Agencias

Nueva York.- El 8 de diciembre de 1980, las puertas de hierro forjado del edificio Dakota frente al Central Park pasaron a la historia como el lugar donde le dispararon a John Lennon. El asesino, detenido en el lugar del crimen, se llama Mark Chapman de 25 años, dijo no haber podido resistir a las “voces” que lo impulsaron a matarlo.

Lennon nació en Liverpool, Reino Unido, pero durante su estancia en la Gran Manzana proclamó a los cuatro vientos su amor por la metrópolis que consideraba su hogar, donde nació su segundo hijo, fruto de su relación con Yoko Ono, y donde sus mensajes de amor y paz se solidificaron. Décadas después de su muerte, aún se venden a elevados precios en las subastas algunas de las reliquias de John Lennon.

El piano en el que compuso ‘Imagine’ fue vendido en 2000 en Londres por 2.45 millones de euros y una de sus guitarras por más de 2 millones de dólares (1.66 millones de euros) en Estados Unidos en 2015.

AC