Jessica de la Cruz

León.- Entre nervios, risas y un poco de miedo la profesora, Janette Ramírez, del preescolar Rafael Ramírez del municipio de León, fue la primera docente en recibir la vacuna AntiCOVID,  biológico que se aplicará a partir de hoy hasta el próximo viernes en cuatro sedes del estado de Guanajuato.

La profesora de preescolar comentó que, entre el miedo que tenía de que le aplicaran la vacuna, porque no le gustan las inyecciones y el ver a todos los medios de comunicación, fueron muchos los nervios de la ocasión.

“Yo no quería fotos, entonces estaban los enfermeros y estaba el secretario de educación, que no se escuchaba qué decía, y pues yo estaba súper nerviosa porque le tengo miedo a la agujas y ya cuando acordé estaban todos aquí y yo dije: ¿qué pasó?, ¿qué onda? Y fue cuando se acercaron y me dijeron que yo iba a ser la primera”, dijo la maestra.

También lee: Ya van 13 mil dosis antiCOVID aplicadas a maestros de Guanajuato

La docente agregó que la vacuna brinda más protección y seguridad no solo a ella, sino a todos, ya que no va a contagiar sus seres queridos. Además dijo que tiene ganas de volver a las aulas y escuchar el ruido que hacen los niños.

“Siempre ha habido ganas, lo traigo en la sangre el ser docente, entonces siempre ha habido, aunque ahora se ha perdido y sinceramente sí extraño las aulas y el ruido de los niños,” añadió.

Pese a estar vacunados, vandalismo los aleja de regresar a las aulas

Blanca Cortés tiene 35 años como docente y 27 años en la dirección del preescolar que se encuentra en la colonia León II, comentó que lo que se quiere es regresar a las aulas y con la aplicación de la vacuna garantiza una protección no solo para los alumnos, también para los padres de familia, porque la tuvieron difícil con el tema de la distancia. 

En el caso del jardín de niños donde labora no podrá ser parte de las escuelas piloto, porque no cuenta con personal de intendencia desde hace dos años, los propios maestros se dedican a hacer esta labor, además fueron víctimas de robo y no cuentan con servicio de agua desde el pasado mes de marzo. 

Mauricio Carlos Baltazar profesor de quinto año de primaria de la escuela 18 de Marzo de la comunidad Santa Rosa Plan de Ayala externó, que la situación para ellos se volvió muy difícil porque la mayoría de los alumnos no cuentan con las herramientas tecnológicas necesarias, tampoco dinero para contratar un servicio de internet y pese a cualquier condición salieron adelante. 

El profesor añadió que aunque optó por otras alternativas de impartir clases no se pudo, porque las autoridades les indicaron que todo tenía que ser a distancia. 

Con el regreso a clases es volver un poco a la normalidad, tanto los niños como los profesores y todo el personal que labora en una institución necesitan socializar. Sin embargo esta escuela no entra en el programa piloto porque no cuenta con las condiciones necesarias, luego de que la robaron hace uno meses e incluso hay agentes de la Guardia Nacional resguardando.

LC