Redacción

Salvatierra.- Enojo, tristeza e impotencia son los sentimientos que familiares y amigos de Julio César, Juan José y José tienen al velar a sus seres queridos, luego que, sin razón alguna, fueron acribillados por un grupo armado la tarde del lunes en la comunidad San Nicolás de los Agustinos.

Los cuerpos de los tres jóvenes asesinados fueron entregados la tarde del miércoles para ser acompañados por sus seres queridos durante la celebración eucarística que se oficiará en el templo del poblado.

Durante la madrugada, los hermanos Julio César y Juan José fueron velados a un costado del taller de motos Peneiker, sitio al que durante toda la noche estuvieron llegando amigos y familiares de los finados, así como integrantes de los clubes de motocicletas de la zona.

Lee más sobre su historia AQUÍ.

La misa de los hermanos será en punto de las 16:00 horas y al término de esta será la de José. Mientras que Diego y Daniel, las otras víctimas del desafortunado ataque, fueron velados en la comunidad El Sabino, donde se oficiará la celebración eucaristía de cuerpo presente.

Los escoltan

Integrantes de clubes motociclistas, originarios de Celaya, Yuriria, Valle de Santiago y Moroleón se unirán al cortejo fúnebre de Julio y ‘Juan Jo’ para darles el último adiós, acompañándolos hasta el cementerio de San Nicolás de los Agustinos.

Aunque en ambos velorios no hay presencia de seguridad fija, elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE), así como de la Guardia Nacional (GN) y del Ejército Mexicano, desde el arribo de los cuerpos, han realizado rondines en todo el poblado.

Al respecto, aunque los familiares consideraron esta acción necesaria, cuestionaron: “¿en dónde estaban cuando ocurrió la masacre sobre la calle Amado Nervo la tarde del lunes?”.

Lee los detalles del hecho ACÁ.

El cuerpo de Luis Antonio, la sexta víctima, aún continúa en el Servicio Médico Forense (Semefo) en Celaya, sin embargo, se espera que en el transcurso de este jueves arribe a su domicilio para ser velado.

ndr