Manuel Arriaga

Pénjamo /Abasolo /Cortazar.- En las últimas semanas, se han registrado varias desapariciones de personas en los municipios del suroeste de Guanajuato, con mayor incidencia en los municipios de Abasolo y Pénjamo, donde, cada vez es más frecuente ver en redes sociales, fotografías y datos de personas que son buscadas por sus familiares.

Una de estas víctimas, Norma Alicia González Reyes, quién había desaparecido el pasado 26 de mayo de la zona centro de la ciudad de Pénjamo, fue encontrada este jueves en el interior de una fosa clandestina, ubicada en el cerro de Los Alférez, justo donde inicia la Sierra de Pénjamo. Sin embargo, existen otros desaparecidos de quienes no existen pistas aún, siguen siendo buscados por sus familiares con la esperanza de encontrarlos con vida.

Una de las desaparecidas es María Guadalupe Saldaña Rodríguez, quien tiene un tatuaje de una rana en un hongo en el muslo derecho, un tatuaje de un diablo en el vientre y una mándala entre los senos. Ella desapareció el 26 de mayo en la localidad de Santa Ana Pacueco del municipio de Pénjamo.

En Abasolo, el joven Leonardo García Martínez se encuentra desaparecido desde el jueves 27 de mayo aproximadamente a las seis de la tarde cuando salió de su casa en la colonia San José de Peralta de Abasolo.

Leonardo vestía tenis negros, pantalón azul de mezclilla, camisa blanca, gorra azul y chamarra gris con el apellido grabado ‘Martínez’.

También lee: Activan Alerta Amber por la desaparición de una quinceañera en Cortazar

LC