Redacción

Reino Unido.- Un empresario y su socio en Gales compraron todos los juguetes de una tienda para repartirlos entre decenas de niños.

La generosa acción fue realizada luego de que el Gobierno de Boris Johnson reforzara las restricciones por la pandemia mundial de Covid-19 luego de la propagación de una nueva cepa del coronavirus.

En total, los donantes convocados por Ryan Powell ayudaron a 23 familias y más de 65 menores, según contó el creador de esta iniciativa en su perfil de Facebook.

El hombre buscó respaldar a las familias más afectadas por la crisis para que sus hijos no se quedaran sin ningún presente durante la Navidad.

“Solo lamento no haber empezado esto antes”, declaró Powell, quien invitó a los interesados a que se pusieran en contacto para recoger los regalos y se comprometió a enviar los juguetes a quienes no pudieran desplazarse hasta su casa.

El hombre de negocios no se detuvo ahí, sino que lanzó una campaña para recaudar fondos que permitirá prestar apoyo a las víctimas de la pandemia y a otras personas necesitadas. Hasta el momento la iniciativa ha recaudado 1.475 libras esterlinas, alrededor de 1.970 dólares.

También lee:

LC