Cuca Domínguez

Salamanca.- En la Escuela de Nivel Medio Superior de Salamanca (ENMSS) de la Universidad de Guanajuato se imparten las clases híbridas, que permiten que al mismo tiempo tanto el 90 por ciento de la población escolar reciba las clases virtuales y el 10 por ciento asista al plantel, para lo que se ha establecido un protocolo que incluso llevó a docentes, administrativos y una muestra de 30 alumnos a realizarse pruebas de PCR, en las que todos resultaron negativos.

Teresa Sánchez Conejo, directora de este plantel, reconoció el esfuerzo de todos los docentes, administrativos y personal en general que han encontrado el cómo regresar de manera paulatina y segura. Dijo que este plantel tiene 1951 estudiantes, de los que 1859 están en bachillerato general y 92 en bachillerato bivalente. 

Desde el inicio del semestre se abrieron las puertas y se acordó el formato híbrido, “en la primera semana pueden venir del 1 al 20; la siguiente semana pueden venir los alumnos del 21 al 40, y así se van turnando cada semana, de tal manera que el estudiante asiste a clases presenciales cada 15 días; por lo que acuden máximo119 estudiantes y mínimo 59”, señaló.

Teresa Sánchez Conejo

De las pruebas PCR que se aplicaron apuntó que todos salieron negativos, pero si hubiera resultado un caso positivo se hubiera aplicado el protocolo, que es identificar a todos los que estuvieron en contacto y darle el seguimiento que se tiene establecido

Explicó además que “se nos capacitó para el regreso gradual, además de parte de la Universidad de Guanajuato se tienen 96 protocolos de regreso a clases y aun así los alumnos están en su derecho de decidir si se mantiene en clases presenciales, puede escoger la modalidad que mejor consideren”.

Además, esto también aplica para los maestros que pueden informar si están enfermos, lo cual no deja sin clase a los alumnos, sino que se activa la clase virtual, los alumnos que asistieron al plantel la toman igual que los que están en línea.

Finalmente, aseguró que el permiso que se les pidió a los padres de familia, es solo para que los estos estén enterados que su hijo va a asistir a clases presenciales, no para deslindar a nadie.

Profesores han tenido otros retos

En tanto la secretaría académica y docente del taller de lectura y literatura, Claudia García García, dijo que es agradable regresar a las aulas y poder ver a los ojos a los alumnos a diferencia de en las clases en línea: “esta nueva normalidad implicó un esfuerzo adicional, pero se ha cumplido, incluso hay más alumnos que quieren regresar a las aulas”, aseguró.

Nohemí Hernández

Por su parte, Nohemí Hernández, docente de Ciencias Exactas Experimentales, atiende a los estudiantes del bachillerato bivalente, precisó que este retorno se ha logrado por el buen trabajo de todos, porque admitió que al inicio tenían incertidumbre, por ejemplo, para el proceso híbrido estar en dos momentos al mismo tiempo, parecía ser un tanto difícil, pero con el apoyo de la tecnología se ha hecho un buen trabajo, aseguró.

Dijo que esta pandemia permitió familiarizarse con la tecnología, “nos llevó a aprender mucho más y sabe usarla para algo provechoso y así se ha logrado trasmitir a los estudiantes los conocimientos y pese a que muchos han desertado, pero por los profesores no ha quedado, todos estamos haciendo lo que nos corresponde para estar a la altura de la Universidad de Guanajuato”, precisó.

Hacía falta la convivencia y un mejor internet

Ana Paola León Zavala

La alumna, Ana Paola León Zavala, del tercer semestre B, dijo que ha sido un gran reto este regreso a clases porque aunque aprendieron en línea, faltaba la convivencia e incluso profundizar en los temas, “ahora podemos preguntarle a la maestra o al compañero”.

Además, una realidad es que muchos estudiantes tenían problemas con el acceso a internet, además de desarrollar problemas de postura y emocionales, por ello, el mejor sistema es el híbrido; además llamó a ser responsables y seguir las medidas, porque es ilógico que no quieran regresar a clases presenciales, mientras que sí salen a fiestas y antros sin aplicar ninguna medida.

LC