Fotos: Martín Rodríguez

Luz Zárate

Celaya.- A pesar del confinamiento provocado por la contingencia sanitaria, la violencia hacia las mujeres se fue a la alza en Guanajuato.

Según los reportes del Banco Estatal de Datos e Información Sobre Casos de Violencia contra las Mujeres, en todo el 2020 mil 106 mujeres denunciaron en el Ministerio Público haber sufrido algún tipo de violencia.

En el primer semestre del 2020 fueron 534 denuncias penales y en el segundo semestre fueron 572, en total 1 mil 106 mujeres denunciaron haber sufrido violencia. 

La activista Sonia González Carrillo, señaló que desafortunadamente incrementaron los casos de violencia, esto debido a varios factores, entre ellos que hay mayor tiempo de convivencia, el desempleo y hasta el estrés provocado por la pandemia de la Covid-19.

González señaló que, desafortunadamente, no todas las mujeres agredidas denuncian ante el Ministerio Público, pues muchas tienen miedo de hacerlo al tener que regresar al mismo domicilio donde está su agresor. 

Detalló que por cada mujer que denuncia hay al menos 4 que no lo hacen.

La violencia psicológica es el tipo de violencia que más se denuncia, así como la física y se registra en mayor medida en mujeres de entre 24 y 40 años de edad, según las estadísticas del Instituto para las Mujeres Guanajuatenses.

Aunque a últimas fechas se han identificado casos de violencia digital, el lugar donde las mujeres son más violentadas es en el ámbito familiar, debido a que influyeron factores como la pérdida de empleo y el hecho de estar confinadas por largo tiempo.

A pesar del confinamiento, el número de denuncias es similar a las registradas en el 2019, cuando se interpusieron 1 mil 355; mientras que en el 2018 fueron 853; y en el 2017 denunciaron 448.

Por cada cuatro mujeres que solicitan ayuda psicológica o asesoría legal  en las instancias de prevención y atención a la violencia a la mujer, se cree que sólo una denuncia penalmente en la Fiscalía General del Estado. 

Las cifras que reportan las instancias municipales que atienden a las mujeres que piden asesoría o ayuda no coinciden con las que maneja la Fiscalía General del Estado de Guanajuato porque la mayoría no se anima a interponer una denuncia en el Ministerio Público, la mayoría sólo solicita orientación, pero al final no se animan a denunciar penalmente y que su agresor sea encarcelado.

LC