Staff Correo

Guanajuato.- El ex director del Hospital Pediátrico Raúl Rojas Hernández fue removido de su cargo desde el pasado 16 de junio después de que fuera señalado por algunas funcionarias quienes aseguraron que se dirigía a ellas de una forma poco respetuosa usando en ocasiones palabras altisonantes.

Lee más: “Mamacita y amor”, así se dirigía el director del Hospital Pediátrico a empleadas

Tras la decisión tomada por la propia Secretaría de Salud tras haber recibido las recomendaciones de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato, los empleados del Hospital lo despidieron entre un pasillo de aplausos, porras y mariachi.

Estoy orgulloso de haber encontrado esa diosidencia que nos puso aquí a todos ustedes y a mí para que esto que iba a ser un centro de mocos y diarrea, ahora sea el mejor Hospital Pediátrico del Estado y el único aquí y de la región, que de todo el país quieran venirse a operar del corazón, venirse a poner un implante coclear, hacer campañas de cirugías. Finalmente el trabajo de ustedes es el que habla, el trabajo de ustedes está muy fortalecido“, dijo el doctor Raúl Rojas a los empleados que se reunieron en el hospital.

Después de darles un discurso de despedida, Rojas Hernández salió del hospital mientras algunos empleadas cargaban algunos carteles de ‘Gracias’, una de las empleadas sale con él abrazándolo mientras el mariachi toca ‘Las Golondrinas‘, enseguida se acercan más servidoras a darle el hasta luego.

dm