Onofre Lujano

Acámbaro.- Desde los primeros días de este mes arrancó la elaboración del pan de muerto en Acámbaro, en sus presentaciones de tradicionales de ‘huesitos’ (tiene su origen en la ciudad de México) y ‘fantasma’ (que se originó en Bocaneo, Michoacán).

Aunque los panaderos del famoso Pan Grande de Acámbaro, mantienen su elaboración normal, en esa temporada se dedican a fabricar el Pan de Muerto, con la marca registrada ‘Muerto de Acámbaro’.

La demanda de este pan crece durante los días de muertos cuando los visitantes vienen a ver las ofrendas de sus difuntos y consumen y llevan a sus familiares de otras partes de la republica este manjar. Mencionan que esperan que por la pandemia no bajen las ventas este año.

Actualmente Las panaderías ‘Loeza Hermanos’, ‘La Casa del Panadero de Acámbaro’, ‘Tío Sam’ ‘El Lirio’, ‘El refugio’, ‘Súper Pan’, ‘El Triunfo’, ‘Loeza Hermanos Don Fer’, entre otras mantienen su plantilla de trabajadores.

El ‘Empuchado’ o ‘Fantasma’, tienen la forma de muñequito y están cubiertos con azúcar glas blanca y representa una persona muerta envuelta en una sábana con franjas de azúcar color rojo que representan la sangre. Sólo se hornea durante los meses de octubre y noviembre con una gran demanda.

También hay otras variedades: ‘Cruz’, ‘Bola’, Huesitos’ y ‘Canilla’ entre otros, los cuales se venden junto al Pan de Muerto a Estado de México, Querétaro, Michoacán y Puebla.

LC