Principal Vida Pública

Esposa de Juan Carlos descarta que haya muerto por un infarto; no cree en versión de la FGE

Luz Zárate

Celaya.- Juan Carlos Padilla Arandas, comerciante de toda la vida y desde hace 28 años vendedor de tamales, falleció tras ser golpeado el pasado lunes por Agentes Ministeriales, sin embargo, en el acta de defunción se señala que la causa de la muerte fue por un infarto, así lo señaló Rosa Yolanda Zamudio, esposa del agredido.

La señora Rosa aún no puede creer lo que está viviendo, pues hace 24 horas se disponía ella y su esposo a ir al ‘tianguis de los lunes’ a comprar unos lentes, cuando llegaron Agentes Ministeriales con la intención de detenerlo pero sin mostrarle un acta de aprehensión y llamándolo por el nombre de Martín. Hoy martes, la viuda está a la espera de que llegue a la funeraria el cuerpo de su marido. Ella no puede creer la versión de la Fiscalía General del Estado acerca de que murió por un infarto.

“Aún no veo el cuerpo de mi esposo, mis hijos son los que están arreglando los papeles, ya les entregaron el acta de defunción y dicen que murió de un infarto, eso no lo puedo yo creer porque a mi esposo lo golpearon esas personas, mi hija dice que su cuerpo trae muchos golpes en el cuerpo y la cara, la mandíbula rota, incluso en el certificado del hospital (de Celaya) dice que llegó sin signos vitales y con muchos golpes y sangre”, platicó Rosa Yolanda Zamudio, esposa de Juan Carlos.

Rosa platicó que su esposo contaba con 54 años, estaba sano y todos los días se levantaba a las 5:00 de la mañana y se dormía pasadas las 11:00 de la noche, siempre dedicado a su casa, a su familia y a su trabajo con el cual sacó adelante a sus hijos.

La causa de la muerte emitida por el Servicio Médico Forense (Semefo),  tampoco la pueden creer los familiares de Juan Carlos pues aseguran que el fallecimiento fue producto de los múltiples y severos golpes que le propinaron los policías ministeriales.

Incluso en redes sociales se ha promovido el hashtag #JusticiaParaJuanCarlos y en Twitter se ha convertido en tendencia este martes colocándose dentro de los 10 temas de los que más se habla en México, donde más de 13 mil usuarios han exigido justicia.

Los familiares del hombre tienen miedo por su integridad física, pues aunque pidieron a la Fiscalía General del Estado protección, dijeron tener miedo. 

Piden justicia

Los familiares del comerciante presentaron la noche del lunes una denuncia por homicidio y abuso de autoridad ante el Ministerio Público en contra de quien resulte responsable y específicamente contra los agentes Ministeriales que participaron en la detención.

Según los testigos, durante la detención de Juan Carlos los agentes Ministeriales nunca mostraron la orden de aprehensión y tampoco les mencionaron el delito por el que lo iban a detener, además resaltaron que le llamaban por el nombre de Martín, lo que les hace pensar que los policías ministeriales se equivocaron de persona.

Incluso en el video difundido en redes sociales se escucha como el comerciante pide ayuda y niega ser la persona que buscan, pero los agentes de la Fiscalía lo sometieron y comenzar a golpear.

Otra de las cosas que no “le cuadran” a varios de sus conocidos, es porqué si los hechos sucedieron alrededor de las 15:30 del lunes y el altercado con los ministeriales duró máximo 15 minutos y acto seguido lo arrestaron, lo llevaron al Hospital General de Celaya para que recibiera atención médica hasta las 18:00 horas. 

El cuerpo de Juan Carlos ya fue entregado a sus familiares y sus restos son velados en una funeraria de la ciudad y posteriormente darle el último adiós.

Llegó sin vida

El reporte médico realizado en el Hospital General de Celaya la tarde del lunes, establece que Juan Carlos Padilla Arandas, fue llevado para recibir atención médica por parte de los propios elementos de la Fiscalía General del Estado, pero el hombre llegó sin vida y con restos de sangre en la cara. Ya sin signos vitales fue atendido en el Área de Urgencias, se le practicó reanimación cardiopulmonar pero no hubo respuesta.

“Se trata de un masculino en calidad de desconocido, el cual es traído por agentes ministeriales al servicio de urgencias, mencionando que pierde el sentido, motivo por el cual es tratado. A su ingreso se recibe sin signos vitales, se pasa al área de choque con coloración marmórea, pupilas dilatadas, restos hemáticos en cara, con área de equimosis en región temporal derecha. Se inician maniobras de reanimación cardiopulmonar por tres ciclos sin recibir respuesta, se da por terminada las maniobras a las 18:35 horas”, indica el parte médico.

El reporte médico es firmado por el doctor Lázaro Edilberto Álvarez Mejía.

Te puede interesar:

RO.

Related posts