Empresa

0
COMPARTIR

Se desplomó la confianza

Agrietada la confianza de la ciudadanía en el gobierno, el doble sismo terminó por derrumbarla: Cientos de morelenses desesperados le cierran el paso, gritos, piedras, maldiciones, a los tráileres que trasladaban ayuda de entidades federativas a un depósito del DIF local, acaso para la consabida tarjeta: “Con los atentos saludos del gobernador Graco Ramírez”

El efecto Yunes, de cara a la ayuda a las zonas devastadas de Oaxaca y Chiapas multiplicado al infinito. Y la ira ante el oportunismo político. “No entregues tu ayuda a centros de acopio oficiales”.

Las escenas se contrastan: una anciana descalza con su bolsita de huevos, jabones y rollos de papel de baño en camino a la solidaridad. Los camiones descargando la ayuda en la casa de un regidor de Juchitán.

Del abucheo al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a las patadas y piedras al delegado de Xochimilco y las fotografías de construcciones de algodón con columnas con cuatro varillas sin tejido anexo. Cimientos de escasa profundidad.

Publicidad

Del cuento de Frida Sofía vuelto fábula, al desdén por comunidades alejadas de Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas y aún la Ciudad de México.

En el centro de la escena el desgarramiento de vestiduras, la catarata de diatribas ante la decisión de Andrés Manuel López Obrador de destinar 50% de las prerrogativas partidistas de Morena hacia la ayuda solidaria a las zonas devastadas que milagrosamente se vuelve la gran idea cuando la asume el PRI.

Y a la declaración de la Secretaría de Hacienda de que 1985 no es 2017 en materia de fortaleza financiera del país se suma el llamado del subsecretario de Ingresos, Miguel Messmacher, señalando que las aportaciones de la sociedad civil son esenciales para descartar insuficiencia de recursos.

Reforzado por la adquisición de bonos catastróficos, una suerte de pólizas frente a fenómenos naturales, el Fondo Nacional de Desastres tiene en arcas 9 mil millones de pesos, a los que se sumarán los 6 mil incluidos en el presupuesto para 2018.

Adicionalmente, están los Fondos del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos para Reconstrucción y los de las Entidades Federativas, digo, si no fueron saqueados por gobernadores rapaces.

Naturalmente, en el jaloneo definitivo de la Cámara de Diputados seguramente se buscará incrementar la cifra.

Sin embargo, se insiste en las aportaciones de la ciudadanía.

De acuerdo con la regulación existente, el primer desembolso del Fonden apuesta a la compra de alimentos básicos y el segundo a tareas de reconstrucción.

Colocadas las fichas en terreno pantanoso, mientras Morena exige instalar un fideicomiso supervisado por ciudadanos de reconocida probidad, los organismos académicos reclaman transparencia total.

La exigencia apunta desde el diseño de los contratos hasta las empresas que habrán de ejercerlos, con reportes semanales de gasto.

La mula no era arisca.

Aunque el lugar común habla de que a imagen y semejanza de S-19 de 1985, cuando la sociedad rebasó a un gobierno pasmado, la página va más allá: la gente se dio cuenta que sí sabe organizarse.

La lección del temblor.

Balance general

De acuerdo con los analistas bancarios, el impacto del temblor en la economía implicaría una pérdida de entre 0.3% y 0.4% del Producto Interno Bruto, lo que llevaría a cerrar el año en 1.6%.

El último cálculo oficial hablaba de dos puntos.

Para el año próximo la expectativa apuntaba a entre 2% y 3%, para llegar a 4% en 2020.

Sin embargo, prácticamente detenida la actividad productiva de las zonas afectadas durante la semana pasada, en muchas empresas se mantiene el temor de los trabajadores de que la infraestructura tenga daños estructurales, en un escenario en que los peritajes no llegan, aún en edificios cercados por el alerta.

En los poblados dañados del interior prácticamente la economía está paralizada.

La Ciudad de México le aporta 16.8% al PIB, en tanto Oaxaca suma 1.6% al igual que Chiapas, y Morelos alcanza 1.25%.

Tercera ronda

Iniciada el sábado en Ottawa, Canadá, la tercera ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, con extensión al próximo miércoles, existe escasa certeza de que, como se había pronosticado, empiecen a brotar acuerdos concretos. Como usted sabe, colocados en la mesa 25 capítulos, el país de la hoja de arce tiene especial interés en el de arbitraje. Anunciada por Estados Unidos la cancelación del esquema de paneles trinacionales para solución de controversias, la pretensión es que se designen jueces neutrales.

Otro tema controvertido es el de incrementar el porcentaje de contenido regional para vehículos, a lo que México se opone y Canadá ha permanecido neutral.

El interés del país anfitrión en el caso de la relación bilateral con México es ampliar el capítulo de Nación más favorecida para garantizar su inversión extractiva en el país.

Pólizas pendientes

Aunque se está muy lejos aún de tener un inventario total de daños en la Ciudad de México, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros el pago de pólizas por afectación de desastres naturales podría ascender a 56 mil millones de pesos.

Competencia sin pausa

El mes próximo Fundes, organización en cruzada por el desarrollo competitivo de las micro, pequeñas y medianas empresas, con oficinas en Argentina, Panamá, Costa Rica, Colombia y Chile, convoca a un seminario en que se ventilarán recetas para el canal tradicional.

La cita es el 19 de octubre.

¡El avión!

Durante los primeros ocho meses del año las terminales aéreas operadas y administradas por Aeropuertos y Servicios Auxiliares permitieron transportar a un millón 726 mil 498 pasajeros, un flujo 5.2% mayor al registrado en el mismo lapso de 2016.

Las sedes más concurridas fueron Puebla, con un salto de 34.2%; Chetumal, 25.9%; Tehuacán, 22.6%; Uruapan, 18.8%; Laredo, 18.7%; Ciudad Obregón, 16%; Puerto Escondido, 15.4%, y Campeche, 7.8%.

¡Aguas!

La Comisión Nacional para Protección y Defensa de Usuarios de Servicios Financieros acaba de descubrir una práctica abusiva bajo la figura de crédito “Mutuo con interés simple” por parte de la sociedad financiera de objeto múltiple CNR.

Los interesados en un préstamo firman de entrada un contrato de adhesión no registrado, exigiendo al usuario el pago de una prima equivalente a 10% del préstamo “sin opción de reembolso”.

Entregado el recurso, los requisitos para obtener el crédito se vuelven imposibles, lo que convierte la supuesta fianza en pena convencional.

Los préstamos oscilan entre 30 mil y 4 millones de pesos.