Es León, un municipio lleno de tradiciones

La ciudad fue fundada el 20 de enero de 1576 por Martín Enríquez de Almansa bajo el nombre de Villa de León.

Celebra la ciudad 440 años, donde hoy en día es conocida mundialmente como la capital del calzado

Rafael Zamora

LEÓN, Gto.- Por no llegar a reunir 100 fundadores, pero sí sobrepasar la cantidad de 50, León nació en calidad de Villa más no de ciudad, un 20 de enero de 1576.

Así se cumplió el mandamiento de fundación dictado en diciembre de 1575, por el Virrey de la Nueva España, entonces Martín Enríquez de Almansa, proveniente de una familia noble de León en España.

El nombre estaba definido, León, y la cantidad de fundadores, personas reconocidas dispuestas a residir en León por al menos 10 años, definió al final la calidad de Villa para el asentamiento.

En inteligencia del Virrey, un asentamiento notorio, ordenado y plenamente habitado era indispensable para terminar de apaciguar la región que se había distinguido los recientes 20 años por sufrir ataques de grupos indígenas Chichimecas.

Las muertes de españoles habían sido ya numerosas. Muy notoria fue la de Juan de Jasso, quien por su cuenta y riesgo mantuvo ‘a salvo’ la estancia de Señora como se conocía entonces la región y que era espacio de tránsito a caravanas que recorrían el camino entre los Minerales de Guanajuato y los de Zacatecas.

Esa región entre el Río Grande, hoy Lerma, la provincia de Nueva Galicia y las minas de Guanajuato era importante. El encargo fue para el Doctor Juan Bautista de Orozco, reconocido como el ejecutor y sostén de la fundación firmada la mañana del 20 de enero de 1576, día del Mártir San Sebastián.

Organizan espacios

Juan Bautista de Orozco llegó con el encargo de expropiar tierras para servicio de la Villa y poder dar un espacio  a los primeros vecinos y así definir también espacios para la Iglesia, el Cabildo, la cárcel, el mesón, y los ejidos.

La lista completa de los fundadores no se preservó, ni se reprodujo por parte de notarios, tampoco así las trazas y disposiciones originales de la fundación de León.

Se conoce, sin embargo, que entre los fundadores había señores españoles –como el Capitán Juan Alonso de Torres-, otros de origen portugués como Diego Frausto d’Aponte –primer Alguacil Mayor-, pobladores indígenas de la región como Marcos Francisco chichimeca y su hijo Marcos de la Cruz, y mulatos como Diego Hernández.

Mención aparte merecen los tres sacerdotes que formaron parte de la fundación, el Bachiller Alonso Espino, quien se convirtió en el primer Párroco de la Villa; el Bachiller, Juan de Cuenca y el padre maestro Cristóbal de Soria. La muerte de Alonso Espino en 1586 saeteado por chichimecas cerca del río La Loza, causó la primera conmoción en León que por poco provoca, dice la historia, el abandono de la Villa.

Pero el destino de León para transformarse de Villa en Ciudad estaba sellado desde la silla virreinal, según constan documentos hallados en el Archivo General de la Nación. Martín Enríquez de Almanza, a menos de un mes de la fundación había ya mandatado el proveer a sus habitantes con recursos monetarios y humanos (un centenar de indígenas desplazados desde Acámbaro).

León en la mente del Virrey leonés (español) no tenía otro destino más que el de ser, y pronto, una ciudad, sin pensar la magnitud que esta alcanzaría.

¿Sabías que…?

  1. Del acta original de la Fundación de la Villa de León, levantada por el escribano real Miguel de Arévalo, sólo se conocen traslados. La más antigua hecha en 1606 por un Notario Real, de la que se tiene un facsímil en exhibición en el Archivo de la Ciudad.
  2. La primera Parroquia de la Villa de León se llamó Capilla de la Veracruz, que se ubicaba en el predio que ahora ocupa la escuela Diez de Sollano, a espaldas de la Parroquia Del Sagrario. Se dice que una de las puertas originales de aquella capilla sigue en el acceso a dicho colegio.
  3. La construcción más antigua que permanece de pie y en su configuración original es el templo Santuario de La Soledad, que data de 1595; originalmente contó con un panteón en su atrio, ahora es espacio lo ocupa el Mercado Aldama.
  4. Los nombres de algunos de los fundadores de León, son recordados en avenidas actuales de la ciudad, así como en algunas calles de la colonia Las Trojes.