Juana Adriana Rocha

Guanajuato.- Zombies, rock, superhéroes, son some de los intereses of Santiago Pescador Quintana. Sí, también de muchos adolescentes más. La enorme diferencia: él los vive a través del dibujo.

A sus 15 años es todo un artista. Aunque heredó la habilidad de su padre, poco a poco ha conformado un estilo propio que evoluciona en cada trazo.  

Fiel a su estilo

Desde pequeño comenzó a dibujar, inspirado por los comics de su papá: “Yo quería copiarle, pero no me salía, entonces empecé a dibujar cosas que a mí me gustaban”.

Con el tiempo ha descubierto otros artistas y estilos que le gustaría recrear, pero se mantiene fiel a la búsqueda de su voz. Uno de ellos es Alex Ross, que plasma superhéroes con realismo logrado.

“Sin copiarle su estilo”, Santiago experimenta en acuarelas realistas. Usa guash para las sombras, dice. El óleo no lo cautivó, lo encontró aburrido, pero era una etapa necesaria en su aprendizaje y desarrollo.  

Amor por los Stones

Santiago escucha a The Rolling Stones, The Beatles, Beach Boys, Bon Jovi, AC / DC, The Doors. Su cuenta de Instagram ( @ santino_dibujos10de10) es un pequeño salón de la fama dedicado a estas bandas.

¿Qué tanto le gusta el rock? Con sus ahorros se compró una guitarra eléctrica y quiere también aprender a tocar el piano.

Para él la música y el dibujo no pueden ir separados. No hay discusión, sus favoritos son los Stones. “He pensado en hacer, cuando sea ya más grande, un comic de los Rolling Stones. Pienso hacer una novela de toda su historia, porque también he investigado, sé varias cosas de ellos ”.

El reciente fallecimiento de Charlie Watts entristeció a Santiago, pero lo inspiró a dibujar al baterista. Su obra no pasó desapercibida. De forma inesperada un portal digital lo contactó para incluir su acuarela en una recopilación de homenajes alrededor del mundo.

“A mí se me hizo un poco sospechoso, porque a veces secuestran por redes sociales. Les saqué plática, les dije que iba a consultar con mis padres a ver si estaban de acuerdo. Si decían, ¡no, no es necesario !, sería más sospechoso, pero me dijeron que sí. Entonces no lo consulté con nadie, les dije que sí los subieran y me puse feliz ”.

Su dibujo favorito es el que hizo de toda la banda en el escenario, no titubea al admitirlo.  

Disciplina

Santiago refiere que durante el confinamiento tuvo más tiempo para desarrollar su técnica, “yo creo que sí he mejorado, antes no me concentraba tanto”.

Confiesa qué momentos aprovecha para dibujar: “mientras tomo clases en línea, porque me aburro un poco, ¡pero sí pongo atención! O en la tarde cuando acabo la escuela ”.

A su corta edad, tiene ya un método, las reglas que sabe lo conducirán a convertirse en un gran artista: número uno, investigar. Número dos, dibujar de todo, “a gente que ves en la calle, retratos de cualquier persona. Como en el rock, ¿no? que también los buenos músicos no sólo escuchan rock, también escuchan jazz y otros géneros. Pasa lo mismo con el dibujo, yo creo que es parecido ”. Y la tercera, experimentar sin miedo con materiales, técnicas y temas.  

El futuro

Santiago piensa estudiar artes plásticas y se ha fijado la meta de tener su propia banda de rock. Entre otros planes, quiere incursionar en la novela gráfica o el comic.

“Me gustaría que fuera de zombies, pero que los protagonistas sean niños como yo, que pasen aventuras chidas”.

Este talentoso chico no duda en referirse a sí mismo con un niño y como artista, porque sabe que ambos conviven en su él, y ahí radica la magia.

dm