Opinión Yerbamala

El rastro de la muerte

1.- El rastro de la muerte

Daniel Díaz Martínez

Luego de la gripe española hace un siglo, al no haberse cuantificado la totalidad de muertes por carecerse de registros fiables, muchos países adoptaron un método de cálculo empleado en la Guerra Civil estadounidense, contrastar actas de defunción disponibles entre los años previos y el año sujeto a evaluación, así, se daban cuenta que los excedentes, muy altos, representaban la anormalidad en los decesos. Este ejercicio lo desarrolló Correo y ha encontrado en Guanajuato el rastro horrible de la muerte en el primer año de la COVID-19.

El hallazgo, producto del contraste del total de actas de defunción expedidas en el estado de Guanajuato, entre los años 2016 y 2020, ofrecen la profundidad del daño por la pandemia que nos asola. No sólo eso, también ofrece la oportunidad de incorporar una revisión a los efectos de la violencia desmedida en 5 años. Entre los muertos registrados en 2020, 51 mil 908 y los de 2019, 34 mil 759, hay una pérdida de 17 mil 149 vidas más a las que “normalmente” se dan cada año, inclusive ya con el dato de homicidios dolosos integrado y normalizado. Es decir, al desagregarse las muertes oficiales por COVID-19, al 31 de diciembre, de 2020, 5 mil 685, y un aumento de mil muertes más por homicidios dolosos que se registraron en 2019, habría poco más de 10 mil muertes adicionales e inexplicadas, a menos que se entre a los detalles. Las autoridades estatales tienen los datos, son oficiales, en su registro civil.

Daniel Díaz Martínez, secretario de Salud estatal, tiene la oportunidad de ofrecer a la sociedad la profundidad de la tragedia para ampliar la perspectiva de quienes aún desdeñan la enfermedad, no minimizarlo como ha hecho Hugo López-Gatell. Hay 16 mil vidas perdidas y las que faltan, entre la indisciplina social y la carencia de una política pública que obligue a la protección de la vida por encima de otros intereses, en el estado que se precia de garantizar ese derecho desde la concepción.

2.- El nuevo orden

Joe Biden

El arribo de Joe Biden, este miércoles a la Casa Blanca, ofrece un vuelco a la política interna y externa de la potencia principal de América y el mundo. El despliegue de 30 mil efectivos en Washington para garantizar, junto a las medidas más fuertes de seguridad, la transición pacífica del poder del republicano Donald Trump al demócrata de Delaware, muestran los efectos de las acciones del expresidente que provocaron la división enconada de sus compatriotas y la ruptura de la institucionalidad, a partir de su desapego al derecho y la democracia.

Biden comenzará a atacar las prioridades de su población, como el freno de la pandemia, logrando en el menor tiempo posible la vacunación de su gente; atendiendo la economía local con más incentivos a las personas y a las empresas, destacando, por ejemplo, medidas como la imposibilidad de que se ejecuten desalojos de familias por no poder pagar la renta. Fortalecer a la sociedad no a los proyectos del gobierno, es la clave. México, tema obligado en su agenda, pero no el primero, irá tocándose con tiento.

3.- Opinión elocuente, la ciudadana

Juan José Álvarez Brunel

Los datos sobre la “percepción de inseguridad” entregados por Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Historia (INEGI) sumados por la Encuesta Nacional de Seguridad Pública, se convierten en instrumento muy valioso para la autoridad porque supera el orden de la denuncia.

De acuerdo con el modelaje, en el último trimestre de 2020, en León, 84 de cada 100 consideró que “la ciudad en donde vive, no es segura”, un incremento marginal del 1.7 por ciento respecto a septiembre del mismo año, cuando la medición indicaba que 82.3 por ciento de los leoneses se sentían inseguros; resulta preciso revelar que La Zapatera se ubica en el lugar 14 nacional en el rubro.

Por su lado, Guanajuato Capital salió de la percepción del 80.1 para encontrarse en 75.8 por ciento, referente que le ayuda para la promoción de sus actividades económicas y turísticas. El secretario de Turismo, Juan José Álvarez Brunel, previno que, con los efectos de la pandemia, y de la inseguridad -se agrega-, revelados por las estadísticas: “nos pone en una situación precaria en términos del desarrollo turístico” y la actividad económica.  León debe de mejorar, le apuesta al turismo exigente de los negocios.

De la Valija. Un legislador ¿hiperquinético?

Pareciera que Ernesto Prieto Gallardo trajera un imán para atraer todo tipo de problemas. Es la primera impresión, pero no, pues viéndolo bien está en los conflictos como resultado de sus acciones, producto de sus excesos o jugar en política al filo de la navaja en Morena. La última del diputado, difundió imágenes de una menor de edad en un acto político de entrega de apoyos sociales sin contar con la autorización de los padres, debido a ello el Tribunal Estatal Electoral de Guanajuato determinó aplicar un procedimiento especial sancionador; confirmado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, amén de dar vista a otras instancias.

Sólo para recordar el pasado inmediato del funcionario. El pasado 25 de diciembre se desveló por el Observatorio Legislativo Ciudadano que Prieto Gallardo es el diputado con más inasistencias (38) y sólo justificó 29. También en diciembre de 2020, la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, suspendió por seis meses sus derechos partidarios por usurpar funciones de la presidenta del partido rojo marrón. Está pendiente la denuncia de Beatriz Hernández por violencia política.

Vicente de Jesús Esqueda Méndez

Después de un mes de la toma de protesta en el Congreso Local, precisamente cuando diversos organismos de la sociedad civil querían saber de qué está hecho el nuevo ombudsman, este emergió enarbolando la bandera de la diversidad sexual, lo que puede concebirse como inesperado, pues política e ideológicamente se formó en las filas del partido conservador albiazul que ostenta el poder estatal.

Vicente de Jesús Esqueda Méndez, procurador de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, descubrió la ocasión y escenario, y se presentó para denunciar que las personas integrantes de la Comunidad LGBTI+ están en una condición de “alta vulnerabilidad” pues las autoridades constantemente trastocan sus derechos, incluidos los políticos-electorales; el mensaje entregado, falta ejercicio del cargo.

La especie de emergencia del exmagistrado administrativo, suscitó en el evento “Derechos Civiles y Políticos de Personas de la Comunidad LGBTI+”, sembrado por el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato, donde dejó en claro que lo más significativo en ese encuentro, y el momento electoral, es “visibilizar la realidad” de las personas que se asumen de la diversidad sexual y que exigen sus derechos. Se espera la continuidad del tema por Esqueda Méndez con denuncias y recomendaciones al poder público.

Otras noticias