Redacción

México.- Los cibercriminales aprovechan la falta de conocimiento de muchos usuarios con la finalidad de obtener beneficio económico.

Internet proporciona una gran variedad de servicios; sin embargo, también presenta ciertos riesgos.

En los últimos años, las estafas por internet son cada vez más comunes. La actividad criminal está a la orden del día y se da de muchas maneras como estafas de compra en línea, robos de datos, malware, sorteos, loterías y premios falsos. Las estafas de compra en línea se encuentran entre las más exitosas, específicamente registra el 84% de actividad y 47 % de las víctimas pierden dinero como resultado, según información de ComparaHosting.com.

México no es ajeno al fraude cibernético. De acuerdo con información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), al tercer trimestre de 2019, los reclamos por fraudes electrónicos ascendieron a más de seis millones, incrementando un 38 por ciento respecto de 2018.

El director de Educación Financiera Citibanamex, Juan Luis Ordaz, mencionó que la clonación de tarjetas de crédito es uno de los delitos más comunes en el país, principalmente porque el último año aumentó un 38 por ciento.

Esta modalidad es aparentemente sencilla. Pues, consiste en robar información contenida en el plástico a través de dispositivos electrónicos, para después transferir estos datos a una tarjeta vacía, permitiendo a los delincuentes hacer compras virtuales o extraer dinero de la cuenta del afectado. Muchas veces los clientes no se dan cuenta del robo hasta que reciben el saldo del banco en cero.

“Si eres víctima de este delito y descubres operaciones que no realizaste, tienes hasta 90 días, contados a partir de la fecha en que se realizó el cargo, para reclamar en tu banco”, indicó el director de educación financiera de Citibanamex.

Sin embargo, menciona que para evitar la clonación de tarjetas en cajeros automáticos debemos cerciorarnos de que nadie más conozca el Número de Identificación Personal (NIP) y cambiarlo frecuentemente.

También es importante siempre recoger la tarjeta, dinero y comprobante impreso. No solicitar ayuda de personas extrañas. Reportar de inmediato si el cajero automático retiene la tarjeta. Si se realiza un pago en un establecimiento, se debe solicitar que la actividad se realice a la vista. Además de guardar los comprobantes, para futuros reclamos.

Y es que, Juan Luiz Ordaz destacó que el fraude y clonación son ilícitos que cada año aumentan en mayor proporción con respecto a las estafas tradicionales, esto es 66 por ciento para fraudes cibernéticos y 34 % para los tradicionales.

Según el director de Educación Financiera Citibanamex, el monto reclamado de los fraudes cibernéticos ascendió a 8,568 millones de pesos, y aunque el 86 de cada 100 problemas se resolvieron a favor del usuario, es un delito que requiere tiempo para resolverse.

RC