Foto: Yadira Cárdenas

Yadira Cárdenas

Salamanca.- Comerciantes del centro histórico denunciaron que han regresado los cristalazos y robos de baterías de vehículos en estas céntricas calles, lo que debe ser atendido antes de que aumente el problema y ello afecte la concurrencia de las personas a la zona.

Juan Manuel M., comerciante de esta zona, señaló que durante las últimas dos semanas ha tenido conocimiento de al menos cinco casos de robos de batería y un cristalazo, en calles Revolución, Pípila, Libertad y Paseo Río Lerma.

Mencionó que a pesar de que hay estacionamientos cercanos algunas personas que van a realizar algún trámite rápido o compras dejan unos minutos la unidad en las calles, lo que es aprovechado por los amantes de lo ajeno; sin embargo, lamentó que este delito no se denuncie debido a que sería más el tiempo que tardaría en hacerlo.

“Parecía que ya estaban tranquilos en meses anteriores a lo mejor por la pandemia o quién sabe, porque no había mucho movimiento en el centro, pero tiene ya unas semanas para acá que otra vez se están robando las baterías principalmente. Desafortunadamente nadie vio nada, nadie sabe nada y pues no queda otra más que volver a comprar la batería, también por los cristalazos, esos casi son más en la tarde-noche que está más solitario”.

Marisol Martínez, también comerciante de la zona señaló que desafortunadamente esta problemática puede alejar a los clientes, “sobre todo aquellos que pasan de carrera a recoger algún producto o realizar alguna compra y llevan prisa, y cuándo regresan se encuentran con esta sorpresa”.

Por ello esperan mayor vigilancia en la zona del primer cuadro de la ciudad las 24 horas, para que nuevamente se tenga la tranquilidad no sólo en este tipo de robos.

LC