Agencias

Washington.- El gobierno de Estados Unidos comprará 200 millones de dosis más de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 para prepararse para futuras necesidades, como inyecciones de refuerzo y la eventual inoculación de los niños menores de 12 años.

Este nuevo encargo eleva a 500 millones el total de dosis de este producto adquiridas hasta ahora por Estados Unidos en el marco del contrato sellado inicialmente con Pfizer, que preveía hasta 600 millones de dosis.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el gobierno de Biden quiere tener la “máxima flexibilidad” para hacer frente a las cambiantes condiciones, y que “va a prepararse para cualquier contingencia”.

Las dosis adicionales se administrarán entre finales de este año y principios del próximo.

No está claro si se necesitarán vacunas de refuerzo para las personas totalmente vacunadas, pero las infecciones posvacuna atribuidas a la variante delta han suscitado un debate. La mayoría de los nuevos casos de coronavirus en personas vacunadas han sido leves o asintomáticos.

Cumple con los criterios

La vacuna contra el SARS-CoV-2 de Moderna se convirtió en la segunda aprobada por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para su uso en adolescentes de entre 12 y 17 años, luego de que este viernes la entidad informara que la fórmula de la farmacéutica estadounidense cumplía con los criterios para ser distribuida por los 27 países de la Unión Europea (UE) con ese fin.

“El Comité de Medicamentos para Uso Humano (CHMP) de la EMA recomendó conceder una extensión a la vacuna covid-19 Spikevax (anteriormente conocida como Covid-19 Vaccine Moderna) para incluir su uso entre los menores de 12 a 17 años”, declaró el regulador europeo en un comunicado. Los efectos de Spikevaxfueron analizados a partir de un estudio con 3.732 jóvenes de esas edades.