Fotos: Manuel Arriaga

Manuel Arriaga

Pénjamo.- Dos de las obras insignia de la administración municipal 2009-2012, se encuentran en total abandono desde hace varios años. En ambas, se ejercieron recursos públicos por más de 20 millones de pesos, del programa de rescate de espacios públicos.

Se trata de los módulos deportivos Manuel Gómez Morín y el Parque Lineal, que hoy lucen abandonados, asqueados, deteriorados, no tienen servicios y la afluencia de visitantes es escasa.

Los módulos deportivos no tienen energía eléctrica, tampoco servicios sanitarios, los ladrones se han llevado hasta los juegos infantiles y poco a poco comienzan a saquear lo poco que aún queda; más de 20 millones de pesos para instalaciones convertidas en “elefantes blancos”.

Parque lineal

El parque lineal se ubica en el kilómetro 1 de la carretera estatal Pénjamo-Pastor Ortíz. Este centro fue creado con la esperanza de generar afluencia de personas, ya que es el único lugar que cuenta con una ciclovía de 3 kilómetros, además, contaba con juegos infantiles e infraestructura para la práctica de la patineta.

Es un complejo deportivo que tuvo una inversión de 14 millones 959 mil 988 pesos y según los estudios, beneficiaría a 42 mil 682 personas que disfrutarían de áreas de cafetería, módulos sanitarios, accesos, skatepark, cancha de usos múltiples, juegos infantiles, foro al aire libre, palapas, andadores y otras áreas de esparcimiento.

Actualmente es refugio de inmigrantes y personas en situación de calle. Fue cerrado por el gobierno municipal tras las constantes quejas de que era refugio de personas que venían de paso y que, además, dañaban la infraestructura del lugar.

En este sitio se han robado las rejas de los asadores, también las tejas de las pequeñas palapas construidas que nunca fueron utilizadas.

Las autoridades municipales creían que con este mobiliario, las familias penjamenses vendrían a convivir, pero ocurrió todo lo contrario; desde su apertura no generó el impacto esperado y eso se debe a las complicaciones para visitarlo: a pie o en bicicleta, hay que recorrer una parte de la peligrosa carretera estatal Pénjamo-Pastor Ortíz, algo que no es del agrado de todos.

Además, se encuentra en una zona donde carece de seguridad, algunas personas que usaban la ciclovía reportaron asaltos.

Aquí las imágenes:

Centro deportivo Manuel Gómez Morín

La misma desgracia es la que padece el centro deportivo Manuel Gómez Morín, ubicado en la colonia Corral de piedra, cerca de la carretera estatal que conduce hacia la comunidad de Magallanes.

No hay información pública del costo de la obra, sin embargo, este sitio cuenta con la única cancha techada pública del municipio, una infraestructura que no existe ni en la Unidad Deportiva Sur.

Al igual que el parque lineal, el módulo deportivo Manuel Gómez Morín tampoco tiene agua, ni luz, no tiene servicio de baños ya que los sanitarios han sido asqueados, se han llevado lámparas y cableado eléctrico, además, es un centro deportivo que no cuenta con vigilancia por parte de la Policía municipal.

Aquí también las evidencias: