Agencias

San Diego.- Estados Unidos ampliará el procesamiento de solicitudes de asilo del programa ‘Quédate en México’ a casos cerrados o desestimados por la administración de Donald Trump, lo que abre la posibilidad de que miles de migrantes tengan una nueva oportunidad de recibir protección humanitaria, confirmó el Departamento de Seguridad Nacional, (DHS).

La nueva medida se pondrá en marcha hoy y forma parte de un “esfuerzo continuo para restaurar el procesamiento seguro, ordenado y humano” de solicitantes de asilo en la frontera con México.

Beneficiará a personas con casos “que fueron dados por terminados o fueron desestimados in absentia”, es decir, que se cerraron porque los migrantes no se presentaron a las audiencias.

No está claro cuántas personas podrán beneficiarse de esta nueva medida para esperar su proceso de asilo en territorio estadounidense pero, como mínimo, unas 10 mil, estimó Michele Klein Solomon, directora regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Centroamérica, Norteamérica y el Caribe, una de las agencias de la ONU en el proceso.

No obstante, este cálculo puede quedarse corto. Según el centro de investigación Transactional Records Access Clearinghouse de la universidad de Siracusa, que tiene datos actualizados al mes de mayo, podría beneficiar a 34,528 migrantes, más de 27,800 que no se presentaron a su audiencia y más de 6,600 cuyos casos fueron rechazados.

Lo que no está claro es dónde están esas personas pero la mayoría podría haber vuelto a sus países de origen. El gobierno de México movió a muchos migrantes desde la frontera norte al sur del país con el argumento de sacarles de las zonas más controladas por los cárteles aunque, en ocasiones, fue para dejarles sin protección en otros puntos del país y desalentar sus intentos de llegar a Estados Unidos, ya que Trump estaba presionando con fuerza al gobierno mexicano para que reforzara la contención. También invitó a miles a acogerse al retorno voluntario a sus países. Muchos lo hicieron pero no hay cifras de cuántos.

Más de 70 mil migrantes centroamericanos, cubanos, venezolanos y de otras nacionalidades- fueron devueltos a México en 2019 a esperar sus procesos de asilo.

EZM