Jessica de la Cruz

León.- Llegó el semáforo naranja, también las ofertas del Buen Fin y las cosas siguen igual en el Centro Histórico de León, y plazas públicas, las personas salen a hacer compras o a pasear algunos sin cubrebocas.

Ayer, en la plaza del Templo Expiatorio no había restricciones en sus bancas o los espacios públicos, tampoco tránsitos o policías vigilando la sana distancia; tampoco en la Plaza de los Mártires.

Los comerciantes ambulantes que regresaron a partir del semáforo en amarillo, tampoco fueron retirados. El transporte público tampoco ha intensificado las supervisiones por parte de Movilidad, ya que no hay personal en todos los paraderos, o por los menos no a todas horas.

EZM