Redacción

Filadelfia, EE. UU.- El barrio de Kensington, Filadelfia, parece el escenario de una pesadilla postapocalíptica, luego que decenas de sus habitantes han sido atrapados por el fentanilo, un opioide 50 veces más poderoso que la morfina e igual de adictivo.

Desde el canal de Youtube ‘Kimgary’ se puede acceder al escenario de sus efectos durante su paso por las calles de Kensington, bario que es conocido como el mercado de drogas al aire libre más grande del este de Estados Unidos.

Millones de dólares circulan en la venta de drogas y el fentanilo gana terreno. De acuerdo con vecinos, la violencia en la zona crece a la par, por lo que la reacción en cadena que generan las adicciones y la delincuencia  escapó de las manos de las autoridades locales y estatales.

Para aquellos que no están bajo el influjo de las drogas, el panorama ya es normal. En 2020, mil 214 personas murieron por sobredosis en Filadelfia, el 81% de ellas por mezclar fentanilo con otras drogas.

No es único de Estados Unidos

Sin embargo, Estados Unidos no es el único país donde crece la cifra de adictos. Canadá, Reino Unido, Alemania, Australia y México tienen motivos para preocuparse.

En nuestro país, entre enero y agosto, Sedena decomisó mil 157 kilogramos de fentanilo y los principales cárteles mexicanos ya se disputan el mercado de esta droga. El consumo y venta del opioide en México tuvo sus picos más altos en 2020.

“Es lo peor que puede haber”, reconoció el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina del pasado 24 de agosto.

ac