Redacción

León.- Después de medio año, los organizadores de la Feria de León decidieron realizarla. La expectativa era grande, sin embargo, los primeros días, las instalaciones lucían desoladas.

Las ventas reportaron cifras bajas el primer fin de semana y los comerciantes intentan recuperarse económicamente; aunque unos lo hacen de manera muy drástica.

Es el caso de unos vendedores en un bar de la Feria, que ofrecían en su menú un plato de carnes frías en 250 pesos; unos comensales decidieron pedirlo pero se llevaron una sorpresa.

Tenía queso amarillo de hamburguesa, cuatro aceitunas verdes, tres bolas de queso crema, salchicha, queso panela y unos cuantos pedazos de jamón.

En redes sociales se hizo viral la imagen subida por unos usuarios que tomaron esto como una burla.

dm