“Yo sé que en redes se pueden decir muchísimas cosas, pero también lo primero que se debe de hacer es acudir ante las autoridades y denunciar y, en el caso de que haya algo que realmente implique alguna sanción, voy a ser la primera que apoye a quien denuncia para que se llegue a las últimas situaciones. Yo no voy a ser tapadera de absolutamente nadie y como no tengo tiempo de la investigación y no tengo elementos porque solamente son dichos en redes, invitaría a que se denuncie y que se denuncie ante autoridades competentes y lo que he decidido para dar la oportunidad de ello es que se queda Crescencio como titular”.

Alejandra Gutiérrez

En territorio comanche, junto al Arco de la Calzada en León, las senadoras de Morena por Guanajuato, Martha Lucía Micher Camarena y Antares Vázquez Alatorre dieron su informe de labores bien cobijadas por buena parte de su bancada y, lo más interesante, que permitió ver por sobre todas las cosas, juntos a integrantes de las tribus morenistas en Guanajuato.

Pero no solo eso. Algunas otras presencias comienzan a perfilar las sumas que acumula el morenismo en la legión de antipanistas del estado.

Malú Micher y Antares Vázquez lograron un respetable poder de convocatoria que incluyó a su coordinador Ricardo Monreal Ávila -convertido hoy en el rebelde de la 4T- apuntadísimo para la sucesión presidencial en el 2024, dispuesto a ser piedra en el zapato para los favoritos del presidente, pero no a los extremos de la ruptura

Ahí, en las primeras filas estaban el siempre discreto superdelegado Mauricio Hernández Núñez junto al coordinador de la bancada morenista Ernesto Millán. A unos asientos, la diputada Hades Aguilar y el mentor político del superdelegado, el senador Gabriel García que era responsable de los programas del Bienestar.

Muy cerca de ahí, Ernesto Prieto que era aliado de “los de la letra B” (como conocen a los afines a Hernández Núñez), pero que ya rompieron. En parte, por eso. El dirigente morenista no tuvo piedad para embestir contra su coordinador en el pleno, que por cierto ayer fue defendido por Alma Alcaraz.

La diputada dijo que la mayoría de la bancada está con su coordinador y que no es necesario tener presidencias de comisiones para ser contrapeso del PAN y que lo importante es estar ahí y no faltar a las sesiones.

Prieto -por cierto- pertenece a la corriente afín al senador Monreal que tiene como activo al excandidato a la gubernatura Ricardo García Oseguera, padrino político del alcalde de Silao que hoy toma posesión, Carlos García Villaseñor.

¿Por qué rompieron en Guanajuato este bloque con los del Bienestar? Vaya usted a saber, pero así están las cosas actualmente.

De cualquier manera, ninguna de estas corrientes simpatiza con el procurador Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield que sigue apuntado para la gubernatura en 2024, pero hay otros que exigen derecho de antigüedad o de militancia.

Es el caso de Mauricio Hernández, de bajo perfil mediático, pero con activos importantes en puestos claves del morenismo en Guanajuato como la coordinación legislativa.

Y por supuesto, del lado de los Prieto, hoy la apuesta es a que el papá de Ernesto o su hermano César sea el abanderado.

Ahí están las tribus morenistas con todo y sus contradicciones, porque a pesar de ellas han crecido en el estado.

Si desde hace varios años, con una presencia marginal en el Congreso local y en las alcaldías, Morena ya había exhibido su talante conflictivo con el pleito entre Alma Alcaraz y Ernesto Prieto.

Hoy, con el crecimiento en triunfos electorales, Morena también ha crecido en pugnas que se evidencian apenas tomaron posesión los nuevos diputados locales.

De cualquier manera, Morena sigue siendo opción y vitrina para quienes en sus partidos de origen no encontraron la posibilidad de mostrar su antipanismo.

Es el caso del excoordinador de la campaña de Sheffield y exsíndico del cabildo de Bárbara Botello, Eugenio Martínez quien hasta tuiteó echándole porras a Martha Lucía Micher. Para arquear las cejas.

O el de José Pedroza, quien trabajó con Marcelino Trejo y ahora es asesor de la diputada Aguilar o la del propio Trejo que se distanció de Sheffield, pero no de Morena.

Ningún alcalde o alcaldesa en Guanajuato querría estar en los zapatos de Claudia Silva Campos, la experredista que renunció a su anterior partido en diciembre de 2020 y que en este año fue designada como candidata panista y ganó Acámbaro para arrebatárselo a Morena.

La seguridad en este municipio durante el trienio de Alejandro Tirado fue un calvario. En 2019 cambiaron cuatro veces de director de Policía. En dos ocasiones porque fueron asesinados los titulares, en otra ocasión por antecedentes penales del mismo y en una más por protestas de policías.

Ayer detuvieron a un exmando policiaco de esta localidad que será gobernada por una panista. Vaya paquete para Silva Campos en uno de los municipios en donde más lejos está de llegar la pacificación al estado.

10 DE OCTUBRE: EL DÍA DE LAS ILUSIONES Y COMERSE LA LUMBRE A PUÑOS

“Voy a ser el empleado de la gente y no necesariamente de los turistas o de los que vienen de fuera. Unidos, todos, San Miguel de Allende es invencible”, pregonaba hace tres años Luis Alberto Villarreal, al tomar posesión en su segundo período como presidente municipal después de hacerlo a principios de siglo

“Hoy frente a mis compañeros síndicos y regidores, refrendo mi compromiso de trabajar cada día junto con ustedes para dar respuestas a las necesidades y retos para devolver la paz y la tranquilidad, erradicar la corrupción y ser un gobierno de puertas abiertas cercano y sensible con los ciudadanos”, aseguraba Beatriz Hernández Cruz, quien había ganado las elecciones por Morena en Salamanca.

“Uno de los principales motores que me impulsó a la búsqueda de la presidencia municipal fue que Silao sea una ciudad de vanguardia (…) a mí mis padres me enseñaron que un hombre debe trabajar para ser útil a todos los demás. A hablar de frente. Pero jamás a engañar a la gente. Me enseñaron a cumplir y a compartir”, decía por su parte ese mismo día Antonio Trejo Valdepeña.

“No vengo a disfrutar las mieles del poder” decía Ricardo Ortiz en Irapuato hace seis años.

“No daré cabida a la corrupción”, expuso Juan Antonio García López en Pénjamo, ciudad que fue gobernada por el PRI y este trienio volvió a manos del PAN.

“No haremos nada a espaldas de la ciudadanía”, exclamó, mientras tanto, el panista Héctor López Santillana.

“No se va a tolerar ningún acto de corrupción, ni ningún despilfarro”, dijo en su discurso Antonio Arredondo, en Salamanca en 2015.

Frases y palabras para las portadas y para esparcir esperanza. ¿Y qué fue de todas esas frases de hace tres años?

Luis Alberto Villarreal entrega el poder, tras haber perdido contra su acérrimo rival, Mauricio Trejo Pureco. Pero no solo eso, lo hace cuestionado tras una recomendación de la Procuraduría Estatal de los Derechos Humanos que, no sin soberbia, dejó que cumpliera el interino.

Beatriz Hernández en Salamanca terminó confrontada con Morena y derrotada en las urnas por este mismo partido cuando quiso refugiarse en el PT.

Trejo Valdepeña le entrega el poder a Morena en Silao tras un trienio en el que la inseguridad fue la marca de la casa en este municipio.

En León y en Irapuato, Héctor López y Ricardo Ortiz entregan la estafeta a mujeres con resultados discutibles, aunque las urnas digan lo contrario.

ALEJANDRA GUTIÉRREZ Y LOS RESBALONES OPORTUNOS

No es un asunto anecdótico porque es bochornoso para cualquier gobernante que presume haber revisado decenas de currículums para cada cargo, tenga la necesidad de tumbar al titular de un área, menos de 24 horas después de haberlo nombrado. Y más cuando es la publicación de una versión en redes sociales la que detona una decisión.

La -a partir de hoy- alcaldesa de León, Alejandra Gutiérrez Campos tuvo que dar marcha atrás al nombramiento de Martín Pedroza a quien había anunciado el viernes como director de Protección Civil

Un tuit del usuario Adolfo Enríquez Vanderkam, hermano de Mayra quien falleció hace unos años, advertía que el recién nombrado funcionario tenía una empresa que tramitaba vistos buenos para negocios y que ello podría ponerlo en situación de conflicto de interés en su calidad de funcionario público.

La alcaldesa dijo en la rueda de prensa del viernes que ese cuestionamiento provocó que optara por dejar a Crescencio Sánchez en lugar de Pedroza. El problema es que también sobre Sánchez Abundiz se generaron rumores de presuntos actos irregulares a partir de la difusión de supuestos chats del funcionario con propietarios de empresas, supuestamente cobrando servicios que son públicos.

Gutiérrez Campos verificó que Contraloría Municipal no tuviera ninguna investigación en contra de Sánchez Abundiz y de esta manera ratificarlo en el cargo.

Del mismo modo, las dudas sobre el funcionario que había anunciado el jueves, reforzaron su decisión.

Y el problema es justo ese. Que son versiones en redes, rumores, los que provocaron la no ratificación. ¿Qué tan exhaustiva habrá sido la revisión de los currículums de los aspirantes al gabinete que no pudieron conocer ese dato, que no es tampoco nada del otro mundo?

El punto está en los controles internos porque se trata de un funcionario menor.

Gutiérrez Campos ha apostado por un equipo en el que cinco de los 17 titulares “vienen” de abajo en la misma dependencia que ahora dirigirán. Se trata de ascensos para quienes han trabajado ahí.

Dos ratificaciones, cinco ascensos de funcionarios que ya estaban en las dependencias que ahora encabezarán, un regreso, dos exfuncionarios estatales y dos mujeres provenientes de otros estados destacan en el gabinete anunciado este viernes por la alcaldesa electa Alejandra Gutiérrez Campos.

A dos días de su toma de posesión, la próxima alcaldesa dio a conocer su gabinete que integra 17 personas, siete de las cuales son mujeres y los 10 restantes, hombres.

Y como suele pasar, a alguno gustará y a otros no. Está claro que no hay una fórmula para el éxito en una presidencia municipal. Hoy todos empiezan con el costal lleno de ilusiones.