Entre protestas visita Trump a víctimas de tiroteos

En Dayton se burlaron del desliz del presidente, que confundió esa ciudad con Toledo cuando ofreció sus condolencias Foto: Especial

Los manifestantes le exigieron regular la venta de armas, el mandatario asegura que es su deseo pero no tiene apoyo político para hacerlo

Redacción

Estados Unidos.- Entre protestas, el presidente Donald Trump visitó dos de las tres ciudades en las que se perpetraron matanzas este fin de semana, Dayton Ohio y El Paso Texas.

Ciudadanos reprocharon su visita y lo acusan de fomentar la violencia racista en el país y con grandes dibujos del bebé furioso con el que lo identifican ahora, le exigieron un control más estricto.

Ciudadanos de Ohio demandaron que deje de tenerle miedo a la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés) y que ponga de una vez por todas un freno a la comercialización de armas a cualquier persona.

En El Paso Texas le reclamaron su retórica antiinmigración, luego del asesinato a sangre fría de 22 personas entre ellas ocho mexicanos, de parte de un supremacista extremo.

Pero a Trump no le importó y visitó ambas ciudades, además declaró que él y otros congresistas apoyan un cambio en la legislación de armas, que buscan impedir que personas con problemas mentales porten armas, pero asegura que no tienen apoyo político para hacerlo posible.

Además comentó que el control no incluye las armas semiautomáticas, que son las que usaron los atacantes de Dayton y El Paso.

Comentarios

Comentarios