Daniel Moreno

Guanajuato.- Con la época de frio aumenta el consumo de leña pues muchas familias principalmente de zona rural y en viviendas precarias las familias no tienen otra opción para calentarse  y sobrellevar el invierno.

Según el último estudio energético en Guanajuato fijado en el año 2017 y llamado “Estudio de Energías Limpias” los habitantes de Guanajuato consumen 309 mil toneladas de leña al año y en el uso residencial la leña representa el 28% de los combustibles usados para generar calor el resto son el gas natural y el gas LP.

Sin embargo, el uso residencial de la leña para cocinar, calentar o iluminar una vivienda, no es exclusivo pues también algunas pequeñas industrias y comercios usan este combustible debido a diferentes razones, aunque en los hogares los factores son la disponibilidad, el alto precio de otros combustibles, la condición socioeconómica de las familias costumbres y otras.

Por zonas

Aunque el estudio advierte que cada año puede haber variaciones del uso de este combustible al menos hasta el 2017 de estimaba que en la quema de la leña y el número estimado de usuarios habitantes de la zona noreste eran quienes más utilizaban leña donde el consumo promedio al año en Atarjea se fijó en 394 kilos, Xichú, 379 kilos; y Tierra Blanca, 290 kilos. En contraste, los habitantes de León son los de menor promedio con apenas 7 kilos 400 gramos al año.

Sin embargo, en el consumo total de leña, Pénjamo encabeza la lista con un uso de 22 mil 700 toneladas al año; Valle de Santiago, 19 mil 700 toneladas; San Felipe, 17 mil 400; Dolores Hidalgo, 16 mil 600 toneladas; e Irapuato con 15 mil 900 toneladas.  En contraste el municipio con menor consumo de leña fue Santiago Maravatio con 814 toneladas según se fijó en la investigación.

Te podría interesar:

SZ