Agencias

Ginebra, Sui.- Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) examinaron ayer la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca, cuya eficacia se cuestiona ahora en las personas de mayor edad y contra la variante sudafricana del virus, haciendo incluso que ese país suspendiera temporalmente su campaña de inmunización.

La vacuna AstraZeneca/-Oxford, que el Reino Unido fue el primero en administrar de forma masiva en diciembre, ya fue aprobada por otras naciones y por la Unión Europea (UE).

Debido a la falta de datos sobre su eficacia en la población de edad más avanzada, algunos gobiernos decidieron recomendar su uso para personas de menos de 65 años, o incluso de 55, como en España.

“Es demasiado pronto para rechazar esta vacuna” que es “una parte importante de la respuesta mundial a la pandemia actual”, valoró Richard Hatchett, uno de los responsables del mecanismo Covax para garantizar una distribución justa de los medios de lucha contra el Covid-19.

“Creemos que nuestra vacuna protegerá pese a todo contra las formas graves de la enfermedad”, afirmó un portavoz de AstraZeneca.

Con una eficacia media de 70%, el fármaco de AstraZeneca/Oxford es menos convincente que los de Pfizer/BioNTech o Moderna, cuyos niveles de eficacia superan el 90%. Pero esta vacuna es más barata y más fácil de almacenar, porque no necesita estar a muy baja temperatura. Eso hace que sea más adecuada para las campañas de vacunación masivas.

La pandemia ha dejado más de 2.31 millones de muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China notificó de la aparición de la enfermedad a finales diciembre de 2019. Más de 106 millones de casos han sido diagnosticados.

ndr