Agencias

Ciudad de México.- Al minuto 99, a uno de irse a tiempos extra, Herrera tomó un balón fuera del área para sacar un disparo raso, vencer al portero Crepeau y dejar el marcador 2-1 sobre Canadá, en un juego duro, seco, donde el Tricolor se encontró a un rival revolucionado, que ha evolucionado para bien futbolísticamente, y para mal, pues se han vuelto muy rudos.

Pero ganó, y lo hizo a pesar de Carlos Salcedo, quien tuvo una noche negra, jugando pésimamente en defensa y fallando un penalti, que casi le cuesta el triunfo al Tricolor

Al final, la Selección ganó y jugará por séptima ocasión en la historia del torneo, la final contra Estados Unidos.

Aunque México dominó el balón, el campo y el ritmo, los canadienses tuvieron sus llegadas, más que nada debido a malas decisiones en defensa tricolor, encabezadas por Salcedo, resueltas por Alfredo Talavera.

La enjundia canadiense provocó su primer error: Penalti sobre Jesús Corona que Orbelín Pineda hizo gol (46’) con dedicatoria a Jonathan dos Santos, por el lamentable fallecimiento de su padre Zizinho.

Se tenía el juego controlado, pero no contaban con las distracciones de Salcedo, quien quiso jugar en línea, dándole el espacio a Buchanan, quien empató (57’). Enseguida se marcó otro penalti para la Selección, otra falta sobre Corona, pero la mala noticia fue que, increíblemente, dejaron que Salcedo cobrara… Y falló.

Talavera volvió a salvar. El remate de Funes Mori pasó cerca del poste y el de Pizarro lo salvó el portero, y apareció Herrera, quien de último minuto (99’) anotó el gol del pase a la final, a pesar de Carlos Salcedo.

EZM