, aunque las condiciones sean adversas.

Las primeras reacciones del nuevo color fueron de sorpresa, sin un proceso de activación sistemática que signifique una incorporación de actividades no esenciales, más personas hacia infinidad de destinos que conlleva la movilidad de la enfermedad. La hipótesis: habrá mucha gente queriendo reactivar su vida y economía como antes de la pandemia, donde estará el quid del problema. Por la premura hay la sensación de una respuesta política estatal por el conflicto con la Federación, incluso “sentimiento de culpa” de Diego Sinhue por la fiesta de gobernadores en Guanajuato.

De la Valija.- Elecciones a la carta

Así como en la Universidad de Guanajuato las elecciones de rectores de campus se hace sin ruido y en medio de una pandemia, lo que restringe las posibilidades democráticas, en el orden nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador, habló sobre la conveniencia o no de realizarse elecciones en 2021, aunque se lo deja al INE. Pero, ya metió el ruido, sin olvidarse que él va a juicio popular en 2022 con la votación de su revocación o no, de mandato.

De la UG, este jueves por la tarde la Comisión Especial para sustanciar el proceso de designación del Rector o de la Rectora del Campus Guanajuato declarará la validez de las aspiraciones. Teresita de Jesús Rendón Huerta Barrera tiene derecho a su reelección.

Enrique Díaz Díaz

Señor de la prudencia y la mesura, señala el manual para quien tiene mando en la Iglesia, confeccionado con dos mil años de historia. Por eso, se espera del santo varón la cavilación y la conducción del rebaño, anteponiendo el bienestar de su grey, que desbocada tiene a la entidad entre los primeros lugares de contagios de COVID-19, pues poco caso se hace a las recomendaciones de la sanidad pública.

Enrique Díaz Díaz, obispo de Irapuato, salió impetuoso a informar a los católicos, pocos minutos después de que se conociera el cambio a naranja del semáforo sanitario gubernamental, que se abrirán los templos. Si bien precisó que habrá medidas de prevención y pidió prudencia a sus fieles, lo cierto es que forma es fondo, fue el único líder social que sin hacer un balance entre los datos de contagios y muertes, en ascenso, frente a una decisión de orden político-económico, abrazó el naranja que estará vigente en los días que lleguemos a los mil 500 decesos de guanajuatenses por la COVID-19.

Continuar Leyendo

Enrique R. Soriano

Escribir como se pronuncia

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Escribir como se pronuncia

Una de las particularidades del español es que se escribe como se pronuncia. Y a pesar de la sencillez de esta regla, su aplicación crea conflictos, imprecisiones e inseguridad al enunciar algo.

Uno de esos aspectos, ya tratado en anterior ocasión, es asignar sonidos a ciertas consonantes que no les corresponde en nuestra lengua. Por influencia de otros idiomas creemos que el español coincide fonéticamente con otras lenguas y no es así. Es el caso de las personas que son registradas como Janet que lo pronuncian como si la jota tuviera sonido ye. Lo mismo pasa con el nombre Cristian, al que añaden una H después de la C, cuando en nuestro idioma esa combinación produce el sonido che.

Casos como los señalados no están admitidos pues no corresponde a la fonética de nuestro idioma. El uso mayoritario no lo reconoce, que es lo identificado por las Academias en todos los países hispanohablantes.

La función del idioma es para comunicarse. Por eso, si en una determinada región funciona una palabra, aunque no sea reconocida, admitida oficialmente por los académicos, ello no la invalida para esa zona, pues cumple con la función de forma satisfactoria.

Hace unos días charlaba al respecto con mis amigas Magdalena Patlán y Guadalupe Tierrablanca, de profesiones alejadas de la lingüística. Con la primera de ellas, abordamos el tema de la conjugación con el pronombre vos, característico de Argentina, pero también presente en algunas regiones de Uruguay y Paraguay. A pesar de no ser común fuera de esa zona, la cantidad de gente que la usa hizo necesario incorporar oficialmente su acento. Por ejemplo, en esa zona se conjuga el verbo mirar como «mirás», a diferencia del resto de hispanohablantes que ese imperativo lo conjugan como «miras». Por supuesto, como esa palabra, casi todo el vocabulario en español tiene otra acentuación (gráfica y fonética).

Por su parte, Guadalupe Tierrablanca, originaria de San Miguel Octopan en Celaya, Guanajuato, México, observaba que en un chat de habitantes de ese poblado cuando alguien pregunta por algún lugar de venta de algo suelen responder: «Antá Amelia» o «Antá Chucho». La palabra *antá, desde luego, no está recogida en el Diccionario (ni siquiera el de mexicanismos), pero cumple a cabalidad con la función de hacer comprender «En el negocio de…».

En este último caso, frente al anterior citado, no se incorpora a la gramática y ortografía académicas porque es muy restringido su uso. Las Academias no recogen todas las particularidades regionales. Aunque esto, de alguna forma está medio compensado por el Diccionario de americanismos y, por supuesto, los diccionarios del léxico local, como el de argentinismos, mexicanismos, uruguyismos, etc.

Voces comunes en toda América como andenantes, ansina, truje, jallar, etcétera, no están recogidas porque son arcaísmos. Es decir, esos vocablos eran parte de nuestra lengua y los actuales documentos que describen nuestro idioma se centran en el español moderno.

El apego a las normas generales de la actual Ortografía, Gramática y Diccionario es no perder unidad, pero siempre con respeto a las particularidades regionales.

Continuar Leyendo

Alberto Aguilar

IED e inversiones de portafolio 2020 a la baja y estrategia desafío

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

IED e inversiones de portafolio 2020 a la baja y estrategia desafío

El dato de las remesas a junio que dio a conocer el INEGI de Julio Santaella, con poco más de 19,000 mdd en el semestre es de lo poco que se puede celebrar en lo que hace a los flujos provenientes del exterior.

Si bien las exportaciones del lapso enero-junio cayeron casi 20%, las manufactureras comenzaron a mejorar dada la gradual reactivación de la economía estadounidense. Claro que con un PIB que decrecerá 5.5% en el país de Donald Trump, tampoco hay que esperar demasiado.

En turismo la captación de divisas va a la baja más del 40% y es improbable que repunte por el impacto de la pandemia al turismo global. México no es excepción. Además la capacidad de promoción que hoy tiene Sectur de Miguel Torruco es limitadísima.

En lo que hace a la IED, su situación tampoco es favorable. El área económica de Scotiabank que lleva Mario Correa sitúa esos flujos en solo 18,000 mdd este 2020 vs 32,900 mdd del 2019, o sea que se visualiza una caída del 45%.

Hay muchas inversiones inerciales ligadas al T-MEC y otras que podrían detonarse por el conflicto entre EU y China, pero por otro lado la crisis sanitaria junto con las muchas decisiones de política pública controvertidas adoptadas por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ya desestimularon otras más.

Por el lado de las inversiones de portafolio todavía el nivel de las tasas atrae flujos de corto plazo, pero también la desconfianza por la estrategia económica que se sigue y un Pemex que lleva Octavio Romero en serios aprietos no ayudan. De ahí que de flujos que se ubicaban en 9,600 mdd en 2019, ahora estará en tablas, si se considera también la fuga de capitales patente desde el año pasado.

En ese sentido digamos que los recursos foráneos son ya ligeramente negativos frente a lo que el país eroga en amortizaciones de deuda y otros requerimientos. Hay un ligero déficit que por ahora no debe alarmar salvo que se profundice. En otras épocas ya hemos visto algo similar, pero se va a requerir un apuntalamiento de la estrategia, hoy cuestionable.

Ortega deja timón de CanCham y llega Zorrila

Hoy habrá cambio de estafeta en la Cámara de Comercio de Canadá en México. En asamblea Armando Ortega concluirá su mandato tras más de tres años en los que consolidó a esa agrupación. Será sustituido por Enrique Zorrilla, hasta hace unas semanas timón de Scotiabank. Hoy es consejero de sus subsidiarias en Perú y Colombia. Por lo que se sabe Ortega se mantendrá activo en la CanCham como presidente del comité minero (mining task force).

Nuevo etiquetado y consumidor avance menor

Ya están en el mercado alimentos con el nuevo etiquetado y los sellos negros de advertencia, pese al rechazo de la IP. Un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública que lleva Juan Rivera Dommarco viene a modo. Estima que con la nueva propuesta la clientela reducirá su consumo en 37 calorías por día –23 por una menor ingesta de refrescos y 14 por la de refrigerios-. El avance será muy menor. La FAO indica que el consumo promedio de calorías en México es de 3,072 kilocalorías, 1,000 por encima de la dieta recomendada para un adulto.

Hoy en Conago agarrón con López-Gatell

Hoy quizá nuevo agarrón entre Conago de Juan Manuel Carreras y el controvertido subsecretario Hugo López-Gatell. Otra reunión convocada por SEGOB de Olga Sánchez Cordero para evaluar la evolución de la pandemia.

Oaxaca decisión populista e IP reprueba

Y amén del amague de más impuestos, ahora prohibición a la venta de bebidas y alimentos preenvasados a menores de edad en Oaxaca. El Congreso de esa entidad que lleva Alejandro Murat lo avaló. Medida populista que en la práctica será ficción. Ayer fue reprobada por CONMEXICO, ANTAD, CANACO, CANACINTRA de Enoch Castellanos y ANPEC de Cuauhtémoc Rivera.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario