Óscar Jiménez

León.- Debido a una serie de puntos que no fueron considerados en la compra-venta del Estadio León entre el Club Social y Deportivo León A.C. y Grupo Pachuca, a través de Fieracapital, podría exigirse la nulidad de todo el procedimiento.

Actualmente, los perjudicados con interés jurídico en el litigio, como lo son el Municipio de León, así como Banco del Bajío, e incluso los dueños de palcos y plateas, pueden promover el juicio que busque echar todo hacia atrás, ya que no se cumplieron con detalles específicos.

A decir de Octavio López de Alba, abogado de los Socios Fundadores del Club Social y Deportivo León A.C. y de los dueños de palcos y plateas del Estadio León, hay cuatro condicionantes que no fueron bien tratadas en la compraventa, y que se traducen en una posibilidad de pedir la nulidad.

Datos falsos

El primer punto gira en torno a que se refirió, a través del notario Luis Mariano Hernández Aguado, que la familia Zermeño tomó posesión física del Estadio León durante el pasado 15 de julio, lo cual no sucedió, sino que, la última ocasión que se intentó esto fue en noviembre de 2020 cuando la afición irrumpió en el inmueble y no permitió que se tomara el inmueble.

“El decir datos falsos en una escritura hace nulo todo lo actuado (…), la única acción antes de esa situación fue cuando la fotos: socios fundadores buscarán extinguir transacción afición fue a romper vidrios”, señaló López de Alba.

También se omitió señalar que existía un contrato vigente de arrendamiento -con Grupo Pachuca- hasta el 22 de agosto de 2022, así como también, que están vigentes los derechos de palcohabientes y plateas (cuya participación es por 99 años) y que existen tres amparos en tribunales federales de Guanajuato en contra del Club Social y Deportivo León A.C.

“Mientras el contrato tenga vigencia, cuando yo compro un bien se debe de mencionar en qué estado se encuentra, si lo tienen concesionado, si lo tiene un usufructuario, un comodatario, o, por ejemplo, en este caso, si lo tiene en arrendamiento Grupo Pachuca. Y termina en agosto de 2022, y eso lo debió considerar el notario, que con la compra-venta se quedaría sin valor, y no lo hizo (…). Son vicios de procedimiento que echan a perder la escritura de Hernández Aguado”.

Ahora, para el Municipio de León cambiará la situación de figura jurídica, pero en caso de no actuar, quienes sí lo buscarán serán los Socios Fundadores y los dueños de palcos y plateas; “Ellos (Municipio) fueron defraudados y engañados por los papeles que presentó Zermeño, y ya no hay nada de pruebas pendientes, el Municipio y el Banco del Bajío pueden venir a decirle a otro juez -porque es un juicio civil ordinario- que entre el Club Social y Deportivo León A.C. y la juez dictaron una sentencia que fue en contra de los principios de derecho y en contra de las leyes”.

Ahí, Grupo Pachuca, también estaría involucrado al considerar que el arrendamiento estaba pendiente, y tampoco se notificó; “Si a Municipio ya no le interesa, acá estamos para defender a palcohabientes y fundadores”.

Presentan caso a Malú Mícher

Foto: Cristina Muñoz

Recientemente, el grupo de Socios Fundadores y de dueños de palcos y plateas, a través de Octavio López de Alba, contactaron a la senadora de la República, Malu Mícher, a quien le plantearon el caso.

“Ella va a estudiar el caso completo, y nos dirá en qué nos puede ayudar. Si no, lo podría subir directamente a tribuna y lo canalizan, porque hay una cosa, la famosa compra del Munpic fue con dinero público”, finalizó Octavio López de Alba.

Una venta complicada

Foto: Especial

Desde el pasado mes de marzo, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo anunció que, junto con el municipio de León, adquirirían los terrenos donde se encuentra el Estadio León, pues resaltó que las 6 hectáreas donde se encuentra el Estadio no pueden quedarse en manos de particulares, sino que deben ser utilizadas en beneficios de toda la ciudadanía.

Un mes después, el alcalde Héctor López Santillana explicó que lo más probable sería que la compra se definiría el próximo trienio.

“Lo que estoy haciendo es dejar esto preparado para, si así lo consideren, poder someterlo a la consideración del Ayuntamiento, no es una garantía que ocurra en el corto plazo”, resaltó. Incluso comentó que seguía trabajando en el aspecto jurídico para presentarlo ante el Ayuntamiento leonés.

No obstante, a mediados de julio el Grupo Pachuca anunció la compra del Estadio León  a través de la Sociedad Fiera-Capital “como una decisión estratégica en el futuro del Club León y la Institución que representa”.

Sobre los dueños de palcos y plateas, Grupo Pachuca indicó que el Club León les informaría y ofrecería en su momento un plan de financiamiento para adquirirlos. Por otro lado, aclararon que de no haberse cerrado esta operación, la continuidad del equipo en la ciudad “habría estado seriamente comprometida”.

Esta situación provocó toda una serie de críticas negativas ante la venta del estado, entre las que destaca la denuncia del PAN que venía arrastrando desde el 2005 contra los exgobernadores Murillo Karam y Ángel Núñez, a quienes señalaban por haber otorgado una serie de beneficios -con recursos públicos- al club de futbol de Grupo Pachuca.

Por esta razón, criticaron que este mismo grupo se quedara con el Estadio León a partir de la sociedad Fiera Capital que está representada por Jesús Martínez, quien ostenta 8 mil 300 acciones, Pedro Cedillo con mil y Armando Martínez con las 700 acciones restantes.

Además, personalidades como el doctor Primo Quiroz, exdirigente del Club León y Octavio López, abogado de los socios fundadores, pidieron que se especifique cómo fue que se llevó a cabo la transacción y si los gobiernos, estatal o municipal, tuvieron injerencia para el trámite.