Enrique Pérez

Tierra Blanca.- Jesús Zarazúa Rangel, docente en la escuela General Siglo XXI del municipio de Tierra Blanca, preserva distintas lenguas indígenas al participar en el proyecto ‘Ni una lengua más extinta, ni un universo más perdido’.

Proyecto el cual permitió la traducción de distintos textos de su autoría que compartirá con hablantes de lenguas indígenas, especialmente de la lengua Otomí que prevalecen en la Región Noreste

En total fueron cinco poemas y relatos de su autoría los que fueron traducidos a las lenguas indígenas Mazateco, Zapoteca, Odam, Otomí, Maya, Mixe y Rarámuri.

Cabe hacer mención, que sus obras: Canto a la Tierra, Vereda, La cueva de la Bruja y Qué Somos, se encuentran en siete antologías poéticas, de las cuales cinco se encuentran impresas y dos más que están por imprimirse en este año. 

Es de destacar que Jesús Zarazúa Rangel, además de docente, es escritor, canta-autor, poeta, músico, dibujante, orador e impulsor de actividades académicas y culturales en diferentes municipios de la zona Noreste de Guanajuato.

“Se me invitó a participar en el proyecto en el 2020, junto con más escritores del País y desde entonces lo hago, me gusta mucho porque me lleva a conocer lenguas y saber de ellas, por ejemplo, la de Odam, yo no la había oído, pero me puse a investigar y ya se un poco más”, resaltó

Como seguimiento al proyecto en cuestión, Zarazúa Rangel, compartirá sus textos traducidos, con estudiantes hablantes de lenguas indígenas, especialmente de la lengua Otomí, que prevalece en la Región, con el firme propósito de contribuir con la preservación de las lenguas, el fortalecimiento de la interculturalidad, así como en el reconocimiento de la riqueza cultural de cada pueblo.