Empresa

Crónica de una infamia

A iniciativa del senador Ricardo Monreal Ávila, el 22 de mayo de 2012 se planteó un punto de acuerdo para exhortar a las autoridades competentes a la búsqueda de justicia para una exfuncionaria de la Secretaría de Hacienda “presa de una cacería inhumana a manos de diversos servidores públicos del Poder Ejecutivo Federal y Judicial”, desde hacía una década.

La primera llamada del asunto la había colocado en la mesa del órgano legislativo la senadora priista Yolanda Eugenia González Hernández, el 25 de noviembre de 2004.

Los reclamos hasta hoy han resultado estériles, pese al calificativo de persecución de Estado y de sostenerse con documentos los cargos.

El calvario de la doctora en derecho Lilia Cortés García, directora de Asuntos Jurídicos de la Subsecretaria de Egresos, nace cuando es despedida por negarse a avalar una “reasignación” de 750 mil millones de pesos del presupuesto federal hacia ramos distintos a los autorizados por la Cámara de Diputados.

Y aunque logró ganar un juicio laboral bajo el expediente 1418/02, la sentencia de la Primera Sala del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje por despido injustificado, ésta no ha sido cumplida hasta hoy por diferentes argucias legaloides.

Entre ellas está la colocación de un amparo por parte de la dependencia, con la novedad de que el promovente, Jaime Loe Rangel, actualmente desaparecido, se amparaba con una cédula profesional que correspondía a una mujer, contadora pública, por cierto.

En el proceso para otorgar la protección de la ley se presentó como ponente del Tercer Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Laboral al magistrado Héctor Arturo Mercado López, quien tenía una relación estrecha con Cecilia Barra Gómez Ortigoza, justo la funcionaria de Hacienda que ordenó el despido, quien luego sería Oficial Mayor de la Procuraduría General de la República.

En el marco, Lilia Cortés García fue objeto de persecución y vejaciones sin fin por parte de agentes de la Procuraduría General de la República, provocándole 12 contusiones severas, cinco descalabradas, 22 “levantones”, tortura al calce, apuntándole con armas de fuego, lo que provocó varios ingresos a hospitales con politraumatismos.

En siete de las 22 agresiones físicas sufridas la doctora en Derecho quedó inconsciente.

En la catarata de agresiones la subieron a la azotea de edificios solos o utilizados como bodega, colgándola de un brazo o de una pierna.

De todo ello hay constancias.

Del otro lado de la moneda, la Auditoría Superior de la Federación corroboró las transferencias y modificaciones al presupuesto en 2002, 2003, 2004, 2005 y 2006, es decir el sexenio de Vicente Fox, cuyas cuentas públicas no fueron aprobadas por la Cámara de Diputados.

El expediente de Cortés ha pasado de noche por el escritorio de los secretarios de Hacienda del propio Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Una oportunidad de oro para que el actual demuestre que se rompió con el pasado, en el marco de una infamia.

Balance general

Colocada en paréntesis una investigación sobre una presunta simulación para acaparar contratos de suministro de medidores, vía la creación de una empresa alterna encabezada por uno de los cuñados del dueño de IUSA, Carlos Peralta, pudo participar en una nueva licitación convocada por la Comisión Federal de Electricidad.

La firma presentó 31 ofertas.

En la competencia están cuatro compañías en lo individual, incluida IUSA, además de dos consorcios. Estamos hablando de Controles y Medidores Especializados, Electromotor de las Américas y BP Energía Sustentable. Las empresas integradas en una son Protecsa Ingeniería, Protecsa Automation, Insourcing Profesional Services y AS Systems, además de Planeación y Análisis de Tecnología, junto con Holley Technology.

Los ganadores surgirán de una subasta en reversa.

Coraza de Lozoya

La razón detrás de la impunidad de que gozó el exdirector general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya, durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, apuntaba a que, de sentirse acorralado, éste “cantaría”, es decir empezaría a escupir para arriba. Si en el caso de los sobornos de Odebrecht las sospechas apuntan al financiamiento de la campaña presidencial, en el de las plantas de fertilizantes se arguyó un mandato del Pacto por México… aunque éste no apuntaba a la adquisición de chatarra.

El problema, naturalmente, es si Lozoya fue salpicado por el charco de corrupción.

Banco por WhatsApp

La novedad en el terreno de modernización del sistema financiero del país la ofrece el Banco Azteca, quien le está abriendo la posibilidad a sus 3 millones de clientes de realizar diversas operaciones por la vía de la aplicación.

El abanico apunta a transferencias de dinero, consulta de saldos, compra de tiempo aire, abrir una nueva cuenta y hasta recibir un préstamo.

Las pruebas piloto del esquema ya se están realizando, incorporándose 10 mil clientes al día. Banco líder en materia digital.

Comentarios

Comentarios