Fotos/ Martín Rodríguez

Roberto Lira
Celaya .-
Ante la proliferación en los últimos meses de vendedores, limpiaparabrisas y malabaristas en los cruceros de la ciudad, el secretario de Seguridad Ciudadana, Miguel Ángel Simental, señaló que no se detendrán los operativos para retirar a estas personas, recalcando que estos se realizan para resguardar la seguridad de los mismos comerciantes y de los automovilistas.

Fotos/ Martín Rodríguez

A raíz de la pandemia de Covid-19, los cruceros de las principales avenidas de la ciudad volvieron a ser una fuente de ingresos para muchas personas, sin embargo, el Bando de Policía y Buen gobierno en el artículo 63, referente a las infracciones contra el libre tránsito, establece como tal “realizar en la vía pública, a cambio de una gratificación económica, las siguientes conductas: a) Asear vehículos en circulación, momentáneamente detenidos o; b) actos de malabarismo y/o realizar actividades de entretenimiento en cruceros o vialidades; así como aquellas que obstaculicen el arroyo vehicular y paso peatonal”.

Fotos/ Martín Rodríguez

Al respecto, Miguel Ángel Simental resaltó que el programa Crucero Seguro se está llevando a cabo de manera preventiva e incluso a petición del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF), pues es en estos puntos donde se ejerce, en muchas ocasiones, trabajo infantil.

“Muchos a petición del DIF, no solo por una sanción administrativa, hemos tenido personas lesionadas o niños y algunos casos se está investigando a esos niños, si son sus padres los que están a un costado, porque puede haber algunas otras investigaciones, porque muchas de esas personas vienen de otros estados y sí puede resultar algo favorable el investigarlos”, comentó el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Comentó que lo primero que se hace es invitar a las personas a retirarse del lugar, de no atender el llamado se puede llegar al arresto y aplicar las sanciones correspondientes mismas que dependen de la edad del infractor, reincidencia, capacidad económica, gravedad de la conducta y riesgo que representa, así como el oficio o profesión; si el infractor es jornalero u obrero no podrá ser castigado con una multa mayor al importe de su sueldo de una semana y si es arrestado no debe exceder 36 horas.

Fotos/ Martín Rodríguez

Asimismo, enfatizó que este programa se realiza para darle seguridad a estas personas y a quienes transitan por estos puntos, pues se han registrado accidentes por descuidos que afectan a los automovilistas que van circulando.

Otros riesgos de estas actividades es que estas personas estén monitoreando a quienes pasan por los cruceros, con la finalidad dar información para cometer algún delito como extorción o secuestro, pero esta actividad no se ha detectado por el momento en Celaya.

MD