Juana Adriana Rocha

Guanajuato.- Una aventura que vivió sola y fuera de casa, ha sido la carrera siempre en ascenso de Elisa Carrillo Cabrera. La bailarina nació en 1981 en Texcoco, Estado de México.

Desde pequeña sabía que le gustaba expresarse a través del cuerpo, y fue así como descubrió su talento para la danza, y pasó a la historia como la primera mexicana ‘prima ballerina’ de Staatsballett, la mejor compañía de Alemania, de Europa y del mundo.  

Trayectoria

A los nueve años, Elisa ingresó a la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del INBA. A los 16 años obtuvo una beca para The English National Ballet School, en Londres, donde continuó su formación entre 1997 y 1999.

Al graduarse la convocó el director artístico del Stuttgart Ballet de Berlín, donde pasó de practicante a solista. Fue en 2007 se integró al Staatsballet.

Su papel en ‘Blanca Nieves’ le valió el honor más alto en la agrupación, que ostenta desde 2011. Además de crecer en el escenario, Elisa también se tituló como maestra de ballet en el Ministerio de Cultura de la República Federal de Alemania.  

El poder de la cultura

Elisa Carrillo siempre se ha preocupado por difundir la cultura más allá del ballet. Fue nombrada Embajadora de la Cultura de México, seleccionada como integrante del Consejo de Diplomacia Cultural de México, recibió la medalla de oro al Mérito de Bellas Artes, la medalla al Mérito en Artes que otorga la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y una medalla más durante el Festival Internacional de la Cultura Maya.

La revista Forbes la incluyó este año en su lista de las 100 mujeres más poderosas de nuestro país. Al respecto, confesó a ‘El informador’: “lo que yo estoy haciendo es danza y cultura y esto es algo de lo que reconocen, por eso me parece maravilloso, ya que las artes las debemos usar como una herramienta muy importante en la sociedad. Para mí es un honor estar con tantas mujeres admirables”.

Carrillo ve este logro como un paso más en la lucha por la equidad, y para que otras niñas y mujeres sepan que “pueden brillar y que pueden romper fronteras, eso también me da mucha responsabilidad y lo tomo con mucho con seriedad, porque si hay generaciones jóvenes que te ven, tienes que tratar de hacerlo mejor para ser un buen ejemplo”.  

OPINA: “Me gusta mucho el cine, que tanto nos ha acompañado durante la pandemia, todo lo que sea expresión: literatura, teatro, me gusta compartir mis emociones. Aunque una vez hubiera gustado ser bióloga, la verdad es que todo lo que tiene que ver con la naturaleza también me interesa”.

Danzatlán

Este 2021 se llevó a cabo en formato híbrido la cuarta edición del ‘Danzatlán’, el festival de danza que impulsa Elisa Carrillo. La bailarina ha dedicado los últimos años a este proyecto.

Año con año pone una pausa en su estancia en Alemania para visitar México y meterse de lleno en la organización. En ‘Danzatlán’ participan compañías de todo el mundo, se imparten charlas, conferencias y talleres.

Pero esta no es la única manera en que apoya la danza. Carrillo también fundó la asociación civil que lleva su nombre, y que entre otras cosas otorga becas a niños que aspiren a convertirse en estrellas del ballet, la música y el arte.

“El arte nutre el espíritu y me gusta apoyar a las nuevas generaciones a que triunfen. Poco a poco esos jóvenes ya están estudiando, trabajando y bailando en escenarios de todo el mundo”, reveló en entrevista con ‘Gentleman MX’.

 MULTIGALARDONADA

Entre otros premios, en 2019 recibió el Benois de la Danza, por su papel protagónico en la obra ‘Romeo y Julieta’, estrenada en mayo de 2018. Se trata del más prestigioso galardón de la danza en el mundo.

dm