Empresa

Otro round Pemex-Oceanografía

Colocada en el peor de los mundos, sin capital de trabajo y con una colosal deuda laboral en las espaldas, a la par de la pérdida vía judicial de varias embarcaciones con las que operaba, la empresa Oceanografía encontró una rendija de posible liquidez, vía el finiquito de los contratos que tenía con Petróleos Mexicanos

Según sus cálculos, la empresa productiva del Estado le adeudaba 633 millones de pesos, logrando que el juez federal que llevó el concurso mercantil del que salió en febrero del año pasado, Felipe Consuelo Soto, validara la exigencia…

El documento entregado a Pemex Exploración y Producción apunta a “recursos de incidente de compensación”.

El punto de arranque era, justo, la necesidad de que la firma de mantenimiento de plataformas marinas tuviera recursos para cumplir los compromisos con trabajadores y proveedores para salir del procedimiento de quiebra ordenada.

El recurso había sido avalado por el juez desde noviembre, planteando una medida cautelar vía la exhibición de un billete de depósito por una suma, concretamente 271.4 millones de pesos y 18 millones de dólares. En su respuesta al conminatorio, Pemex señala que en la conciliación realizada de las actas de finiquito y de entrega de trabajos se omitió verificar que hay cantidades a favor de la empresa contratante.

El recuento apunta a 14 contratos.

En uno de ellos se reconoce un adeudo de 40 mil 948 dólares y en otro de 14 mil 404. Sin embargo, del otro lado de la moneda se señalan saldos en contra del proveedor por 4 millones 210 mil 278 dólares, lo que equivale a que Oceanografía le estaría debiendo 4 millones 129 mil 332 dólares lo cual, a juicio de la exparaestatal, derribaría la medida cautelar.

En otro contrato se reconoce una deuda con Oceanografía de 99 mil 491 dólares, pero se tiene un saldo en contra de éste por 2 millones 938 mil 930 dólares. Entre otras cosas, se reconoce una deuda de 104 mil 554 millones de dólares, pero se reclama el pago de 3 millones 296 mil 360.

En total, según Pemex, Oceanografía le debe 23 millones 883 mil dólares, es decir 57 mil 808 millones de pesos, en tanto que le debe a su vez a la firma apenas 38 mil 977 dólares o 271 mil 536 pesos.

El litigio sigue en los juzgados.

Balance general

De acuerdo con el grupo gasolinero G500, Petróleos Mexicanos surte a las estaciones de servicio vía un cálculo previo que permite abasto por cinco días en condiciones normales. Y aunque, naturalmente, la oleada de compras de pánico rebasó en mucho los cálculos, hay distribuidoras a las que el combustible se les agota en uno o dos días, y otras que sólo les duran horas.

La razón es simple: los pedidos eran insuficientes frente a la posibilidad de completarlos con combustible robado, cuyo precio uniforme, es decir delincuencia organizada, era de 14 pesos por litro. Al no haber factura, tampoco había entero de IVA.

El mapa, al menos en la Ciudad de México, desnudó a los compradores chuecos, a quienes se podría acusar de lavado de dinero y evasión fiscal.

La gran pregunta es si al interior de Pemex también se llevaba doble contabilidad en un marco en que la flota de transporte la maneja el sindicato.

Bueno y malo

La buena noticia es que finalmente se rompió el monopolio que colocaba la posición de secretario general del Instituto Mexicano del Seguro Social como coto del sector obrero, con énfasis en la CTM. El cargo lo ocupará Christian Cervera Mondragón, a petición del sector empresarial… por más que su hermano es un exdirector general de la Concamin.

El asunto no tendría la mayor importancia, de no ser por su desconocimiento del organismo, en empate con el director general, Germán Martínez, en un marco que se reclama acelerar la portabilidad de afiliados y recuperar la dinámica en materia de construcción de infraestructura. El secretario general es responsable de la relación con el sindicato.