Redacción

Guatemala. – La primera caravana migrante del 2022 proveniente de San Pedro Sula, Honduras, fue interceptada por el Ejercito de Guatemala, acción que terminó en un enfrentamiento que dejó a 15 personas heridas.

Lee más aquí: Avanza caravana migrante con 600 personas, “no hay mucho futuro” en casa

Según las autoridades de Guatemala, la Policía Civil y el Ejercito trató de dialogar con los migrantes para que regresaran a su país de origen, además que para poder quedarse les solicitaban un documento personal de identificación, su carnet de vacunación contra el Covid-19 y una prueba negativa.

Sin embargo, al no contar con los documentos requeridos, iniciaron las agresiones que involucraron a las Fuerzas Especiales Antimotines del país.

“Estamos protegiendo nuestras fronteras, estamos protegiendo la salud de todos los guatemaltecos. Se está viendo un pequeño contingente que ya está siendo analizado y ya está siendo estudiado por medio de la Inteligencia del Ejército, de la policía, de Migración”, señaló Carlos Emilio Morales, director general del Instituto de Migración

El gobierno de Guatemala informó que los migrantes arremetieron contra los anillos de seguridad, hiriendo con palos y piedras a siete agentes de la policía y ocho elementos del Ejército.

Señalaron que 86 personas fueron retornadas a Honduras por no llenar su control migratorio. Resaltó que en ningún momento se violaron los derechos de ningún migrante.

Con información de TV Azteca Noticias