Conecta con nosotros

Internacional

Embajador estadounidense felicita mexicanos por aniversario de Independencia

“¡Viva México!, ¡Y viva la hermandad con Estados Unidos!”, fue el grito que dio Christopher Landau por el aniversario del 15 de septiembre

Periodico Correo

Publicado

En

Redacción

Ciudad de México.- A través de sus redes sociales, el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, envió un video de felicitación a todos los mexicanos por la celebración de un anivarsario más de la Independencia de nuestro país.

“Como vecinos y amigos del pueblo mexicano, los estadunidenses nos unimos con ustedes en la celebración del Ducentésimo Décimo Aniversario de Independencia”, señaló.

El embajador ha sido el que más compenetración ha tenido con el pueblo mexicano, con su muy peculiar estilo diplomático. “Mi equipo y yo les mandamos nuestros mejores deseos”, externó, quien es conocido por su gusto a la cultura, platillos e historia de México.

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Internacional

El presidente dijo que cree que las elecciones terminarán en la Corte Suprema, y que por eso es importante tener nueve jueces en el tribunal

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: Especial

Agencias

Washington.- El presidente estadounidense Donald Trump declinó ayer comprometerse a una transferencia pacífica del poder si pierde la elección del 3 de noviembre.

“Veremos qué pasa”, dijo Trump en una conferencia de prensa, en respuesta a una pregunta sobre si se comprometía a una transferencia pacífica del poder. “Saben que me he estado quejando muy fuertemente sobre las boletas, y las boletas son un desastre”.

Trump ha mantenido una campaña contra la votación por correo, tuiteando y hablando críticamente sobre el sistema. Más estados están alentando la votación por correo para mantener a salvo a las personas en medio de la pandemia.

El presidente, quien vota por correo, ha tratado de establecer una distinción entre los estados que envían automáticamente boletas a todos los votantes registrados y aquellos que, como Florida, las envían sólo a los que las solicitan.

Trump ha dicho sin evidencia alguna que las votaciones masivas por correo llevarían a un fraude enorme. Los cinco estados que usualmente envían boletas a todos los votantes no han registrado fraude significativo. Ayer Trump pareció insinuar que si los estados se “deshiciesen” del envío de boletas no solicitadas por correo no habría preocupaciones de fraude ni de transferencia pacífica del poder.

 “Ustedes van a tener una muy pacífica – no va a haber una trasferencia, francamente”, dijo Trump. “Va a ver una continuación. Las boletas están fuera de control, ustedes los saben, ¿y saben quién lo sabe mejor que nadie? Los demócratas lo saben mejor que nadie”.

Trump también se negó en julio a comprometerse a aceptar los resultados, e hizo declaraciones similares antes de los comicios de 2016.

La campaña del candidato presidencial demócrata Joe Biden respondió ayer como lo hizo en julio: “El pueblo estadounidense decidirá esta elección. Y el gobierno de Estados Unidos es perfectamente capaz de sacar de la Casa Blanca a cualquier intruso”.

Es improbable que un caos en estados con votación universal por correo vaya a causar una tabulación imprecisa de los resultados, como insinúa Trump.

Los cinco estados que ya tienen ese tipo de votación han tenido tiempo para fortalecer sus sistemas, mientras que cuatro estados que lo van a adoptar –California, Nueva Jersey, Nevada y Vermont- no lo han hecho. Washington, la capital, también lo va a adoptar.

De esos nueve estados, solamente Nevada no tiene una inclinación clara. Tiene seis votos electorales en juego, y sería decisivo solamente si existe una cuenta muy pareja en la votación presidencial.

California, Nueva Jersey, Vermont y D.C. son abrumadoramente demócratas y casi seguramente serán ganados por Biden.

Continuar Leyendo

Internacional

Al final del asalto el hombre estaba herido pero sus tres pequeños estaban a salvo; este fue trasladado a un hospital en condición estable

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición

Redacción 

Nueva York.- Cámaras de seguridad captaron un asalto armado dentro de un concesionario de autos usados en Eastchester, Bronx, en Nueva York, que derivó en un brutal ataque a balazos contra empleados y clientes del negocio, la noche del pasado 21 de septiembre.

De acuerdo con la Policía, fueron al menos tres asaltantes los que abrieron fuego y realizaron un total de 14 disparos.

En la grabación se ve cómo se rompen las puertas de cristal y varias personas intentan escapar mientras que un hombre que iba acompañado por sus tres hijos, los arroja al suelo para protegerlos con su propio cuerpo y así salvarles la vida.

El padre cubrió a los niños todo el tiempo que duró el ataque, al final de este sus hijos estaban a salvo pero él había resultado herido.

El Departamento de Policía de Nueva York informó en su cuenta de Twitter que el padre recibió una bala en el muslo derecho y fue hospitalizado en condición estable.

En el video también se puede ver a dos pistoleros, vestidos de negro y con guantes blancos, que disparaban desde la zona de exhibición. La Policía actualmente busca a tres sospechosos, todos con máscaras, involucrados en el tiroteo. Dos de ellos huyeron a pie, mientras que el tercero abandonó el lugar en el coche de un cliente.

Continuar Leyendo

Internacional

Las rencillas entre Washington y Beijing vienen de lejos, y el coronavirus colocó la tensión a nivel de ebullición. Trump soltó todo lo que arrastra desde hace tiempo contra el gobierno chino

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: Especial

Agencias

Washington.- Donald Trump prometió que cargaría duramente contra China en su discurso en la Asamblea General de la ONU y cumplió con su palabra. El presidente de Estados Unidos sólo dedicó escasos siete minutos a dirigirse al principal foro multilateral, y los centró casi totalmente en atacar a Beijing por “infectar a todo el mundo” de coronavirus y exigir que se haga justicia. “La ONU tiene que hacer que China rinda cuentas por sus actos”, soltó.

Las rencillas entre Washington y Beijing vienen de lejos, y el coronavirus colocó la tensión a nivel de ebullición. Trump soltó todo lo que arrastra desde hace tiempo contra el gobierno chino y la gestión que hizo de la pandemia, acusándolo de haber ocultado o mentir sobre información del virus –culpa compartida con la OMS-; críticas que llegaron el mismo día que EE. UU. superaba la cifra de 200 mil muertos por coronavirus y el Capitolio despertaba con 200 mil banderitas clavadas en su explanada de césped, una por fallecido.

La Asamblea General de la ONU y su distopia pandémica, obligando a que todos los discursos fueran grabados de antemano, no supuso, sin embargo, que las declaraciones de los mandatarios fueran un diálogo punzante, una pelea retórica en el cuadrilátero de la sede de las Naciones Unidas.

El presidente chino, Xi Jinping, que ya sabía por dónde iban a ir los tiros, denunció la “politización” y la “estigmatización” de la pandemia, dos posiciones lideradas por Trump que “deben ser rechazadas”.

Antes de la emisión del discurso de Xi, el embajador chino en la ONU acusó implícitamente a Estados Unidos de propagar el “virus político” de acusaciones “sin base” contra su país.

No fue la única discrepancia e intercambio de golpes diplomáticos. Trump sacó a la palestra el tema medioambiental, quejándose de que la comunidad internacional “ataca el historial medioambiental excepcional de EE. UU.”, a pesar de haber sido él el que sacó a EE. UU. de los Acuerdos del Clima de París, “ignorando la polución rampante china” que inunda de plásticos los mares y de gases de efecto invernadero la atmósfera. “Sólo quieren castigarnos”, se quejó.

En la otra esquina del ring, el presidente chino hizo la apuesta totalmente contraria, promoviendo una “revolución verde” que deje de “ignorar” las señales que está mandando la naturaleza a través del cambio climático de la necesidad de “remodelar” el tejido mundial hacia un desarrollo verde.

La pelea entre EE. UU. y China es opuesta a lo que se esperaría hace unos años. Mientras Washington apuesta por el aislacionismo y el “America First” de Trump, Beijing apuesta más por el multilateralismo. “Pongan a su país primero”, recomendó Trump a sus homólogos. “El mundo no volverá nunca más al aislacionismo”, respondió Xi.

Dos polos antagónicos que hacen que el planeta, de facto, esté viviendo en una subyacente nueva versión de la Guerra Fría, algo que el secretario General de la ONU, el portugués António Guterres, hace días que pide que se evite de cualquier forma posible.

Xi salió al paso de la preocupación, al asegurar que “no tiene intención de luchar en una guerra fría o caliente con ningún país”.

La pelea está en el centro de la geopolítica mundial ahora, una pugna que permanece en la mente de todos los líderes que, en su mayoría, centraron sus discursos en hacer frente a la crisis de salud que enfrenta el mundo.

En ese sentido, hasta el presidente francés, Emmanuel Macron, pidió que “el mundo no se reduzca a la rivalidad entre Estados Unidos y China”, un “nuevo orden” mundial que apueste al multilateralismo.

Ese sería el deseo de Guterres, muy crítico de los populismos y nacionalismos que han “fracasado” y “muchas veces han llevado a un empeoramiento palpable” de la situación, que además se aíslan de la cooperación internacional para solucionar crisis como el coronavirus. El diplomático portugués incluso acuñó un nuevo término, “vacunacionalismo”, para criticar las posturas de varios países de buscar una cura al Covid-19 sólo para su territorio, sin pensar en la comunidad global, algo que consideró “injusto y contraproducente”.

En ese sentido, y de forma sutil y poco habitual, Guterres dejó caer un mensaje que no había otra forma de interpretarlo como uno a la población de EE. UU., en clave puramente electoral y con miras al mes de noviembre.

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario