Conecta con nosotros
Periodico Correo

Publicado

En

 

Nayeli García

Irapuato.- Las campanas de la Parroquia De Esquipulas Arandas sonaron en señal de luto y duelo por una violencia que no sólo ha golpeado el corazón de los irapuatenses, por la masacre de 26 jóvenes que perdieron la vida en su camino por recuperarla y que es el reflejo de una violencia que pareciera no tener final en todo un estado y el país.

“Ellos luchaban por sus vidas y otros se las arrebataron”, comentan algunos de los vecinos, cuya voz se quiebra al recodar que entre 13 a 15 de los jóvenes asesinados en el anexo ‘El camino a mi recuperación’, fueron parte de su comunidad, a quienes vieron crecer, ir al catecismo, desviarse del camino y buscar un nuevo rumbo para sus vidas.

Un día después de la masacare, en la comunidad de Arandas se respira la tristeza, el miedo, la indignación, el coraje y la añoranza por una paz y tranquilidad que no están seguros de volver a vivir, pues lo que pasó fue difícil para los que vivieron en carne propia, para los que lo escucharon y para los que lloran la muerte de un familiar, que los deja sin palabras.

“El mensaje que queremos dar es que queremos paz, si las autoridades no pueden que dejen el cargo, si las autoridades no pueden, se vale, es de valientes aceptarlo, porque no puede haber tanto dolor, no puede haber tanta inseguridad, tanta incertidumbre, no puede haber”, comentó ‘Doña Ana’ en medio de las lágrimas y una voz quebrada.

Ella pidió que las campanas de la Parroquia y de las 22 comunidades que comprende fueran sonadas en señal de duelo, pues recuerda que los jóvenes del anexo tomaban el catecismo en esa Parroquia, y aunque ninguno de sus familiares estaba en ese lugar, es un hecho que a todos duele y tiene en shock.

“Estaban esperando una mejor vida, una mejor posibilidad de vivir, tanto de sus padres como de ellos, es muy fuerte, y se siente mucho dolor, eran aledaños a la parroquia, eran de comunidades (…) no tengo ni palabras porque fue un acto muy cobarde, no tengo palabras para descifrar, hay personas que quedaron con vida y están en shock, si nosotros que estuvimos lejos, estamos en shock, ellos que lo vivieron, es algo muy triste”, dijo.

Recordó a Don Erasmo, encargado del anexo y quien también fue asesinado en el atentado, y quien consideró era un hombre bueno que no se metía con nadie y sólo buscaba ayudar a los jóvenes; y esa imagen la tienen varios vecinos de la comunidad, como vecinos del anexo.

El anexo fue abierto hace dos años en esa casa, en donde estiman vivían más de 40 personas, entre hombres y mujeres, quiénes no salían para nada, sólo se escuchaban sus cantos, sus pláticas y personas de la parroquia iban a darles pláticas para su recuperación; incluso junto a ellos por más de un año estuvo un cuartel militar, por lo que se sentían seguros.

Aunque autoridades municipales han señalado que el anexo operaba de manera irregular contaba con el código que la Secretaría de Seguridad Ciudadana colocó para la vigilancia de estos espacios, rondines que los vecinos aseguran nunca haber visto.

“¿Apoco hay seguridad aquí? Porque ya ni en su casa está seguro, de qué sirve tener la policía mejor pagada, les sirve solamente para estar luciendo las camionetas a costillas de uno, es para lo que sirve, nada más, para que para otra cosa, no sirve, el alcalde solo sirve para hacer carreteras para hacer puentes, para hacer obra pública, es para lo único que sirve, no más para eso sirve”, comentaron vecinos del lugar, quiénes también perdieron a familiares en el atentados.

Ellos, no pudieron hablar de sus fallecidos, pero sus ojos reflejaron el dolor y la impotencia de un hecho tan brutal, que acabo con la vida, incluso de niños, pues compartieron que en el anexo había un niño de 13 años, quién también perdió la vida y de las mujeres que estaban en el anexo, dijeron no saber qué había pasado con ellas.

La tristeza de la familia está acompañada de rabia y resentimiento contra las autoridades, en donde pidieron al alcalde renunciar.

“Para él no pasa nada, para él son delincuentes, para ellos son drogadictos, para él no son personas, para él son hechos aislados”, reprocharon.

Este hecho, dijeron es lamentable para todos, no sólo para la comunidad, sino para todos, pero saben que el día de mañana, la gente se va a olvidar los jóvenes asesinados en el anexo, porque así es la vida y porque la violencia es de todos los días, una violencia que incluso dicen ver normal, pues en Arandas es común saber de robos, de balazos, de drogadicción y de muerte.

“A nosotros nos tocó lamentable estar aquí y escuchar todo lo que pasó y pues la verdad que uno no sale en ese momento uno y ya hasta después salimos a asomarnos, pero ya no había nadie, estaba sola la calle”, comentaron vecinos de la zona.

Compartieron que hablar de 100 disparos es poco, pues su casa siendo techada de lámina sólo retumbaba y sólo les quedó esconderse durante los más de cinco minutos en que ocurrió todo, pues aseguran que se escuchó primero una ráfaga, se calmaron unos minutos y después comenzaron otra vez los disparos.

Pero para otras familias, sólo quieren y esperan la paz: “Mi hijo solamente buscaba una nueva oportunidad y creo que todos en alguna etapa de nuestra vida, en nuestro pasado pensamos en buscar salir adelante y ellos lo hacían, pero les quitaron la vida”.

El sacerdote Israel Evaristo Rosales compartió que las familias de los fallecidos están pasando por un dolor terrible, y pese a los tiempos difíciles se debe dejar la venganza de lado y buscar una expresión de Dios, que por parte de la Iglesia se les va a dar en medio de una situación que ya no sólo la muerte la representa el Covid, sino que se tienen diferentes signos de muerte e la sociedad.

“Este hecho no solo cimbra al municipio, sino que cimbra a todo el país, hemos visto que actualmente los anexos han sido centros de ataque y el número nos conmueve y nos duele, y ¿cuál es el sentir?, ustedes lo han percibido, un ambiente de tristeza, de mucho dolor y de mucho pesar también”, compartió, mientras doblaban las campañas en memoria de 26 víctimas más de la violencia y la guerra entre grupos delincuenciales.

Te podría interesar:

Revisarán que anexos en el estado cumplan normatividad o deberán cerrar

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Irapuato

Esta semana, Irapuato superó los tres mil contagios, llegando a los tres mil 63 casos positivos de Covid-19 y un acumulado de 162 personas fallecidas por esta enfermedad

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Las múltas por no acatar las medidas rondan los mil pesos. Foto: Eduardo Ortega

Redacción

Irapuato.- El trabajo comunitario será una nueva sanción a aplicar por parte del Gobierno Municipal para todas aquellas personas que se sigan negando a hacer uso del cubrebocas, advirtió el alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez, quien señaló que no es momento de relajar las medidas de prevención sanitarias.

Esta semana, Irapuato superó los tres mil contagios, llegando a los tres mil 63 casos positivos de Covid-19 y un acumulado de 162 personas fallecidas por esta enfermedad.

Pese a que el estado está en semáforo naranja, el alcalde señaló que se no se puede bajar la guardia en el Municipio, ni relajar las medidas de contención, pues de lo contrario todo el trabajo que se ha hecho en los últimos meses será en vano.

“Vamos a seguir multando a quienes no lo utilicen (cubrebocas) a través de trabajo comunitario o a través de multas, es decir no podemos bajar la guardia, tenemos que incrementar las medidas de protección de higiene”, dijo.

Comentó que hasta el momento se tienen 138 personas detenidas por no usar cubre bocas, pero todavía no se ha implementado el trabajo comunitario, pues todos pagaron la multa de los mil 042 pesos.

Continuar Leyendo

Irapuato

Se estima que aún podrían caer lluvias que generen afectación en la ciudadanía, principalmente en zonas rurales y colonias cercanas a cuerpos de agua

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: Eduardo Ortega

Nancy Venegas

Irapuato.- Colonias como Los Hoyos y Quinta San Joaquín, además del arroyo Santa Rita, están considerados como puntos de riesgo por precipitaciones pluviales. Elementos de Protección Civil monitorean las zonas, igual que los cárcamos de Japami, para evitar que el agua se anegue.

“Conforme al atlas de riesgos tenemos las colonias Los Hoyos, Quinta San Joaquín, emitimos las alertas tempranas a través del área de comunicación social para advertirles qué carga de agua que nos va a caer y decirle las medidas de seguridad, sin embargo a los puntos de riesgos enviamos inmediatamente las unidades a monitorear igual que a los cárcamos de Japami que son los que ayudan a sacar el agua”, informó el encargado de despacho de la Dirección de Protección Civil, Israel Martínez Negrete.

Ante el pronóstico de que continuarán las lluvias en el Municipio, señaló que se mantiene el monitoreo, también las comunidades rurales, sobre todo en las áreas cercanas a cuerpos de agua.

“Están en un buen estado, la captación de las presas está al 60%. Obviamente va a seguir lloviendo, vamos a estar checando el nivel máximo ordinario… Tenemos el arroyo Santa Rita, que es el arroyo donde hemos tenido problemas en años anteriores, sin embargo con las acciones indicadas por el alcalde, podemos decir que está en buen estado, tenemos que seguir viendo los bordos porque los ciudadanos hacen los ascensos, bajada, subidas de vehículos caminos entonces llegan a desgastarlos, tenemos que ver ese problema y darle solución”.

Invitó a la población o no desechar residuos en la vía pública ni en los cuerpos de agua, pues ello obstaculiza el paso de agua.

Continuar Leyendo

Irapuato

Tras la manifestación de los habitantes de la comunidad Aldama el Municipio informó que el proyecto es de una empresa privada, no del sector público o del municipio

Periodico Correo

Publicado

En

Por

Edición
Foto: Eduardo Ortega

Redacción

Irapuato.- A través de un comunicado el Gobierno Municipal aclaró que en relación al sitio de disposición final de residuos de manejo especial que se pretende construir en el Rancho Varal, ubicado a 2 kilómetros de la Comunidad de Aldama, este proyecto es de una empresa privada, no del sector público o del municipio.

Asimismo, mencionaron que las autorizaciones ambientales de este tipo de proyectos necesariamente deben provenir de la federación, el estado y el municipio.

Se requiere por ejemplo permiso de Impacto Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial del Estado y cumplir con normas oficiales mexicanas impuestas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, (SEMARNAT).

“A esta fecha, la empresa no ha iniciado operaciones. El Gobierno Municipal es respetuoso de todas las manifestaciones de la ciudadanía que se realicen sin afectar a terceros”, apunta en comunicado.

El municipio reiteró estar abierto y dispuesto a dar a conocer a los interesados los detalles de este proyecto e insistió en que se trata de un conflicto de intereses entre particulares que debe ser dirimido ante las instancias correspondientes y en estricto apego a la Ley.

“Siempre hemos sido sensibles a los intereses de las comunidades de nuestro municipio y esta vez no será la excepción: estamos conscientes de la oposición de los pobladores de Aldama al proyecto y seremos promotores del diálogo entre la comunidad, la empresa promotora y las autoridades que intervienen en el proceso, hasta que sus inquietudes sean escuchadas y atendidas”, agrega.

“Para el Ayuntamiento de Irapuato la comunidad de Aldama y sus intereses, son nuestra prioridad”.

Lee también:

Alzan la voz en Aldama; rechazan el relleno sanitario

Continuar Leyendo

Publicidad

Portada Impresa

Cartón

Publicidad

Publicidad

Marcador

Salud

Ciencia y Tecnología

Extravagario