Onofre Lujano

Acámbaro.- A través del Consejo Nacional de Gobernadores Indígenas, Carlos Medina Velázquez, recibió el bastón de mando en la comunidad Nuevo Chupícuaro del municipio de Acámbaro.

El evento se realizó en la explanada de la parroquia San Pedro, donde estuvieron presentes los gobernadores de otros estados como: Norma Judith Lorena Hernández (San Luis Potosí); Pedro Pedro Magoo (Hidalgo); Alma Rosa Perea Pacheco (Querétaro); San Juanita del Rosal Martínez (representante de Veracruz) y José Tomas Martinez López (Oaxaca), quien es también el consejero nacional de Acción y Coordinación y Estructura Electoral.

También estuvieron presentes las autoridades municipales como el alcalde Alejandro Tirado; el director de Migrantes en Guanajuato, Ángel Calderón Paniagua,  entre otras. 

Foto: Onofre Lujano

Reunidos en la explanada de la parroquia de San Pedro se explicó que el bastón de mando es el símbolo que se entrega a través de distintas comunidades indígenas y su forma “representa la rectitud, la armonía, el equilibrio y la unidad, por lo que quien acepta el bastón, acepta su cargo y la responsabilidad que esto implica. Representa el buen gobierno y una forma de realizar que es auténticamente colectiva”.

“El bastón es una forma de legitimar a un gobernante y significa que la comunidad lo acepta y lo respalda. Es un símbolo que se entrega a una persona que moralmente lo amerita. El bastón de mando es un elemento importante en las culturas indígenas de México, simboliza la máxima autoridad política de quien lo ostenta como organización comunitaria. Tradicionalmente se hace la entrega a comunidades indígenas que tienen un buen cargo honorifico”, explicaron

Descentralizado y apolítico

Foto: Onofre Lujano

El consejero nacional de los indígenas, José Tomas Martínez López, mencionó  que particularmente en esta parte de México, como es el centro y el norte, se ha perdido toda esta cultura.

“En Oaxaca, donde soy el gobernador indígena, aún conservamos muchos de los usos y costumbres. Incluso de las obras que se llevan a cabo en los municipios se realizan a través de una figura que nosotros le llamamos el tequio y en puebla le llaman jornales”, agregó.

El evento fue avalado por  la Consejería Nacional de las Gubernaturas Indígenas, organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal y tiene como objeto orientar, coordinar, promover y apoyar mediante proyectos, estrategias y acciones “el desarrollo integral y sustentable de los Pueblos y Comunidades Indígenas”.

Asimismo, el evento es de carácter ‘apolítico’, o sea, no pertenece a ningún partido político y tampoco depende de ningún gobierno municipal o estatal. Los recursos provienen de fundaciones, empresarios, fideicomisos o del presupuesto federal destinado a comunidades indígenas, en su caso.

ac