Enluta a Aldama la muerte de Francisco

El cuerpo del joven que cayó de la Catedral de Irapuato es velado por familia y amigos. Había sido contratado para trabajos en la cúpula, por 200 pesos diarios

Nayeli García

Irapuato.- Por 200 pesos al día, Francisco decidió ir a trabajar como ‘chalán’ en las obras de rehabilitación de la Cúpula de la Catedral de Irapuato, sin imaginar que perdería la vida antes de recibir su primer pago.

A sus 16 años, Francisco Javier ya había aprendido a ganarse la vida, ayudaba a Alfonso, su padre, en diferentes trabajos desde que terminó la secundaria, pues la situación económica y las ganas que tenía de apoyar a su familia con los gastos lo llevaron a empezar a trabajar desde pequeño.

El padre de Francisco recordó que a la comunidad Aldama, donde el joven vivía, llegaron personas en busca de gente para trabajar con un arquitecto en la restauración de la Catedral, y aunque su hijo nunca había trabajado en algo similar, quiso ir a probarse; apenas el martes pasado había sido su primer día de trabajo y al día siguiente sufrió el terrible accidente que le arrebató su vida y sus ilusiones.

Francisco es el joven que el miércoles por la mañana cayó de más de 15 metros de altura, cuando de acuerdo a sus compañeros de trabajo, se quitó la ‘línea de la vida’ porque no alcanzaba una brocha para seguir pintando, y fue que resbaló, la caída le costó la vida minutos más tarde en el hospital, mientras recibía atención médica.

Este jueves, familiares, amigos y conocidos aguardaron el regresó de Francisco a la orilla de la carretera, junto a la entrada de Aldama, con globos blancos como marca la tradición de la comunidad, en la que todos se unen con la familia para esperar a quienes murieron de forma trágica y sin responsabilidad.

Los cuetes que fueron lanzados anunciaban el pesar de la familia Ramírez, quienes una mañana despidieron al mayor de tres hijos que salió a trabajar y que hoy lloran su muerte junto a una cruz de cal y rosas blancas, haciendo compañía a la fotografía de Francisco junto las galletas que más disfrutaba.

La familia comentó que la empresa encargada de la obra ya se había acercado con ellos, pero esperarían después del funeral para definir los apoyos y/o seguros con los que podrían apoyarlos.

Por su parte el alcalde, Ricardo Ortiz, señaló que aunque la obra es del Municipio, Francisco no es trabajador municipal pues fue contratado por una empresa externa, por lo que no podían hacerse cargo de mayor apoyo que el pago de los gastos funerarios como apoyo social.

“Lamento mucho esta situación, se le ha pedido a las empresas que cumplan con las medidas de seguridad, aparentemente el joven traía arnés, pero por alguna situación para moverse se lo quitó y sucedió esta desgracia”, comentó el alcalde.

Ricardo Ortiz dijo que el Municipio solo se encarga de revisar que las empresas que se contratan cumplan con los lineamientos de calidad, pero no se participa en temas laborales, ni en medidas de seguridad ni tampoco si se contratan o no a menores de edad en las obras.

También te puede interesar

Menor muere al caer de más de 15 metros de altura

RC

Comentarios

Comentarios