Redacción
Guanajuato.-
El Instituto Nacional de Antropología e Historia, revisará la intervención que se hizo en el Túnel Porfirio Díaz en Embajadoras en el que se pintó la cantera, como parte de la remodelación del mercado.

El túnel Porfirio Díaz o “El Cuajin” data de 1908 y se construyó para desahogar la creciente agua que escurría a la cañada en temporada de lluvia.

Con el tiempo, dicho túnel quedó contiguo al ahora Mercado de Embajadoras y en la última intervención y embellecimiento del centro de abastos, la cantera que lo recubre fue pintada en azul y blanco.

Al respecto, el director del Centro INAH en Guanajuato, David Jiménez Guillén, señaló que investigaría dicha intervención, ya que no se les había notificado de los trabajos realizados en este punto.

“Haremos una inspección, es lo que procede en este caso, primero para ver si es un monumento histórico y en todo caso saber quién hizo este tipo de trabajos y citarlos para que nos compartan está información”.

Afirmó que no hubo ninguna solicitud de permiso para realizar los trabajos de pintura ya que, en todo caso, se debió de haber consultado con la dependencia federal para determinar si es competencia del INAH proteger los vestigios de este túnel.

La remodelación del Mercado de Embajadoras se realizó a finales del año pasado, con recursos del programa “Mi Plaza” de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado.

Lo anterior con el fin de que dicho centro de abasto, se certifique como establecimiento saludable.


MD