Erigen asta en la plaza militar

La infraestructura que costó más de 100 mil pesos será inaugurada en agosto. Foto: Carlos Ontiveros

El mástil está en espera de que llegue una bandera gestionada ante la Sedena para ser inaugurada

Alfonso Ochoa

GUANAJUATO, Gto.- Después de 12 años de que estuvo abandonada, el asta bandera que se compró en la administración municipal 2000-2003, cuando el alcalde era Rafael Villagómez Mapes, ya fue colocada en la plaza cívica del Ejército Mexicano que se construye en el acceso a la deportiva ‘Arnulfo Vázquez Nieto‘.

La infraestructura que costó más de 100 mil pesos será inaugurada en agosto. Foto: Carlos Ontiveros
La infraestructura que costó más de 100 mil pesos será inaugurada en agosto. Foto: Carlos Ontiveros

El asta bandera, que costó en el 2003 más de cien mil pesos y que se pensaba colocar en la Glorieta Santa Fe, fue arrumbada durante 12 años en la deportiva de Yerbabuena después de que se determinó que era inviable el proyecto de ubicarla en la glorieta porque el terreno de la zona no era el adecuado, pues no se podría estabilizar el asta.

Del gasto que provocó incluso hubo una investigación del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), ahora algo se rescata, pues el asta pudo ser instalada después de que se comprobó que la resistencia del material no fue afectada por el óxido.

El asta de 38 metros de longitud fue colocada el pasado lunes por dos grúas en la plaza cívica, la que se espera inaugurar en el próximo mes de agosto.

El regidor Juan Sebastián Ávila Victoria, quien ha trabajado en la gestión de recursos para la construcción de la plaza, dijo que el asta se pintó de blanco y se le puso el cable para izar la bandera, y un pequeño motor que servirá para el izamiento.

Los trámites para obtener una mega bandera se hicieron a través de la Dirección de Obras Públicas, ante la XVI Zona Militar, y se espera que llegue antes de la inauguración de la plaza.

Rescatan  monumento
A la administración que encabezó el arquitecto Rafael Villagómez Mapes, siguió la gestión de Arnulfo Vázquez Nieto, a quien le tocó revisar el caso del asta, y ahora se instaló en la deportiva que lleva su nombre.