Agencias

Ciudad de México.- Con el documental ‘Soy yo, Charlie Monttana’ que revindica la vida cotidiana del rockero mexicano fallecido a mediados de 2020, el director Ernesto Méndez clausuró ayer la segunda edición del Festival de Cine de Barrio realizado de manera virtual por la pandemia.

“Quise ver quién era él por eso el documental se llama ‘Soy yo, Charlie Monttana’, que es como pregunta y afirmación, ¿quién era esa persona que se ponía la máscara todos los días y hacía videos en Facebook? ¿Quién era Charlie Monttana?, yo quería encontrar qué había abajo del personaje”, dijo el director.

La música de Monttana, cuyo nombre real era Carlos César Sánchez, marcó parte de la adolescencia del director debido a sus letras y su rock urbano, y cuando salió de la escuela de cine se interesó en hacer el documental.

“Yo había visto el reality show que tenía Charlie y a no me parecía esa imagen que Charlie explotaba de él mismo, esa imagen no me coincidía con las letras de sus canciones, con la imagen bufonesca y grotesca que los medios presentaban de él”, relató.

El músico y cantante, conocido también como el ‘Vaquero Rockanrolero’ tenía fama de irreverente, vulgar y polémico, así había sido mostrado en diversos proyectos junto con la imagen de la típica estrella de rock llena de excesos.

Sin embargo, en el documental se retrata la última parte de su vida, una etapa de madurez, elocuencia y sabiduría genuina así como las verdades a las que el músico había llegado en torno a temas como la creación musical, la vida en pareja, su etapa como esposo y padre, y lo que pensaba de la muerte.

“Todo era un ‘ping pong’ entre Charlie Monttana y Carlos César Sánchez, entre el artista y la persona, era difícil, salía Charlie y quería ser muy autoritario muchas veces, ya tenía una idea fija de cómo eran las cosas y luego salía el Carlos místico, que tenía una búsqueda espiritual interesante y Charlie no lo dejaba salir era una dualidad compleja”, recordó Méndez.

“Él decía ¿esto a quién le va a interesar? y creo que eso es lo bonito del documental, que dialoga con la gente desde ahí, desde lo que somos en nuestro día a día, por las cosas simples que hacemos y no por las grandes historias que nos contamos a nosotros mismos y le contamos al mundo de nosotros”.

 “Lo que me gustaría que fuera el slogan del documental es que la gente diga ‘yo también soy Charlie Monttana’, que se encuentre tanto como yo me encontré en esta búsqueda por la identidad por la que pasamos todas las personas”, reflexionó el autor.

LC