Municipios Top 5

Entierran basura electrónica junto a Reserva de la Biosfera

Eliazar Velázquez / Staff Correo

Xichú.- El Ayuntamiento de Xichú, encabezado por la panista María Guadalupe Ramírez Esquivel, no sólo se ha dado a la tarea de destruir el patrimonio documental de ese municipio, sino que bajo las cenizas de archivos que fueron incinerados sin seguir los protocolos legales de clasificación -hechos que Correo consignó a finales de 2020-, exactamente en ese mismo sitio fueron enterrados, a unos tres metros de profundidad, desechos electrónicos entre los que pueden distinguirse decenas de monitores, teclados, calculadoras, impresoras…

Fuentes consultadas relataron que personal de Oficialía Mayor, a cargo de Enedino Sáenz, con ayuda de una retroexcavadora trasladaron los aparatos desde la propia bodega donde estaban almacenados, los vaciaron en el lugar, y con esa misma máquina los cubrieron de tierra los primeros meses de 2020.

El lugar se localiza en la pendiente de un cerro, muy cerca de la cabecera municipal y dentro del perímetro del ejido Misión Santa Rosa.

Se preguntó a la Secretaría del Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial (SMAOT) acerca del marco legal que rige el destino final de los aparatos electrónicos que son dados de baja en una administración municipal, sea por obsolescencia o deterioro, a lo cual respondió: “en materia ambiental para el manejo integral de tales residuos, son aplicables la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, la Ley para la Gestión Integral de los residuos del Estado y los Municipios de Guanajuato, el Reglamento de la Ley para la Gestión Integral de Residuos del Estado y los Municipios de Guanajuato; y la Norma Oficial Mexicana NOM161-SEMARNAT-2011”.

Desprendido de esas normas, la autoridad municipal debió haber aplicado los procedimientos y protocolos establecidos para que esos residuos, potencialmente contaminantes, tuvieran como destino final una empresa autorizada para su manejo. Por el contrario, decidió sepultarlos dentro de unas instalaciones oficiales.

El hecho de no haber acatado el marco legal tiene el agravante de que desde 2007, mediante un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 98% por ciento del territorio de Xichú, fue declarado como Área Natural Protegida con la categoría de Reserva de la Biosfera. El lugar donde fueron confinados se encuentra en lo que el polígono decretado por las autoridades federales denomina ‘zona de amortiguamiento’, pero aun así, en esas áreas no está permitido “verter o descargar contaminantes, desechos o cualquier tipo de material nocivo”.

Ya son 14 años

El pasado 2 de febrero se cumplieron 14 años de la declaratoria que convirtió en Reserva de la Biosfera casi la totalidad de Xichú, así como porciones importantes de otros cinco municipios de la Sierra Gorda de Guanajuato; sin embargo, aunque desde entonces la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp) tiene personal y oficina en San Luis de la Paz, ese decreto no termina de volverse una realidad, y como este caso lo documenta, las propias autoridades locales son las primeras que ponen el ejemplo para que se siga depredando la naturaleza y violando las leyes ambientales.

dm/ez

Otras noticias