Agencias

México.- Elijah tiene 11 meses y ha sufrido mucho por las decisiones de otros padres sobre no vacunar a sus hijos para prevenir enfermedades.

La Organización Mundial de la Salud incluyó a los papás antivacunas como uno de los mayores peligros para la salud para sus hijos y también para otras personas.

A principios del siglo XXI comenzó a tomar fuerza este movimiento en todo el mundo. Pareciera que se convirtió en moda no cuidar la salud de los pequeños, a pesar del avance en la investigación médica y el desarrollo de medicamentos contra enfermedades peligrosas y contagiosas.

El caso de Elijah Burke de 11 meses ha impactado. Contrajo varicela antes de que pudiera recibir alguna vacuna que le ayudara a su pequeño organismo a luchar contra esta enfermedad.

Su cuerpo rápidamente comenzó a llenarse de sarpullido y costras que le provocaron comezón y molestias. Al mismo tiempo, el pequeño contagió a su hermana de 3 años.

La madre de Elijah culpó de esto a los padres antivacunas y arremetió contra ellos diciéndoles que eran unos “malditos idiotas” por poner en riesgo a niños indefensos que no pueden ser vacunados.

“Si no vacunas a tus hijos eres un maldito idiota. ¡Piensa en el riesgo bajo el que pones a otros niños indefensos que son demasiado pequeños o que no pueden ser vacunados!”.

Kayley, madre de Elijah también se contagió, presentando síntomas que en adultos podrían ser letales.

Con información de Cultura Colectiva*

DM